European Union External Action

Joint press conference with Mogherini and Bruno Rodriguez, Minister of Foreign Affairs of Cuba

On the end of the PDCA negotiations 

I am here to celebrate a historic step in our relations. Cuba and the European Union have concluded their negotiations for a Political Dialogue and Cooperation Agreement (PDCA). 

The PDCA will mark the beginning of a new phase of the bilateral relations.

This contractual arrangement is a landmark demonstration of the improved mutual trust and understanding between us. It creates a clear framework for intensified political dialogue, and a platform for developing joint action and cooperation on global matters in multinational fora. 

The PDCA will also generate new opportunities for bilateral cooperation, both technical and financial and policy dialogues in many sectors, and to boost economic cooperation and exchanges between Cuba and the EU. 

The end of negotiations and upcoming signature of the Agreement mark the end of the EU's 1996 Common Position as the Union's instrument defining its external relations with Cuba. This unilateral policy had already envisaged the perspective of a contractual arrangement and will now be superseded by the PDCA. I will propose a Council decision to repeal it formally, in parallel to the processes leading to the signature of the agreement. 

Both Cuba and the EU will now work, with their respective stakeholders and through their corresponding internal processes to ensure a swift signature and ratification of the agreement. We are excited about the prospect of turning the PDCA into reality and achieve its objectives: enhancing EU-Cuba relations, promoting dialogue and cooperation to foster sustainable development, democracy and human rights, accompanying the process of "updating" the Cuban economy and society and finding common solutions to global challenges.

On the political dialogue with Cuba 

During my visit, I have held with Foreign Minister Bruno Rodriguez Parrilla our second formal political dialogue meeting. This is an important opportunity to exchange views, develop a better understanding for each other, and enabling us to find common solutions to issues of mutual interest.

We have addressed our bilateral relations, regional issues in the Cuban and EU vicinity and global matters of mutual concern, such as migration.

Regarding bilateral relations, we have spoken about the situation in the EU, confronted with economic challenges, instability and violence in our closest neighbourhood, the refugee crisis and the fight against terrorism. And we have also talked about the situation in Cuba, the difficult economic situation and the modernisation process it is facing.

We have addressed the Cuba-US opening process, and the many opportunities and challenges involved. We agree that the US embargo is completely obsolete and outdated. Now the priorities are dialogue and cooperation, and the embargo is an obstacle which has to end. Its extraterritorial effects are illegal. The EU position is clear: we don't accept that EU companies are penalised. We will work with determination to put an end to this issue which affects economic activity and development.  Both Cuba and EU will work with the US to push for an end of these measures, which cause undue harm to Cuban people and society.

Concerning international relations, we spoke about international crises, such as the Middle East, as well as issues in the America region. I congratulated Cuba for the facilitation of the Colombian peace process hosted here in Havana. We also spoke about the developments in Venezuela, where we hope for a constructive dialogue necessary to address the deteriorating political deadlock, economic and security situation.

On the setting of a date and venue for the second HR dialogue 

A year ago, FM Rodriguez and I agreed on launching a dedicated Human Rights dialogue to exchange views on this important and sensitive area. We wanted to develop our mutual understanding, and sound out possibilities for cooperation. This is destined to become an important part of the new PDCA framework.

A first meeting was held in Brussels in June 2015, under the leadership of EUSR for Human Rights Lambrinidis. It was a very constructive encounter and we had frank exchanges, on the concepts of HR, on the respective situation and recent developments in the EU and Cuba; respectful of the sovereignty of each other but mindful of the universality of human rights.

We are now preparing for a second meeting of this Human Rights dialogue and we hope that it will take place in Cuba in the coming months.

On further EU support to Cuban "updating the economy and society" 

During my last visit, we signed the EU's Multi-annual Indicative Programme for Cuba with an allocation of € 50 million for the period of 2014-2020. This is another important EU contribution strengthening EU-Cuba relations and supporting the development of the island. The MIP underpins the economic and social modernisation strategy adopted the Cuban government: a sustainable, more productive agriculture sector, a better use of key natural resources, in particular renewable energies and water, as well as an updated economic and societal model. 

In the meantime, project of 8 million EUR is implemented. We will continue our support to the tax administration, to facilitate Cuban trade with the EU and the world, but we have extended the offer of experts' exchanges to other Ministries, like the Ministries of Labor and Justice. 

In the energy sector, a stocktaking mission of EU experts took place in January to identify strategic areas, where EU transfer of experience and know how would have the greatest impact and leverage to boost transformation of the Cuban energy sector.

I look forward to continuing our engagement with a view to supporting Cuba's sustainable socio-economic development and ensuring better opportunities for all in Cuba. 

Spanish version:

Declaración de la Alta Representante/Vice-Presidente Federica Mogherini a la rueda de prensa conjunta con el Ministro de Asuntos Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, en La Havana 

Sobre la conclusión de las negociaciones del Acuerdo bilateral 

Estoy aquí para celebrar un paso histórico en nuestras relaciones. Cuba y la Unión Europea han concluido sus negociaciones para un Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación.

El Acuerdo marcará el comienzo de una nueva fase de las relaciones bilaterales. Este acuerdo contractual es una demostración histórica de la mejora de la confianza mutua y del entendimiento entre nosotros. Se crea un marco claro para la intensificación del diálogo político, y una plataforma para el desarrollo de la cooperación bilateral y de la acción conjunta en los foros multinacionales para afrontar los desafíos globales.

El Acuerdo también generará nuevas oportunidades para la cooperación bilateral técnica y financiera así como diálogos de políticas en muchos sectores. También impulsará la cooperación económica y los intercambios entre Cuba y la UE.

El término de las negociaciones y la firma del Acuerdo marcan el final de la  Posición Común europea de 1996 como instrumento que define las relaciones exteriores de la Unión con Cuba. Esta política unilateral ya había previsto la perspectiva de un acuerdo contractual y será sustituida por el Acuerdo. Voy a proponer una decisión del Consejo para abrogar formalmente dicha Posición Común, en paralelo a los procesos que conducen a la firma del acuerdo.

Tanto Cuba como la UE trabajarán ahora, con sus respectivas instituciones y a través de sus procesos internos correspondientes, para garantizar una firma y la ratificación rápidas del Acuerdo. Estamos entusiasmados con la posibilidad de convertir el Acuerdo en una realidad y lograr sus objetivos: la mejora de las relaciones UE-Cuba; promover el diálogo y la cooperación para el desarrollo sostenible, la democracia y los derechos humanos; acompañar al proceso de "actualización" de la economía y la sociedad cubana; y encontrar soluciones comunes a los desafíos globales.

Sobre el diálogo político con Cuba 

Durante mi visita, hemos celebrado con el canciller Bruno Rodríguez Parrilla nuestra segunda reunión de diálogo político formal. Es una oportunidad importante para intercambiar puntos de vista, lograr una mejor comprensión mutua, lo que nos permite encontrar soluciones comunes a los problemas de interés mutuo.

Hemos abordado nuestras relaciones bilaterales, asuntos regionales en la vecindad de Cuba y la UE, y temas globales de interés mutuo, como la migración.

En cuanto a las relaciones bilaterales, hemos tratado la situación en la UE - retos económicos, inestabilidad y violencia en nuestra vecindad más cercana, crisis de los refugiados, lucha contra el terrorismo. Y asimismo hablamos de la situación en Cuba, también frente a una situación económica difícil y su proceso de actualización.

Hemos abordado el proceso de apertura de Cuba hacia los Estados Unidos, y las muchas oportunidades y desafíos que implica. Estamos de acuerdo en que el embargo de Estados Unidos es totalmente obsoleto. El bloqueo es una medida que pertenece a otro siglo. Ahora las prioridades son el diálogo y la cooperación, y desde luego el bloqueo es un obstáculo que tiene que terminarse. Sus efectos extraterritoriales son ilegales. La posición de la Unión Europea es clara. No aceptamos que empresas europeas sean penalizadas. Trabajaremos con determinación para terminar con este régimen que afecta la actividad económica y el desarrollo. Cuba y la UE trabajarán con los EE.UU. abogando por el final de estas medidas, que causan daño indebido a las personas y la sociedad cubanas.

En lo relativo a las relaciones internacionales, hemos hablado de situaciones de crisis internacionales, como Oriente Medio, así como sobre los problemas en la región de las Américas. He felicitado a Cuba por la facilitación del proceso de paz en Colombia que han propiciado aquí en La Habana. Y hemos mantenido un intercambio sobre los acontecimientos en Venezuela, donde esperamos un diálogo constructivo, necesario para hacer frente al deterioro de la situación de estancamiento político, económico y de seguridad.

Sobre la organización del segundo diálogo de derechos humanos 

Hace un año, Bruno Rodríguez y yo acordamos iniciar un diálogo de derechos humanos dedicado a intercambiar puntos de vista sobre esta área tan importante. Queremos desarrollar nuestro entendimiento mutuo, y sondear las posibilidades de cooperación. Este diálogo está destinado a convertirse en un elemento importante dentro del nuevo marco del Acuerdo.

Una primera reunión se celebró en Bruselas en junio de 2015, bajo la dirección del Representante Especial de la UE para Derechos Humanos, el Sr Stavros Lambrinidis. Fue un encuentro muy constructivo y tuvimos un intercambio franco, sobre los conceptos de derechos humanos, sobre las situaciones respectivas y las evoluciones recientes en la Unión Europea y en Cuba. Fue un diálogo respetuoso de la soberanía de cada una de las partes, pero consciente de la universalidad de los derechos humanos.
Ahora estamos preparando una segunda reunión de este diálogo sobre derechos humanos y esperamos que se lleve a cabo en los próximos meses en Cuba.
 
Sobre el apoyo de la UE a la "actualización de la economía y la sociedad" cubana 

Durante mi última visita, firmamos un Programa Indicativo Multianual (MIP) de la UE para Cuba con una asignación de EUR 50 millones en el período 2014-2020. Es otra importante contribución de la UE para reforzar las relaciones bilaterales y apoyar el desarrollo de la isla. El MIP se basa en la estrategia de actualización económica y social que adoptó el gobierno cubano: promoción de un sector agrícola sostenible y más productivo, un mejor uso de los recursos naturales claves, en particular, las energías renovables y el agua, así como hacia un modelo económico y social actualizado.

Mientras tanto, un programa importante fue adoptado por la UE por una cantidad de casi 8 millones de euros. Este programa está dedicado a continuar la transferencia de conocimientos para el proceso de actualización.

Vamos a mantener nuestro apoyo a la administración tributaria, para facilitar el comercio de Cuba con la UE y el mundo. Y estamos ampliando la oferta de intercambios de expertos a otros Ministerios, como los Ministerios de Trabajo o de Justicia.

En el sector energético, una misión de expertos de la UE tuvo lugar en enero para identificar áreas estratégicas, donde la transferencia de la experiencia y de "saber hacer" tendría un mayor impacto para impulsar la transformación del sector energético cubano.

Creo que estos inicios ya demuestran el gran potencial de una mayor cooperación: Espero continuar nuestra colaboración con el fin de apoyar el desarrollo socioeconómico sostenible de Cuba y garantizar mejores oportunidades para todos en Cuba.