Relations multilatérales

“Las oportunidades se abrieron a nuestros productos”

03/02/2021 - 21:55
News stories

Juntos por Nicaragua, Unión Europea promueve la prosperidad y contribuye con el sector productivo y exportador

“Cuando cursaba mi maestría de negocios en el Incae Business School tuve la idea de darle valor agregado al cacao que se producía en la finca familiar ‘El Vergel’, ubicada en Rivas. Yo, Gerardo Páez, tenía 30 años y mucha emoción.

Recuerdo que le compartí esa visión a mi papá, Julio Páez, y no fue necesario convencerlo, porque de inmediato me apoyó y así montamos el negocio, en 2008. 

Lo establecimos con una inversión de 500 dólares y con dos trabajadores, mi papá y yo. El primer producto que elaboramos fue el licor de cacao clásico. Y en ese año, exportamos 100 botellas a nuestro primer mercado: Francia.

Pero no crean que fue tan fácil.  Enfrenté el desafío del empaque, tuve que cumplir con todos los requisitos de etiquetado y con los trámites de exportación de mercados tan exigentes, como son los europeos.

Vitales los talleres apoyados por la UE

Ayudaron mucho las capacitaciones en temas de exportación y acceso a mercados que recibí en la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (Apen), con apoyo de la Unión Europea (UE). Eso fue vital y clave para adaptar nuestro producto a la internacionalización, porque nos permitió adecuar el etiquetado a las normas de los países donde nos interesaba colocarlos, que precisamente eran parte de la UE.

Las oportunidades se abrieron a nuestros productos. Conocimos más el mercado europeo y comenzamos a participar en ferias de alimentos y bebidas, entre estas la de Anuga, Sial y Chocoa. Así entramos a Francia, luego a países como Italia, Holanda y Suiza, pasando a exportar, hoy día, en promedio al año, dos mil botellas de licores.  Llegamos a nichos de la Unión Europea, con licor de  cacao,  bajo la marca Likao, como empresa El Vergel.  

Eso ha significado innovación, porque se ha incluido materia prima nicaragüense de primera calidad, y asociatividad con productores del Norte y del Caribe. Actualmente tenemos otras líneas como Licores Don Juan, y un modelo de negocios que conecta a la gente, a través de las bebidas, con la cultura mesoamericana, resaltando lo artesanal en un proceso libre de colorantes, espesantes y sabores artificiales.

Más crecimiento

Contamos con 10 bebidas alcohólicas, 7 licores y 3 cocteles.  Además de cuatro productos a base de cacao, como son la mezcla de chocolate caliente, fresco de cacao, nibs caramelizado con panela, y cacao en polvo. Estamos además desarrollando una línea de mermeladas a base de frutas sin azúcar; mantequillas de almendra y marañón con cacao.

También queremos innovar productos como el Vinagre de Cacao, Jugo de Cacao y Mezcla para Fresco de Cacao, que es una bebida típica nicaragüense.  Asimismo, explorar con el pinolillo, que lleva un alto porcentaje de cacao y que preparado con leche o agua es refrescante y nutritivo.

Nuestro personal ha aumentado.  Ya no somos solo dos en el negocio, sino 10 trabajadores, de los cuales cuatro permanecen en el campo.  Beneficiamos paralelamente a una red de proveedores de materia primaria, a quienes pagamos muy buenos precios.

En cuanto mercados tampoco me puedo quejar, porque tiendas de Alemania, Inglaterra y México han mostrado interés en nuestros productos.

En este año, si todo sale a como esperamos, podríamos dar un gran salto si logramos en marzo próximo, enviar el primer contenedor a México, porque eso significaría la venta externa de 30 mil botellas.  

Reconocidos en el sector

Otro logro es que ya nos reconocen en la cadena de negocios de chocolate y productos a base de cacao. Hemos ganado 12 medallas de oro, plata y bronce, entre 2017 y 2019, en competencias que ha realizado International Chocolate Awards en Centroamérica y México.

He participado, además, en eventos internacionales como el IV Congreso Mundial del Cacao que se llevó a cabo en Berlín, Alemania, en abril de 2018, y queremos continuar asistiendo a este tipo de actividades que son propios del sector.

A mis 43 años me siento satisfecho por lo logrado, pero aún hay mucho que aprender y avanzar, porque mi sueño es ser reconocidos mundialmente”.