European Union External Action

5.° Aniversario del Acuerdo de París: un llamado a la acción climática en la recuperación post-Covid-19

México, 17/12/2020 - 17:35, UNIQUE ID: 201217_17
Op-Eds

Artículo de Opinión firmado por el Encargado de Negocios a.i. de la Delegación de la Unión Europea en México, Jean-Pierre Bou, en conjunto con los Embajadores de los Países Miembros de la Unión Europea acreditados en México. Publicado en El Financiero.

El pasado 12 de diciembre, en el marco del quinto aniversario del Acuerdo de París, los líderes mundiales se reunieron para celebrar la determinación de construir un mundo más resiliente, con cero emisiones netas.

En medio de la pandemia de Covid-19, ¿es realista pedir una acción global más fuerte para combatir el cambio climático? Si observamos los recientes fenómenos climáticos extremos, una pregunta más pertinente sería: ¿podemos permitir que la situación empeore?

La ciencia es irrefutable: para el bienestar futuro, debemos avanzar hacia ‘enverdecer’ la economía mundial.

Incluso antes de la pandemia, la Unión Europea (UE) se comprometió a una transición verde. En diciembre de 2019, la Comisión Europea lanzó el Pacto Verde Europeo, un nuevo modelo de crecimiento y una hoja de ruta para lograr la neutralidad climática en la UE para 2050.

Para alcanzar este objetivo, el pasado 11 de diciembre, los líderes de la UE acordaron por unanimidad reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 55% para 2030 en comparación con los niveles de 1990. Eso brindará previsibilidad y seguridad jurídica para las empresas, industria y ciudadanos, y acelerará la disminución de los costos de la tecnología baja en carbono. Alcanzar el objetivo del 55% ayudará incluso a ahorrar 100 mil millones de euros en la próxima década y hasta 3 billones de euros para 2050.

Las buenas intenciones no serán suficientes para una recuperación verde sin la participación de todos. Japón se ha unido a la UE y ha adoptado el objetivo de neutralidad climática para 2050, otros países como Sudáfrica, Corea del Sur y Canadá también apuntan a lograr emisiones netas cero a mediados de siglo.

En este quinto aniversario, por fin se percibe el surgimiento de un impulso global hacia el cumplimiento de la promesa del Acuerdo de París. Hoy es más importante que nunca que todos elevemos nuestro nivel de ambición para 2030. El apoyo financiero de 100 mil millones de dólares por parte de los países desarrollados a los países en desarrollo en el marco del Acuerdo debe traducirse en compromisos ambiciosos como resultado de las negociaciones climáticas cuando éstas se reanuden en la COP26 en Glasgow en noviembre de 2021. Este llamado ha sido el principal mensaje de la Cumbre para la Ambición climática, organizada el sábado 12 de diciembre.

Las cero emisiones netas se están convirtiendo en la nueva perspectiva de mediados de siglo para países con circunstancias históricas y geográficas muy diferentes. Podemos evitar los impactos más dramáticos del cambio climático en nuestras sociedades.

México es uno de los socios principales estratégicos de la UE en América Latina. Hace cinco años en París, México se comprometió, a través de una contribución determinada a nivel nacional, a reducir el 22% de sus emisiones de gases de efecto invernadero sobre la línea base de 2013 y el 51% de las emisiones de carbón negro. Con estos objetivos en mente, México inició programas de movilidad eléctrica, de generación de energía limpia y de eficiencia energética para ciudades y áreas urbanas inteligentes y sustentables incluyendo la movilidad limpia y la económica circular. La UE y sus Estados miembros están dispuestos a fomentar la cooperación con México hacia una recuperación verde y una acción climática ambiciosa.

Nuestros planes de recuperación globales, regionales, nacionales, locales e individuales son una oportunidad para “reconstruir mejor” de manera verde y justa, sin dejar a nadie atrás.

Por último, ante el alarmante ritmo de extinción de especies, la UE y México coinciden en la urgencia de preservar la biodiversidad y los ecosistemas. La decimoquinta Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica tendrá lugar en China en 2021 y debe resultar en compromisos fuertes y en mayores sinergias entre clima y preservación del medio ambiente.

La pandemia de Covid-19 nos ha hecho conscientes de que las buenas políticas públicas por sí solas no son suficientes. También necesitaremos fomentar pequeñas acciones individuales para lograr un gran impacto colectivo. Con la neutralidad climática y protección de la biodiversidad como objetivos, el mundo puede movilizar a sus mejores ingenieros, empresarios, políticos, artistas, académicos, ONG y ciudadanos para proteger juntos algo que todos compartimos más allá de las fronteras: nuestro planeta.

Ver publicación original en El Financiero.

Editorial Sections: