European Union External Action

Las negociaciones de adhesión con Albania y Macedonia del Norte y el compromiso de la UE con los Balcanes Occidentales

30/03/2020 - 07:42
From the blog

30/03/2020 - Dejamos atrás una semana muy difícil para todos, con la pandemia del coronavirus y sus consecuencias a escala mundial acaparando titulares y dominando nuestros pensamientos. Esta situación también ha eclipsado una decisión importante que no ha recibido la atención que merecía. En plena crisis del coronavirus, la UE ha decidido iniciar las negociaciones de adhesión con Macedonia del Norte y Albania. Se trata de una buena noticia para estos dos países, para los Balcanes Occidentales y para toda Europa.

 

En plena crisis del coronavirus, la UE ha decidido iniciar negociaciones de adhesión con Macedonia del Norte y Albania. Se trata de una buena noticia para estos dos países, para los Balcanes Occidentales y para Europa.

 

Dejamos atrás una semana muy difícil para todos, con la pandemia del coronavirus y sus consecuencias a escala mundial acaparando titulares y dominando nuestros pensamientos. Esta situación también ha eclipsado una decisión importante que no ha recibido la atención que merecía. En plena crisis del coronavirus, la UE ha decidido iniciar las negociaciones de adhesión con Macedonia del Norte y Albania. Se trata de una buena noticia para estos dos países, para los Balcanes Occidentales y para toda Europa.

Al tomar esta decisión de calado en estos momentos difíciles, la UE avanza en una cuestión política realmente importante y envía una señal relevante y un mensaje claro a los Balcanes Occidentales: sin ellos, la Unión Europea no está completa. La UE ha demostrado estar unida ante una de sus políticas prioritarias y ello al mismo tiempo que afronta una crisis mundial. La decisión constituye, en efecto, «un rayo de luz en medio de toda esta oscuridad», como dijo mi estimado colega y ministro de Asuntos Exteriores de Macedonia del Norte, Nikola Dimitrov, al comentar la decisión de apertura de las negociaciones de adhesión con Macedonia del Norte y Albania.

Hemos pedido mucho a ambos países y ellos lo han cumplido. Ahora es la UE la que también da un paso en la buena dirección. Resulta alentador, como mensaje, que el trabajo duro y el verdadero liderazgo de ambas partes den sus frutos.

En la misma línea, quiero felicitar a Macedonia del Norte por haberse convertido esta semana en el trigésimo miembro de la OTAN. Se trata de un paso importante en la consolidación de la seguridad europea y transatlántica. Espero con interés el momento de colaborar estrechamente, ahora también en el marco de la cooperación UE-OTAN.

Con el inicio de las negociaciones de adhesión, tenemos por delante un arduo trabajo; la apertura de esas negociaciones es solo un primer paso de este intenso proceso. Deberán llevarse a cabo profundas reformas sociales, políticas y económicas antes de ser miembro de pleno derecho. Naturalmente, estas transformaciones llevan tiempo y requieren esfuerzos, pero lo importante es que el «rayo de luz» para estos dos países adicionales debería también animar al resto de la región a hacer lo necesario y seguir la senda de las reformas. Todo en beneficio de la ciudadanía de los Balcanes Occidentales.

En momentos difíciles como este, en que nos enfrentamos a una crisis sin precedentes y a sus consecuencias, tenemos que demostrar lo que verdaderamente significa la solidaridad europea y mundial. La solidaridad no puede ser solo una palabra que usemos sin compromiso alguno; se demuestra con hechos. En la UE, los Estados miembros están demostrando su solidaridad: los hay que están recibiendo pacientes procedentes de los hospitales sobrecargados de otros Estados miembros y también están compartiendo equipos de protección individual. Asimismo se está colaborando en la repatriación de ciudadanos bloqueados por todo el mundo. Y ello sin olvidarnos de la población de los Balcanes Occidentales.

La UE anunció esta semana un conjunto de medidas de asistencia financiera bilateral para los seis socios de la región. Aportaremos hasta 38 millones de euros para asistencia inmediata destinada a emergencias relacionadas con la COVID-19. Permitirán adquirir respiradores, mascarillas y otros equipos médicos, costear los vuelos que transporten ayuda y sufragar las necesidades inmediatas de las personas. Además, la UE ha decidido ayudar mediante la reasignación de 374 millones de euros para la recuperación social y económica de la región, una vez terminada la situación de emergencia. Se trata de salvar empleos, empresas y prestaciones sociales, así como de conseguir que todos puedan seguir con su vida una vez superada la pandemia.

Permítanme apuntar datos concretos sobre la ayuda inmediata de la UE al sector sanitario de cada país de los Balcanes Occidentales y la asistencia a la recuperación social y económica:

  • Albania: 4 millones de euros de ayuda para el sector de la sanidad y 47 millones de euros para la recuperación social y económica, como continuación de la prestación de asistencia humanitaria inmediata de la UE y de los compromisos asumidos en la conferencia de donantes para destinar más de 1 000 millones de euros a la reconstrucción de Albania tras el devastador terremoto del pasado mes de noviembre.
  • Bosnia y Herzegovina: 7 millones de euros de ayuda para el sector de la sanidad y 74 millones de euros para la recuperación social y económica. Ciudadanos de Bosnia y Herzegovina han podido regresar a su país desde Marruecos en un vuelo de repatriación de la UE.
  • Kosovo: 5 millones de euros de ayuda para el sector de la sanidad y 63 millones de euros para la recuperación social y económica.
  • Montenegro: 3 millones de euros de ayuda para el sector de la sanidad y 50 millones de euros para la recuperación social y económica.
  • Macedonia del Norte: 4 millones de euros de ayuda inmediata para el sector de la sanidad y 62 millones de euros para la recuperación social y económica.
  • Serbia: 15 millones de euros de ayuda inmediata para el sector de la sanidad y 78 millones de euros para la recuperación social y económica.

Los Balcanes Occidentales pueden contar con la solidaridad de la UE. Y no solo en momentos de crisis. La UE es el principal donante, principal inversor y principal socio comercial de los Balcanes Occidentales. Desde 2014, la UE ha destinado más de 1 000 millones de euros a ayudar a la población de los Balcanes Occidentales. Se trata de datos importantes que demuestran la implicación de la UE en la región y sus esfuerzos por luchar contra el virus tanto dentro como fuera de la UE, incluidos los Balcanes Occidentales.

Es hora de tomarse en serio la solidaridad y la cooperación. Hemos de trabajar codo con codo, de forma solidaria y apoyándonos mutuamente, pues nadie puede afrontar solo esta situación.

 

Autor