EU Global Strategy

Plan de aplicación en el ámbito de la seguridad y la defensa - Factsheet

Bruxelles, 06/03/2018 - 17:44, UNIQUE ID: 171019_26
Factsheets

«Hoy podemos investigar juntos las tecnologías del mañana en el ámbito de la defensa, y desarrollar juntos nuestras capacidades de defensa. Podemos comprar juntos, garantizando así que dispondremos de todas las capacidades necesarias, y gastar de manera eficiente. Podemos intervenir juntos en operaciones para gestionar y evitar las crisis, reforzar a nuestros socios y aumentar la seguridad de nuestros ciudadanos. Esta es la Unión Europea de la seguridad y la defensa que hemos empezado a construir.» Federica Mogherini, alta representante y vicepresidenta, 13 de diciembre de 2017

Plan de aplicación en el ámbito de la seguridad y la defensa

Partiendo de la Estrategia Global sobre Política Exterior y de Seguridad de la Unión Europea presentada en junio de 2016, la alta representante y vicepresidenta, Federica Mogherini, presentó en noviembre de 2016 un plan de aplicación centrado en la seguridad y la defensa, a fin de elevar el nivel de ambición de la política de seguridad y defensa de la Unión Europea.

Sobre esta base, los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa adoptaron, el 14 de noviembre de 2016, unas Conclusiones del Consejo en las que se estableció un nuevo nivel de ambición en lo que respecta a la política de seguridad y defensa de la UE, y se dieron orientaciones sobre las medidas necesarias para cumplir dichas ambiciones.

Estas acciones se articulan en torno a tres prioridades estratégicas derivadas de la estrategia global:

  1. a las crisis y conflictos externos en el momento en el que surjan,

  2. las capacidades de los socios y,


  3. a la Unión Europea y a sus ciudadanos a través de la acción exterior.

Estas prioridades requieren una cooperación reforzada de los Estados miembros de la UE en lo que respecta al desarrollo de capacidades de defensa y la mejora de las estructuras y procedimientos de gestión de crisis de la UE, así como una mayor cooperación con los socios internacionales, en especial la OTAN.

En la consecución de estos objetivos, la UE mantendrá un enfoque integrado para abordar las cuestiones de seguridad y defensa: hacer frente a los retos de seguridad requiere la movilización de instrumentos diplomáticos, de desarrollo, humanitarios y comerciales, entre otros, además de los meros instrumentos de seguridad y defensa. La UE también garantizará una coordinación entre sus instrumentos internos y externos, dado que las fronteras entre seguridad interior y seguridad exterior son cada vez más difusas.

Estas son algunas de las principales acciones en curso de ejecución:

Intensificar la cooperación en materia de defensa

  • El Consejo aprobó las modalidades para el establecimiento de la revisión anual coordinada de la defensa; en otoño de 2017 empezó un ensayo y el primer informe está previsto para noviembre de 2018. La revisión anual coordinada de la defensa promoverá una mayor cooperación en materia de defensa entre los Estados miembros a través de una mayor transparencia sobre los planes de defensa. Esto ayudará a los Estados miembros a conseguir capacidades militares clave, beneficiándose de economías de escala.

  • La Agencia Europea de Defensa (AED), junto con los Estados miembros participantes, seguirá trabajando en la búsqueda de incentivos y habilitadores que refuercen la cooperación europea en materia de defensa.

  • Se seguirá trabajando junto con los Estados miembros de la UE para determinar qué capacidades se requieren, en particular a través de la inminente revisión del Plan de Desarrollo de Capacidades, que se llevará a cabo de aquí a la primavera de 2018, teniendo en cuenta, además, los aspectos industriales y de investigación y tecnología.

Cooperación Estructurada Permanente

  • Los Tratados de la UE prevén la posibilidad de establecer una Cooperación Estructurada Permanente (CEP) a través de la cual los Estados miembros que puedan y quieran hacerlo podrán suscribir compromisos más vinculantes y desarrollar conjuntamente capacidades de defensa, invertir en proyectos compartidos o crear formaciones multinacionales.

  • En diciembre de 2017, el Consejo estableció formalmente la CEP, a raíz de una notificación conjunta firmada por 25 Estados miembros en la que suscribían una serie de 20 compromisos más vinculantes. Al mismo tiempo, los Estados miembros que participan en la CEP establecieron una primera serie de 17 proyectos de colaboración que llevarían a cabo en grupos de diferente composición.

