Instrument contributing to Stability and Peace (IcSP)

Colombia: la UE seguirá prestando apoyo político y práctico al proceso de paz

16/01/2018 - 00:00
Noticias

La Unión Europea se ha comprometido a seguir prestando, junto con las Naciones Unidas, un firme apoyo al proceso de paz en Colombia recurriendo a medios políticos y diplomáticos, pero respaldando también a los defensores de los derechos humanos e invirtiendo en la reforma rural, la reinserción de los antiguos guerrilleros en la vida civil, la prevención de la delincuencia y la justicia.

©Flickr/Plasticinaa

"Construir la paz es como construir una catedral, ladrillo a ladrillo. Queremos construirla sobre bases sólidas y duraderas", en palabras de António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas.

Colombia tiene ante sí una oportunidad sin precedentes para la reconciliación, el crecimiento y el desarrollo humano. En un contexto frágil, pero esperanzador, los amigos de Colombia tienen el deber de colaborar aún más estrechamente. Y eso es lo que estamos haciendo como Unión Europea, señaló el comisario europeo de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides, en un discurso pronunciado ante los diputados al Parlamento Europeo el 16 de enero.

Tras los nuevos ataques del grupo militante ELN, Colombia se encuentra actualmente en un momento muy delicado para la paz y la reconciliación. Pero seguir apoyando el proceso de paz es esencial, señaló Stylianides. "No debemos perder de vista el contexto más amplio. Después de medio siglo de guerra, las FARC se han desarmado y transformado en un partido político. La Comisión de la Verdad ha empezado a trabajar. El número de homicidios sigue siendo demasiado elevado, pero es el más bajo en cincuenta años."

En apoyo de la paz y la reconciliación, la UE ha tomado medidas políticas y diplomáticas. "Por ejemplo, primero suspendimos y después eliminamos a las FARC de nuestra lista de organizaciones terroristas. Se trata de una decisión fundamental: mostrar a los excombatientes que, de hecho, es posible volver a empezar, si entregan sus armas y optan por la política democrática". La UE ha instado al ELN al cese inmediato de los ataques, y anima a las partes a reanudar las conversaciones sobre la prórroga del alto el fuego, que expiró el 9 de enero.

"La paz solo puede emanar de la vuelta al diálogo", ha afirmado el comisario.

 

La UE siempre ha apoyado el proceso de paz. Eamon Gilmore, enviado especial para el proceso de paz en Colombia de la alta representante de la UE, Federica Mogherini, ha mantenido a lo largo de todo el proceso estrechos contactos con el Gobierno colombiano y las FARC, así como con los dirigentes de la oposición, la sociedad civil y nuestros socios en las Naciones Unidas.

En paralelo a nuestra actividad diplomática, la UE participa también de una manera muy práctica, sobre el terreno, en el proceso de reconciliación, en particular en los ámbitos de la reforma rural, la reinserción de los exmiembros de las FARC en la vida civil y el establecimiento de una Unidad Especial de Investigación, dependiente de la Oficina del Fiscal General, para luchar contra la delincuencia y proteger a los activistas.

El Fondo Fiduciario de la UE para Colombia fue creado precisamente para apoyar estas tareas. El Fondo cuenta hoy con un presupuesto de 95 millones de euros, al que han contribuido 19 Estados miembros. Entre otros proyectos, el Fondo Fiduciario ayudará a consolidar la reintegración de los excombatientes en la sociedad colombiana, ya sea a través de la escolarización, el empleo o el apoyo psicológico.

Además del Fondo Fiduciario, el Instrumento de la UE en pro de la estabilidad y la paz ha movilizado un importe adicional de 40 millones de euros para apoyar procesos críticos, como un sistema transitorio de justicia eficaz. "Porque la reconciliación y la justicia siempre deben ir de la mano", señaló el comisario Stylianides.

El comisario destacó también la labor de la UE en la protección de los defensores de los derechos humanos, al ofrecer, entre otras cosas, recursos financieros para cubrir los gastos jurídicos, medidas de protección física y, en los casos más graves, la reubicación temporal de los activistas de restitución de tierras y los representantes de las víctimas.

Paralelamente, la UE ha seguido proporcionando ayuda humanitaria a las poblaciones afectadas por la violencia, garantizando que las personas desplazadas o confinadas a consecuencia del conflicto tengan acceso a servicios básicos, como alojamiento, protección, agua potable, alimentos, atención sanitaria, apoyo psicosocial y educación.

La UE se ha comprometido a proseguir y ampliar estas medidas de apoyo al proceso de paz en Colombia.

"Después de medio siglo de guerra, sería ingenuo pensar que la reconciliación puede producirse de un día para otro", dijo el comisario. "Este último tramo de la carretera hacia la paz puede ser el más difícil. Pero es tan importante como el acuerdo de paz en sí. El pueblo de Colombia, y los pacificadores como el presidente Santos, necesitan todo nuestro apoyo. Pueden estar seguros de que la Unión Europea, junto con las Naciones Unidas, seguirá siendo la más firme defensora de la paz y los derechos humanos, y un punto de referencia para todos aquellos que sueñan con un país finalmente reconciliado".

http://ec.europa.eu/avservices/video/player.cfm?ref=I149215&lg=INT&sublg=none&tin=143

 

 

 

Watch the full speech by Commissioner Stylianides here

Autor