European Union External Action

Informe de la UE sobre los Derechos Humanos y la Democracia en el Mundo - 2019

17/06/2020 - 18:36
News stories

DD HH

 

La Unión Europea publicó el pasado 15 de junio su informe anual 2019 sobre Derechos Humanos y Democracia en el Mundo.

Los informes de cada país pueden ser consultados en este enlace: https://eeas.europa.eu/headquarters/headquarters-homepage/8437/eu-annual-reports-human-rights-and-democratisation_en

Este es el informe relativo a Bolivia:

EU ANNUAL REPORT ON HUMAN RIGHTS AND DEMOCRACY IN BOLIVIA 2019

Plurinational State of Bolivia

1. Overview of the human rights and democracy situation: 2019 has been a very delicate year for Bolivia, experiencing a long and polarising electoral campaign culminating in a crisis caused by the manipulation of elections and eventually paving the way for an interim government, which is now preparing new elections. Democracy was severely tested and violence prevailed for a few days causing dozens of casualties. Law enforcement measures are being scrutinised.

Bolivia adopted several new legislative acts, but violence against women and children, due process rights of detainees, child labour, freedom of expression and impunity for human rights violations remain major concerns. Despite recommendations issued during the country’s Universal Periodic Review (UPR), a national protection framework for human rights defenders still needs to be adopted. International human rights organisations continue to report concerns about judicial independence and the rights of persons deprived of liberty. Positive steps undertaken in 2019, such as the amendment of the Criminal Procedure Code or a penitentiary census to improve detention conditions still lack implementation.

The human rights and democracy situation was put under strain particularly due to the electoral process leading up to and following the 20 October elections. Before the elections, concerns were high regarding the political independence and technical capabilities of the electoral authorities. Elections lacked the necessary credibility and the Organisation of American States (OAS) identified intentional manipulation. The EU Election Expert Mission deployed for the elections also found a range of errors and irregularities. As a result and due to the deep divide between MAS and the former opposition, the country plunged into a dangerous spiral of violence and political paralysis, leading to the death of more than 20 people. In this context, possible human rights violations remain to be investigated.

An interim government took office in November and a fragile stability was established only towards the end of the year against the background of new elections in 2020. Polarisation nevertheless continued with further threats to freedom of expression and the press, inter alia leading to the closure of 58 community radio stations and the intimidation of journalists. Lacking political independence under the MAS Government, the Institution of the Ombudsman remains to be re-established with its full independent mandate.

The Office of the United Nations High Commissioner for Human Rights, closed since 2018, is considering its reopening in coordination with a new government after the 2020 elections. Since November, an OHCHR human rights monitoring mission is present in the country to verify the human rights situation in the electoral context.

2. EU action – key focus areas: The EU action in 2019 continued with a focus on the three priority areas of the HRCDS, i.e. rule of law and access to justice, indigenous peoples’ rights and the elimination of violence against women, girls and boys.

Specific attention was dedicated to the work of human rights defenders and the promotion of space for civil society. The new Country Roadmap for EU Engagement with Civil Society for 2019-2022 was adopted in August.

In terms of democracy support, the EU provided technical assistance to the Electoral Court via IDEA International, in close cooperation with Spain and Sweden. This helped improve the electoral process management, with advances made to the voters’ registry, indigenous participation and IT systems. Moreover, the EU deployed an Election Expert Mission for the October general elections whose final report, including its recommendations on how to improve future electoral processes, was handed over to the authorities and made available to the public.

3. EU bilateral political engagement: In general, the EU continued to address its priorities in regular political dialogue with Bolivian authorities, aimed, inter alia, to advance the justice sector reform, to improve the human rights situation of children, human rights defenders and civil society, to address gender-based violence and to guarantee media freedom as well as freedom of expression.

A GSP+ Monitoring Mission by the European Commission visited the country in January, verifying the implementation of the 27 international conventions in the context of the EU´s preferential trade scheme (GSP+), with a focus on violence against women and children, justice, child labour and fight against corruption.

After the general elections on 20 October, and in response to the erupting violence and political uncertainties, the EU delegation, under the chairmanship of the Bishops' Conference (the episcopate of Bolivia), and together with Spain and the UN, assumed the role of facilitator by providing a platform to negotiate steps towards the pacification of the country as basis for new elections. As a result, the law on elections was passed and the Electoral Court re-established with newly appointed judges based on wide political consensus, which will contribute to the Court´s full independence in order to ensure free and transparent elections in 2020.

4. EU financial engagement: In 2019, the Financing Agreement for a first cooperation project with the objective to strengthen access to justice for all and to promote effective, transparent and accountable justice system institutions and a budget of EUR 3 million was signed with the Government of Bolivia. The project which integrates a strong gender and human rights perspective will be implemented by a consortium of Spain and UNODC (with Switzerland as a sub-grantee) in 2020.

Financial support to the human rights and democracy priorities is primarily provided through instruments of EIDHR and the CSO-LA. Currently, four EIDHR country contracts totalling EUR 3 million are being implemented: two focusing on gender equality and the fight against gender-based violence, and two supporting human rights defenders. In addition, one regional project supporting the rights of LGBTI persons (EUR 2 million) will start implementation in 2020. Further four civil society initiatives concentrating on human rights priorities are being supported by CSO-LA funds of EUR 7 million. The activities of focus on promoting advocacy on justice policies with an emphasis on vulnerable groups (2 actions), enhancing gender-sensitive budgeting and promoting CSO participation on development processes.

In 2019, the EU reinforced its support to the Bolivian Electoral Body through two technical assistance projects in preparation of the 2019 general elections. The EU technical support the electoral process will continue in 2020.

5. Multilateral context: The third Universal Periodic Review (UPR) took place in the fourth quarter, underlining a range of concerns, including restrictions on the work of human rights defenders, impunity for human rights violations, excessive pre-trial detention, limitations to children’s and women’s rights and recommendations on indigenous peoples' and environmental rights. The Bolivian Government accepted several UPR recommendations to strengthen the capacity and the independence of the judiciary, as well as to review the legal grounds and practice of pre-trial detention. Several human rights organisations reported that the implementation of these recommendations was lagging behind.

In the framework of the IACHR session in Bolivia in February, a coalition of Bolivian CSOs financed by the EIDHR, organised side events on access to information and pre-trial detention. Civil society equally received funding to be able to participate in the IAHRC meeting of November on human rights violations in the context of the post-electoral conflict, as well as to establish a senior advisory group to observe the selection process of the new IACHR Commissioner.

 

INFORME ANUAL DE LA EU SOBRE DERECHOS HUMANOS Y DEMOCRACIA EN BOLIVIA 2019

TRADUCCIÓN DE CORTESÍA

Estado Plurinacional de Bolivia

1. Resumen de la situación de los derechos humanos y la democracia: El 2019 fue un año muy delicado para Bolivia. Vivió una larga campaña electoral que polarizó al país y culminó en una crisis causada por la manipulación de las elecciones. Esto dio paso a un gobierno interino que ahora está preparando las nuevas elecciones. La democracia fue sometida a una dura prueba y la violencia prevaleció durante varios días, causando docenas de víctimas. Se está revisando las medidas utilizadas para la aplicación de la ley.

Bolivia adoptó varias nuevas medidas legislativas, pero la violencia contra las mujeres y los niños, los derechos al debido proceso de los privados de libertad, el trabajo infantil, la libertad de expresión y la impunidad por las violaciones de los derechos humanos siguen siendo las principales preocupaciones. A pesar de las recomendaciones emitidas durante el Examen Periódico Universal (EPU) del país, aún debe adoptarse un marco de protección nacional para los defensores de los derechos humanos. Las organizaciones internacionales de derechos humanos continúan expresando sus preocupaciones sobre la independencia judicial y los derechos de las personas privadas de libertad. Los pasos positivos emprendidos en 2019, como la enmienda del Código de Procedimiento Penal o un censo penitenciario para mejorar las condiciones de detención, aún no se implementan.

La situación de los derechos humanos y la democracia se vio afectada especialmente debido al proceso electoral que condujo a las elecciones del 20 de octubre y a los hechos posteriores. Antes de las elecciones había una gran preocupación con respecto a la independencia política y a las capacidades técnicas de las autoridades electorales. Las elecciones carecieron de la credibilidad necesaria y la Organización de Estados Americanos (OEA) identificó una manipulación intencional. La Misión de Expertos Electorales de la UE desplegada para las elecciones también encontró una serie de errores e irregularidades. Como resultado y debido a la profunda división entre el MAS y la antigua oposición, el país se sumió en una peligrosa espiral de violencia y parálisis política, lo que provocó la muerte de más de 20 personas. En este contexto, las posibles violaciones de los derechos humanos quedan por investigar.

Un gobierno interino asumió el poder en noviembre. Sólo hacia finales de año, se estableció una frágil estabilidad con la perspectiva de unas nuevas elecciones en 2020. Sin embargo, la polarización continuó con nuevas amenazas a la libertad de expresión y la prensa. 58 estaciones de radio comunitarias cerraron emisiones y hubo amenazas a periodistas. Al carecer de independencia política bajo el gobierno del MAS, la Defensoría del Pueblo aún no se ha restablecido con un mandato totalmente independiente.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, cerrada desde 2018, está considerando su reapertura después de las elecciones de 2020, en coordinación con el nuevo gobierno. Desde noviembre, una misión de monitoreo de derechos humanos del ACNUDH está presente en el país para verificar la situación de los derechos humanos en el contexto electoral.

2. Acción de la UE - Áreas prioritarias: La acción de la UE en 2019 continuó con un enfoque en las tres áreas prioritarias de la estrategia para los derechos humanos y la democracia para Bolivia (HRDCS por sus siglas en inglés), es decir, el estado de derecho y el acceso a la justicia, los derechos de los pueblos indígenas y la eliminación de la violencia contra las mujeres, niñas y niños.

Se prestó especial atención al trabajo de los defensores de los derechos humanos y a la promoción del espacio para la sociedad civil. En agosto se adoptó la nueva hoja de ruta del compromiso de la UE con la sociedad civil 2019-2022.

En términos de apoyo a la democracia, la UE brindó asistencia técnica al Órgano Electoral Plurinacional a través de IDEA Internacional, en estrecha cooperación con España y Suecia. Esto ayudó a mejorar la gestión del proceso electoral, con avances en el registro de votantes, la participación indígena y los sistemas informáticos. Además, la UE desplegó una Misión de Expertos Electorales para las elecciones generales de octubre cuyo informe final, incluidas sus recomendaciones sobre cómo mejorar los procesos electorales futuros, fue entregado a las autoridades y puesto a disposición del público.

3. Compromiso político bilateral de la UE: En general, la UE continuó abordando sus prioridades a través de un diálogo político permanente con las autoridades bolivianas, con el objetivo, entre otras cosas, de avanzar en la reforma del sector judicial; mejorar la situación de los derechos humanos de la niñez, los defensores de los derechos humanos y la sociedad civil; abordar la violencia de género; garantizar la libertad de los medios y la libertad de expresión.

Una misión de monitoreo del SPG + de la Comisión Europea visitó el país en enero, y verificó la implementación de las 27 convenciones internacionales en el contexto del esquema de comercio preferencial de la UE (SPG +), con un enfoque en la violencia contra las mujeres y niños, justicia, trabajo infantil y lucha contra la corrupción.

Después de las elecciones generales del 20 de octubre, y en respuesta a la violencia desatada y a las incertidumbres políticas, la Delegación de la UE, bajo el liderazgo de la Conferencia Episcopal (el episcopado de Bolivia), y junto a España y la ONU, asumió el papel del facilitador al proporcionar una plataforma para negociar los pasos hacia la pacificación del país como base para nuevas elecciones. Como resultado, se aprobó la ley de elecciones y el Tribunal Electoral se restableció con jueces recién nombrados en base a un amplio consenso político, lo que contribuirá a su total independencia para garantizar unas elecciones libres y transparentes en 2020.

4. Compromiso financiero de la UE: En 2019, se firmó con el Gobierno de Bolivia un Acuerdo de Financiación con un presupuesto de 3 millones de euros para un primer proyecto de cooperación destinado a fortalecer el acceso a la justicia para todos y promover instituciones del sistema de justicia eficaces, transparentes y responsables. El proyecto integra una fuerte perspectiva de género y derechos humanos y será implementado en 2020 por un consorcio español y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito – UNODC (con Suiza como sub-concesionario).

El apoyo financiero a las prioridades de derechos humanos y democracia se brinda principalmente a través del Instrumento Europeo de Democracia y Derechos Humanos (IEDDH) y las Organizaciones de la Sociedad Civil-Autoridades Locales (OSC-AL). En la actualidad, se están implementando cuatro contratos país IEDDH, por un total de 3 millones de euros: dos centrados en la igualdad de género y la lucha contra la violencia de género, y dos que apoyan a los defensores de los derechos humanos. Además, un proyecto regional que apoya los derechos de las personas LGBTI (2 millones de euros) comenzará a implementarse en 2020. Otras cuatro iniciativas de la sociedad civil que se concentran en las prioridades de los derechos humanos están siendo apoyadas con 7 millones de euros de fondos de las OSC-AL. Las actividades se centran en incentivar la promoción de políticas de justicia con énfasis en los grupos vulnerables con dos acciones destinadas a mejorar la elaboración de presupuestos sensibles al género y promover la participación de las OSC en los procesos de desarrollo.

En 2019, la UE reforzó su apoyo al Órgano Electoral Plurinacional a través de dos proyectos de asistencia técnica para la preparación de las elecciones generales de 2019. El apoyo técnico al proceso electoral de la UE continuará en 2020.

5. Contexto multilateral: El tercer Examen Periódico Universal (EPU) tuvo lugar en el cuarto trimestre y puso en evidencia una serie de preocupaciones, que incluyen las restricciones al trabajo de los defensores de los derechos humanos; la impunidad por las violaciones de los derechos humanos; la detención preventiva excesiva; las limitaciones a los derechos niños y mujeres; recomendaciones en cuanto a los derechos de los pueblos indígenas y el medio ambiente. El Gobierno boliviano aceptó varias recomendaciones del EPU para fortalecer la capacidad y la independencia del poder judicial y para revisar los fundamentos legales y la práctica de la detención preventiva. Varias organizaciones de derechos humanos informaron que la implementación de estas recomendaciones estaba siendo rezagada.

En el marco de la sesión de la CIDH en Bolivia en febrero, una alianza de OSC bolivianas financiadas por el IEDDH organizó eventos paralelos sobre el acceso a la información y la detención preventiva. La sociedad civil recibió igualmente fondos para poder participar en la reunión de noviembre de la CIDH que abordó temas relativos a las violaciones de derechos humanos en el contexto del conflicto postelectoral, y estableció un grupo consultivo superior para observar el proceso de selección del nuevo Comisionado de la CIDH.

 

Secciones editoriales: