Saint-Lucia and the EU

Reino Unido: declaración del Alto Representante sobre la apertura de la Delegación de la UE en Londres

Brussels, 01/02/2020 - 00:01, UNIQUE ID: 200131_2
Statements by the HR/VP

Hoy el Reino Unido abandona la Unión Europea y pasa a ser un país tercero. Aunque lamentamos la decisión del Reino Unido de salir de nuestra Unión, respetamos plenamente su elección y estamos dispuestos a seguir adelante.

A partir de ahora será la Delegación de la UE la que, bajo mi autoridad en tanto que Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, asuma la representación diplomática de la Unión Europea

He nombrado embajador, en su calidad de jefe de Delegación, a João Vale de Almeida y tengo por seguro que trabajará sin descanso para garantizar una cooperación fluida entre la Unión Europea y el Reino Unido. Las oficinas de la antigua Representación de la Comisión en Londres pasarán a ser de la Delegación de la Unión Europea y entrarán en funcionamiento hoy mismo.

Además de atender a las responsabilidades habituales de una delegación de la UE en un país tercero —como la representación diplomática de la UE, la coordinación y presentación de informes a la UE y la promoción de la UE en el país de acogida— la Delegación de la UE en el Reino Unido habrá de jugar un papel fundamental para garantizar la ejecución del Acuerdo de Retirada con el Reino Unido. Además, junto con las embajadas de los Estados miembros, concienciará sobre los derechos de los ciudadanos de la UE en el Reino Unido después del Brexit.

El Reino Unido seguirá siendo un socio clave para la Unión Europea. Nuestra relación se asienta en valores e intereses comunes derivados de la geografía, de la historia y de valores arraigados en nuestro patrimonio común europeo.

La relación económica, social y política entre la Unión Europea y el Reino Unido no se extinguirá. Estamos, y seguiremos estando, estrechamente vinculados. Nuestro deseo es construir una nueva y ambiciosa asociación en materia de cooperación comercial y económica, en cuestiones policiales y de justicia penal, en la política exterior, la seguridad y la defensa.

Espero con interés lo que confío sea una muy estrecha cooperación con nuestros amigos británicos frente a los retos comunes que nos acechan en el plano regional y mundial.

Secciones editoriales: