European Union External Action

Cooperación Estructurada Permanente (CEP)

Bruxelles, 05/03/2018 - 15:00, UNIQUE ID: 171019_29
Factsheets

Profundizar la cooperación entre los Estados miembros de la UE en materia de defensa

Hacia una mayor seguridad para la Unión Europea y sus ciudadanos

A la vista de la transformación del entorno de seguridad, la Estrategia Global sobre Política Exterior y de Seguridad de la Unión Europea puso en marcha un proceso para reforzar la cooperación en materia seguridad y defensa. Los Estados miembros convinieron en intensificar la labor de la Unión Europea en esta materia y reconocieron que, para lograr este objetivo, es preciso mejorar la coordinación e incrementar las inversiones en defensa y la cooperación en cuanto al desarrollo de las capacidades de defensa. .

Este es el objetivo principal de la Cooperación Estructurada Permanente en materia de seguridad y defensa (CEP), tal y como se recoge en el Tratado de la UE, artículos 42.6 y 46, así como en el protocolo 10. A través de la CEP los Estados miembros aumentan su eficacia a la hora de hacer frente a los retos en materia de seguridad y de avanzar hacia una mayor integración y fortalecimiento de la cooperación en materia de defensa en el marco de la UE.

«Hemos activado una Cooperación Estructurada Permanente en materia de defensa, ambiciosa e inclusiva. 25 Estados miembros se han comprometido a unir sus fuerzas de manera regular, hacer cosas juntos, gastar juntos, invertir juntos, comprar juntos y actuar juntos. Las posibilidades de la Cooperación Estructurada Permanente son inmensas. »

Alta representante / vicepresidenta, Federica Mogherini, en diciembre de 2017

 

Profundizar la cooperación en materia de defensa mediante compromisos vinculantes

La CEP es un marco y un proceso basados en el Tratado que tiene el objetivo de profundizar la cooperación en materia de defensa entre los Estados miembros de la UE que tengan la capacidad y el deseo de avanzar en esta dirección. El objetivo es reforzar conjuntamente las capacidades de defensa y ponerlas a disposición de las operaciones militares de la UE. De este modo se reforzará la capacidad de la UE como socio en materia de seguridad internacional, lo que contribuirá a proteger a los europeos y a maximizar la eficacia del gasto en defensa.

La diferencia entre la CEP y otras formas de cooperación es el carácter vinculante de los compromisos contraídos por los Estados miembros participantes. No obstante, la participación sigue siendo voluntaria, la toma de decisiones seguirá estando en manos de los Estados miembros participantes y se tiene en cuenta el carácter específico de la política de seguridad y defensa de todos los Estados miembros.

 

Etapas para establecer una Cooperación Estructurada Permanente

Siguiendo las orientaciones del Consejo Europeo, se han completado con éxito tres etapas para establecer la CEP:

1.ª etapa: Los Estados miembros presentaron una lista de compromisos comunes en septiembre de 2017 en relación con los principales ámbitos del Protocolo n.° 10 del Tratado, en particular, las inversiones en materia de defensa, el desarrollo de capacidades y la disponibilidad operativa.

2.ª etapa: El 13 de noviembre de 2017, los ministros firmaron una notificación conjunta sobre la CEP y la transmitieron a la Alta Representante y al Consejo; este es el primer paso oficial para la creación de la CEP. En ella se establecen los principios, en particular se destaca el carácter vinculante e inclusivo del marco jurídico, una lista de 20 compromisos comunes vinculantes que los Estados miembros han acordado asumir, y propuestas sobre la gobernanza de la CEP.

3.ª etapa: El 11 diciembre 2017, el Consejo adoptó una Decisión por la que se establece la CEP y la lista de participantes. Un total de 25 Estados miembros han decidido participar en la CEP[1]; aprobaron una declaración en la que se definían las primeros 17 proyectos de colaboración en el marco de la CEP. Hay proyectos en los ámbitos de desarrollo capacidades y de dimensión operativa, y van desde el establecimiento de un mando médico europeo, un centro de competencias para las misiones de formación de la UE, equipos de ciberrespuesta rápida y asistencia mutua en ciberseguridad, hasta el socorro para desastres militares y la mejora de la vigilancia marítima.

 

Estructura y gobernanza

La CEP consta de una estructura en dos niveles:

  • Nivel del Consejo: Responsable de la dirección política general y la toma de decisiones, incluido en lo que se refiere al mecanismo de evaluación para determinar si los Estados miembros cumplen sus compromisos. Los únicos con derecho a voto son los miembros de la CEP, las decisiones se toman por unanimidad (exceptuando las decisiones en relación con la suspensión de la condición de miembro y con la entrada nuevos miembros que se adoptan por mayoría cualificada).

 

  • Nivel de proyectos: La eficacia de la CEP se medirá en función de los proyectos que desarrolle. Cada proyecto estará gestionado por los Estados miembros que contribuyan a él, de acuerdo con las normas generales de gestión de proyectos que se elaboren a un nivel superior.

 

Secretaría de la CEP: La Agencia Europea de Defensa y el SEAE, incluido el Estado Mayor de la UE, que trabajarán conjuntamente, desempeñarán la función de secretaría de la CEP, con un único punto de contacto para los Estados miembros participantes.

 

Proceso de evaluación: Cada Estado miembro participante deberá comunicar anualmente un Plan Nacional de Aplicación (PNA) para valorar el cumplimiento de los compromisos vinculantes que hayan asumido. La Alta Representante presentará un informe anual al Consejo sobre la CEP. Basándose en él, el Consejo revisará también anualmente si los Estados miembros participantes siguen cumpliendo los compromisos más vinculantes.

 

Proyectos en el marco de la CEP: Se adoptará oficialmente la lista de proyectos y sus participantes mediante una decisión del Consejo de 6 de marzo de 2018. Cada proyecto correrá a cargo de diferentes grupos de Estados miembros participantes. Las normas generales de gobernanza de los proyectos serán adoptadas por el Consejo, así como las condiciones generales en virtud de las cuales se podría invitar excepcionalmente a terceros Estados a participar en proyectos en el marco de la CEP.

 

Siguientes etapas

El 6 de marzo de 2018, el Consejo adoptará una recomendación en la que se establece una hoja de ruta para la continuación de la aplicación de la CEP. El Consejo debería adoptar en mayo o junio de 2018 un conjunto de normas comunes de gobernanza de los proyectos, así como una recomendación para articular de forma ordenada los compromisos más vinculantes y precisar objetivos más específicos.

 

La CEP: un instrumento importante para la seguridad de la UE y de sus ciudadanos

  • La CEP es tanto un marco permanente para una cooperación más estrecha como un proceso estructurado para intensificar gradualmente la cooperación en materia de defensa en el marco de la Unión. Constituye un factor de impulso de la integración en el ámbito de la defensa.
  • Cada Estado participante facilitará un plan nacional de contribuciones y esfuerzos que haya acordado realizar. Estos planes nacionales de aplicación estarán sometidos a una evaluación periódica. La CEP difiere, por lo tanto, del enfoque voluntario que se aplica actualmente en el marco de la Política Común de Seguridad y Defensa de la UE.
  • La CEP está diseñada para mejorar la eficiencia de la defensa europea y producir más resultados mediante la mejora de la coordinación y la cooperación en los ámbitos de  las inversiones, el desarrollo de capacidades y la disponibilidad operativa. El refuerzo de la cooperación en esta materia permitirá disminuir el número de sistemas armamentísticos diferentes en Europa, y, por tanto, reforzar la cooperación operativa entre Estados miembros, y mejorar la interoperabilidad y la competitividad industrial.
  • La CEP contribuirá a reforzar la autonomía estratégica de la UE para actuar, tanto de manera independiente cuando sea necesario, como con asociados cuando sea posible. Si bien la CEP se basa en la idea de que la soberanía puede ejercerse mejor colaborando, la soberanía nacional permanece realmente intacta.
  • Las capacidades militares desarrolladas en el marco de la CEP siguen estando en poder de los Estados miembros, que también pueden ofrecer su disponibilidad en otros contextos como la OTAN o las Naciones Unidas.

 

La CEP como parte de un paquete inclusivo de Defensa

La CEP está estrechamente relacionada con la nueva Revisión anual coordinada de la defensa (CARD) y con el Fondo Europeo de Defensa. Se trata de instrumentos complementarios que se refuerzan mutuamente con el objetivo de mejorar las capacidades de defensa de los Estados miembros:

  • CARD, gestionada por la Agencia Europea de Defensa mediante la vigilancia sistemática de los planes nacionales de gasto en defensa, ayudar a definir oportunidades de nuevas iniciativas de colaboración.
  • El Fondo Europeo de Defensa facilita incentivos financieros para que los Estados miembros impulsen la cooperación en materia de defensa, desde la fase de investigación hasta la de desarrollo de capacidades, incluidos los prototipos, a través de la cofinanciación a cargo del presupuesto de la UE. Los proyectos en el marco de la CEP pueden beneficiarse de un aumento de la cofinanciación de la UE, lo que podría representar un 30 %, en lugar del 20 %, para los prototipos.
  • La CEP desarrollará proyectos de capacidades, definidos en particular a través del proceso CARD en áreas prioritarias. Los proyectos seleccionados podrían también beneficiarse de la financiación con cargo al Fondo Europeo de Defensa, como se ha explicado anteriormente.
 

[1] Los Estados miembros participantes son: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, los Países Bajos, Polonia, Portugal, la República Checa, Rumanía y Suecia.