European Union External Action

La libertad de prensa es nuestra libertad, especialmente en tiempos de crisis

03/05/2020 - 09:00
From the blog

Este año celebramos el Día Mundial de la Libertad de Prensa en medio de una pandemia mundial. Esto nos da un motivo especial para rendir homenaje a todos los periodistas y profesionales de los medios de comunicación que nos traen las noticias y analizan el mundo en el que vivimos.

World Press Freedom Day pictoquote

 

Este año celebramos el Día Mundial de la Libertad de Prensa en medio de una pandemia mundial. Un motivo especial para rendir homenaje a todos los periodistas que nos traen las noticias. Una información fiable puede salvar vidas.

En estos días hablamos mucho de funciones esenciales, como las de los médicos, sanitarios y tantas otras personas que trabajan en primera línea frente a la COVID‑19. Los periodistas también desempeñan una función esencial para la salud de nuestras sociedades - a menudo asumiendo riesgos - gracias a la cual podemos mantenernos informados, estar preparados y sentirnos seguros. Todas estas mujeres y todos estos hombres hacen que nuestras sociedades y democracias sean más abiertas, transparentes y resilientes.

En nuestra campaña anual en defensa de la libertad de prensa, muchos periodistas nos han recordado que poder acceder a una información fiable y exigir que los gobiernos rindan cuentas puede salvar vidas.

La pandemia de COVID-19 ha desencadenado una respuesta mundial sin precedentes y algunas de nuestras libertades se han visto limitadas temporalmente. Lamentablemente, algunos gobiernos, por todo el mundo, se han aprovechado de esta crisis y la han convertido en una oportunidad para atacar la libertad de prensa. Periodistas y profesionales de los medios de comunicación han sido acosados, amenazados, detenidos y encarcelados por informar sobre la COVID-19.

Por desgracia, se trata de una realidad que muchos de ellos conocen bien. Incluso en tiempos menos extraordinarios, demasiados periodistas han pagado el precio más alto por contarnos la verdad. Según Reporteros sin Fronteras, en 2019, 52 profesionales de los medios de comunicación perdieron la vida mientras estaban realizando su trabajo, 398 fueron encarcelados y 57 fueron tomados como rehenes. Los gobiernos deben proteger a los medios de comunicación y su trabajo, acabar con la impunidad de los delitos cometidos contra los periodistas y liberar a todos aquellos que se encuentren retenidos por su labor informativa.

En los últimos meses,órganos de prensa independientes se han enfrentado a una presión cada vez mayor y sin precedentes en muchos mercados de los medios de comunicación. Se han silenciado algunos periódicos por publicar noticias sobre el virus que no agradaban al poder, por ejemplo que las cifras reales de fallecimientos por COVID-19 eran superiores a los datos oficiales. Otros han sido acusados de difundir noticias falsas por haber criticado a sus gobiernos. Y otros se enfrentan a problemas debido a las dificultades financieras provocadas por la crisis.

Es evidente que las medidas de confinamiento han ralentizado las economías, reducido los ingresos por publicidad en los medios de comunicación, obligado a cerrar quioscos y restringido la libertad de desplazarse e informar. Todo ello afectará gravemente al sector que ya está afrontando dificultades en muchos países. Algunos medios independientes están empezando a reducir su labor informativa o a despedir a periodistas. Sin ayuda de emergencia, muchos pueden verse amenazados de cierre. La pérdida de estos medios de comunicación privaría al mundo de voces esenciales que necesitamos para el buen funcionamiento de las democracias. Un debilitamiento del pluralismo informativo incrementaría el riesgo de propagar información falsa y la desinformación.

En el Día Mundial de la Libertad de Prensa y, en particular durante esta pandemia, insto a todos a proteger a los periodistas y a los profesionales de los medios de comunicación en todo momento; a liberar a quienes están retenidos injustamente y a apoyar a los medios independientes tanto a nivel político como financiero.

La razón es sencilla:

La libertad de prensa es nuestra libertad y todos tenemos que defenderla. Especialmente en tiempos de crisis.

 


 

Secciones editoriales: