European Union External Action

Cooperación UE-OTAN - Factsheet

Bruxelles, 22/11/2018 - 10:55, UNIQUE ID: 170616_1
Factsheets

En el entorno estratégico actual, con retos sin precedentes al Sur y al Este, la cooperación entre la Unión Europea y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) es esencial.

La seguridad de la UE y la de la OTAN están interconectadas: no solo 22 Estados miembros de la UE son también aliados de la OTAN, sino que, juntos, pueden también movilizar numerosos instrumentos y hacer un aprovechamiento óptimo de los recursos para abordar esos retos y mejorar la seguridad de sus ciudadanos. 
La cooperación UE-OTAN constituye un pilar esencial de las actividades de la UE destinadas a reforzar la seguridad y la defensa europeas, como parte de la aplicación de la estrategia global de la UE. Todo ello contribuye asimismo al reparto transatlántico de la carga. Una UE más fuerte y una OTAN más fuerte se refuerzan mutuamente.

 

UNA NUEVA ERA DE INTERACCIÓN

El 8 de julio de 2016, el Presidente del Consejo Europeo y el Presidente de la Comisión Europea, junto con el Secretario General de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, firmaron en Varsovia una Declaración Conjunta con el fin de dar un nuevo impulso y fundamento a la asociación estratégica UE-OTAN.

En ella se señalaron siete ámbitos concretos en los que debería mejorarse la cooperación entre las dos organizaciones: 1. la lucha contra las amenazas híbridas; 2. la cooperación operativa, incluso en el mar y con respecto a la migración; 3. la ciberseguridad y la ciberdefensa; 4. las capacidades de defensa; 5. la industria de la defensa y la investigación sobre defensa; 6. los ejercicios; 7. la asistencia a los socios del Este y del Sur en sus esfuerzos de ampliación de capacidades.

Sobre la base del mandato de la Declaración Conjunta, los Consejos de la Unión Europea y la OTAN aprobaron un conjunto común de propuestas en diciembre de 2016 y 2017. Se están aplicando, en conjunto, 74 medidas concretas en los siete ámbitos (véase la lista). Se han presentado tres informes de situación en los que se destacan los principales logros y el valor añadido de la cooperación UE-OTAN en los distintos ámbitos.

El 10 de julio de 2018, el Presidente del Consejo Europeo y el Presidente de la Comisión Europea, junto con el Secretario General de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, firmaron en Bruselas una segunda Declaración Conjunta en la que instaban a lograr progresos rápidos y verificables en la aplicación.

La cooperación entre la UE y la OTAN es ahora la norma establecida y la práctica diaria, y sigue teniendo lugar sobre la base de principios rectores esenciales: apertura, transparencia, inclusividad y reciprocidad, con pleno respeto de la autonomía decisoria y los procedimientos de ambas organizaciones y sin perjuicio del carácter específico de la política de seguridad y defensa de los Estados miembros.

Amenazas híbridas

20 de las 74 propuestas actuales de cooperación se centran en contrarrestar las amenazas híbridas. El Centro Europeo de Excelencia para la Lucha contra las Amenazas Híbridas contribuye eficazmente a reforzar la cooperación UE-OTAN en este ámbito. Miembros del personal de la UE y la OTAN han participado en las actividades del Centro para comprender mejor las amenazas híbridas y las opciones existentes para contrarrestarlas de manera coordinada.

Cooperación operativa con inclusión de cuestiones marítimas

El personal de la UE y el de la OTAN están estudiando maneras de mejorar la coordinación, la complementariedad y la cooperación en el ámbito marítimo. El personal intercambia regularmente ideas en las reuniones del mecanismo de experiencia compartida y prevención de conflictos en el Mediterráneo (SHADE MED), en tanto que foro principal para el intercambio de información y la coordinación de esfuerzos.

Ciberseguridad

La interacción activa a nivel de personal avanza en el ámbito de la cibernética en relación con conceptos y doctrinas, cursos educativos y de formación existentes y previstos, indicadores de amenazas, intercambios ad hoc de alertas y evaluaciones de amenazas, sesiones informativas recíprocas, incluso sobre los aspectos cibernéticos de la gestión de crisis, y reuniones periódicas.

Capacidades de defensa

Prosiguen los esfuerzos para garantizar la coherencia de resultados entre los instrumentos y procesos de planificación, a saber, la cooperación estructurada permanente (PESCO), el Fondo Europeo de Defensa (EDF), el Plan de Desarrollo de Capacidades de la UE, la revisión anual coordinada de la defensa (CARD) y los procesos respectivos de la OTAN, como el Proceso de Planificación de la Defensa de la OTAN (NDPP) y el Proceso de Planificación y Análisis de la Asociación para la Paz. Se están haciendo esfuerzos de coherencia y sinergia entre la OTAN y la UE para mejorar la movilidad militar.

Industria de la defensa e investigación sobre defensa

El personal de la UE y el de la OTAN mantienen el diálogo sobre cuestiones industriales, lo que incluye actualizaciones periódicas sobre las actividades relacionadas con la OTAN y la UE. Se presta especial atención, por ejemplo, al acceso de las pequeñas y medianas empresas a la innovación y a la cadena de suministro de la defensa, o a la implicación de la industria en determinados ámbitos.

Ejercicios

El segundo ejercicio coordinado y paralelo tuvo lugar en noviembre de 2018. Se trata del ejercicio de gestión de crisis híbrida de mayor escala jamás efectuado y dirigido por la UE. El escenario permitió una estrecha interacción entre el personal de la UE y el de la OTAN.

Creación de capacidades

Asistir a los socios en la creación de capacidades y el fomento de la resiliencia, en particular en los Balcanes Occidentales, así como entre nuestros vecinos meridionales y orientales, es un objetivo común. Se ha intensificado el intercambio de información, en particular las consultas políticas informales entre el personal en relación con los tres países piloto (Bosnia y Herzegovina, la República de Moldavia y Túnez).

Refuerzo del diálogo político entre la UE y la OTAN

Se ha mantenido la práctica establecida de invitarse mutuamente a reuniones ministeriales pertinentes, y son más frecuentes las sesiones informativas transversales recíprocas sobre cuestiones de interés mutuo.