  • Este marco y este proceso, basados en el Tratado, facilitarán una cooperación más estrecha en el ámbito del desarrollo de las capacidades de defensa, sobre la base, por primera vez, de compromisos vinculantes suscritos por cada Estado miembro que decida participar en la CEP. La aplicación de la CEP se basa en el cumplimiento, por parte de los Estados miembros, de sus compromisos, en el establecimiento del proceso anual previsto para su evaluación y en el impulso a los proyectos que se llevan a cabo en el marco de la CEP. Esto contribuirá a mejorar la eficiencia y los resultados de la defensa europea y a lograr el nivel de ambición de la UE.

  • Capacidades civilesLa UE cuenta ya con excelentes expertos civiles, pero necesita poder desplegarlos rápidamente. A la luz de los desafíos actuales, la UE está evaluando de nuevo qué tipo de expertos civiles son necesarios para llevar a cabo sus misiones civiles. También ha determinado qué alternativas existen para actuar con mayor flexibilidad y rapidez, y de manera más adaptada a cada caso, en la gestión civil de las crisis. A petición del Consejo, se está trabajando para fortalecer la vertiente civil de la PCSD, en particular a través de la elaboración de un Plan de Desarrollo de Capacidades Civiles.

Respuesta rápida

  • A veces, solo se puede dar una respuesta eficaz si se responde con rapidez. Hace diez años se creó la capacidad de reacción militar rápida de la UE (las agrupaciones tácticas), que nunca ha sido desplegada. Se han examinado las razones políticas, técnicas y financieras subyacentes a esta situación y se han formulado propuestas para que los Estados miembros enmienden algunas de ellas, en particular mejorando la modularidad de sus agrupaciones tácticas para que sea posible utilizarlas de manera más flexible. En el marco de la revisión en curso del mecanismo Athena, se están debatiendo propuestas para una financiación más eficaz, en particular propuestas relativas a la integración de la financiación común de los costes de despliegue de las operaciones de las agrupaciones tácticas de la UE.

Planeamiento y ejecución de las misiones

La Unión Europea tiene desplegadas en la actualidad dieciséis misiones y operaciones, de carácter tanto militar (seis) como civil (diez). Existe una estructura permanente en el seno del SEAE encargada de gestionar las misiones civiles, a saber, la Capacidad Civil de Planificación y Ejecución. El Consejo ha acordado asimismo la creación de una nueva capacidad permanente de planificación y ejecución operativas en el seno del SEAE, que se encargará de las misiones militares no ejecutivas. La Capacidad Militar de Planificación y Ejecución se creó en junio de 2017 en el seno del Estado Mayor de la UE, que forma parte del SEAE. Esta Capacidad ha asumido el mando de todas las misiones militares no ejecutivas (en la actualidad, tres misiones de formación en la República Centroafricana, Mali y Somalia), de forma que estas puedan planificarse y llevarse a cabo de manera coordinada y coherente. A fin de reforzar las sinergias con la planificación y la realización de las misiones civiles, el Consejo también decidió formar una Célula Conjunta de Coordinación del Apoyo de expertos civiles y militares para compartir sus conocimientos especializados y apoyar la cooperación práctica entre los ámbitos civil y militar.

Promover asociaciones en el ámbito de la PCSD

Como parte de una asociación PCSD, un tercer país puede participar activamente en una misión u operación de la política común de seguridad y defensa de la UE. Este tipo de asociaciones y de cooperación con terceros países que comparten los valores de la UE puede contribuir a aumentar la eficacia y la repercusión de las operaciones y misiones de la PCSD. La cooperación con la OTAN ha alcanzado un nivel sin precedentes. Se impulsará también la cooperación con las Naciones Unidas, la Unión Africana y la OSCE. Sobre la base de las propuestas de la Alta Representante, el Consejo ha aceptado elaborar un enfoque más estratégico en lo que respecta a la cooperación con sus socios en el ámbito de la PCSD, en particular ayudándolos a aumentar su resiliencia y reforzar sus capacidades.

 

Política común de seguridad y defensa — PCSD

La política común de seguridad y defensa, instaurada en 1999, es un instrumento esencial de la política exterior de la UE. Permite a la Unión Europea intervenir fuera de sus fronteras mediante misiones y operaciones civiles y militares de gestión de crisis destinadas a mantener la paz, prevenir conflictos y reforzar la seguridad internacional. También ofrece un marco de cooperación entre los Estados miembros para el desarrollo de sus capacidades de defensa, en particular a través de la Agencia Europea de Defensa.

 

Dieciséis misiones y operaciones militares y civiles en todo el mundo

Todas las misiones y operaciones de la UE se llevan a cabo de conformidad con el Derecho internacional, en general sobre la base de un mandato de las Naciones Unidas o por invitación de las autoridades nacionales del país en cuestión.