European Union External Action

El porqué del interés de la UE en la estabilidad en el Cuerno de África

24/01/2020 - 17:28
From the blog

Ayer me reuní con el representante especial de la Unión Europea para el Cuerno de África, Alexander Rondos. Mantuvimos una larga conversación acerca de los desafíos a los que se enfrenta una región de 250 millones de habitantes, en la que el 60 % de la población es menor de 25 años, y que acoge a 10 millones de desplazados internos y a 4,6 millones de refugiados. Esta es la región donde está Etiopía, la economía que más ha crecido en el mundo durante los últimos diez años.

 

Nos enfrentamos hoy, y en el futuro próximo, a un choque entre un cambio fundamental en el Cuerno de África a medida que una nueva generación de jóvenes ocupa el espacio político y un cambio igualmente fundamental en el entorno exterior de la región, debido a la proliferación de nuevos agentes que ejercen una influencia en la política, la seguridad y la economía de la región. Los próximos meses se verán marcados por una serie de elecciones, por la consolidación de frágiles transiciones y por las crecientes, y en ocasiones antagónicas, injerencias extranjeras.

Las elecciones que se celebrarán en Etiopía y Somalia supondrán pruebas de fuego para ambos países. Somalia es un país en el que la UE ha realizado una enorme inversión en materia de consolidación del Estado y de desarrollo, pero también en materia de seguridad: tenemos tres misiones PCSD sobre el terreno. AMISOM (la Misión de la Unión Africana en Somalia) cuenta con más de 22 000 efectivos de personal militar y policial de África, y ha recibido un apoyo de casi 2 000 millones EUR procedentes de la UE desde su creación.

En Sudán no existen garantías de una transición hacia el control civil. La protección del acervo de la revolución pacífica que se vivió el año pasado debe seguir siendo una de nuestras principales prioridades. En Sudán del Sur, el estancamiento de la situación sigue suponiendo una amenaza para un frágil acuerdo de paz en el que aún no se han cumplido ni las expectativas de los ciudadanos de Sudán del Sur ni los compromisos de sus líderes. Por último, pero no por ello menos importante, resulta esencial prestar una atención constante a la política de los países en la ribera del mar Rojo.

En este contexto, tengo la convicción de que la UE debe intensificar su compromiso. Una simple mirada a un mapa de África nos hace comprender fácilmente la razón: el Cuerno de África está situado entre el Sahel y el mar Rojo. Esto da una idea del escenario estratégico en el que nos estamos moviendo. Cualquier deterioro en un país afectará a sus vecinos y tendrá enormes repercusiones transfronterizas, incluso para nosotros en Europa. Esta región no se encuentra alejada de Europa, ya sea en cuestión de riesgos o de oportunidades.

Tengo previsto visitar la región a principios de marzo para hacerme una idea más clara de la situación y del papel que puede desempeñar la UE.

Secciones editoriales: