Josep Borrell, alto representante y vicepresidente, viaja a los Estados Unidos para seguir reforzando la asociación transatlántica

14/10/2021 - 10:37
News stories

El alto representante de la UE y vicepresidente, Josep Borrell, realiza su primera visita oficial a Washington desde la toma de posesión del Gobierno de Biden, a fin de consolidar los fuertes lazos entre la UE y los Estados Unidos. El objetivo de la visita es profundizar aún más en la cooperación y el diálogo de los dos socios transatlánticos a la hora de hacer frente a los retos mundiales y de defender los valores comunes. Josep Borrell se reunirá con el secretario de Estado, Antony Blinken, y la vicesecretaria de Defensa, Kathleen Hicks.

 

El alto representante de la UE y vicepresidente Josep Borrell viaja para reunirse con el Gobierno de Biden a fin de seguir reforzando la asociación estratégica entre la UE y los Estados Unidos y reiterar nuestro compromiso conjunto de colaborar en materia de política exterior, seguridad y defensa, y retos mundiales.

El contexto mundial es muy complicado, ya que el impacto de la pandemia de COVID-19 ha dado pie a un nivel inimaginable de presión sobre los gobiernos de todo el mundo y demuestra la necesidad de cooperar. Mientras se sufre la crisis sanitaria, el cambio climático sigue poniendo en peligro nuestro planeta. Además, las instituciones y los valores democráticos son cada vez más cuestionados y se están produciendo cambios geopolíticos importantes. A ambos lados del Atlántico, existe un claro entendimiento de que es necesario emprender acciones conjuntas para encontrar soluciones a estos problemas. Una alianza sólida entre la UE y los Estados Unidos es más importante que nunca para superar los retos a los que se enfrenta el mundo, defender los valores comunes y velar por la seguridad y la prosperidad mundiales.

En junio de este año, la Cumbre UE-Estados Unidos marcó el inicio de una asociación transatlántica renovada, al hacerse hincapié, según la declaración final, en que se trata de una oportunidad y una responsabilidad para ayudar a las personas a ganarse la vida y sentirse seguras, luchar contra el cambio climático y defender la democracia y los derechos humanos. Los dirigentes acordaron trabajar codo con codo para poner fin a la pandemia de COVID-19, prepararse para los futuros retos sanitarios mundiales e impulsar una recuperación mundial sostenible. a fin de proteger nuestro planeta y fomentar el crecimiento ecológico, reforzar el comercio, la inversión y la cooperación tecnológica, y construir un mundo más democrático, pacífico y seguro.

El Consejo UE-Estados Unidos de Comercio y Tecnología, inaugurado a finales de septiembre, traduce en hechos una colaboración más profunda en temas fundamentales a escala mundial de tecnología, economía y comercio, y refuerza las relaciones comerciales y económicas transatlánticas, fundando sus políticas en los valores democráticos comunes.

El alto representante de la UE se basará en ello para seguir haciendo realidad el ambicioso programa transatlántico. Hará un seguimiento de una serie de contactos ya mantenidos con sus homólogos estadounidenses y celebrará reuniones con el Gobierno de ese país para reforzar las relaciones bilaterales en materia de política exterior, seguridad y defensa. Entre otros, Josep Borrell se reunirá con el secretario de Estado, Antony Blinken, y la vicesecretaria de Defensa, Kathleen Hicks. El alto representantes y vicepresidente Borrell ha declarado lo siguiente: «Una cosa está clara: una estrecha cooperación entre la UE y los Estados Unidos, basada en nuestros valores comunes, es clave para la paz, la seguridad y la prosperidad internacionales».

Las reuniones se centrarán en medidas concretas para profundizar en la asociación transatlántica en materia de seguridad y defensa, y abordarán una amplia gama de asuntos de política exterior, tales como las relaciones con Rusia y China, la colaboración con los Balcanes Occidentales, la cooperación transatlántica en el Indo-Pacífico, Afganistán y el Sahel, y el PAIC.

La visita también brindará la oportunidad de cooperar con vistas a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima CP 26. Con la vuelta de los Estados Unidos al Acuerdo de París, ha llegado el momento de dar forma a un programa ecológico transatlántico global, empezando por un compromiso conjunto de cero emisiones netas para 2050.

La protección de los derechos humanos y la democracia ha sido una prioridad desde hace mucho tiempo de la cooperación entre la UE y los Estados Unidos y lo seguirá siendo. A este respecto, la UE y los Estados Unidos también intensificarán su cooperación para hacer frente a los retos del retroceso democrático, sobre todo a través de la Cumbre por la Democracia, que el presidente Biden organizará a finales de este año.

Antecedentes de las relaciones UE-Estados Unidos

La Unión Europea y los Estados Unidos suman 780 millones de personas que comparten valores democráticos, así como una participación en el sistema multilateral mundial basado en normas. Durante los sesenta últimos años, la UE y los Estados Unidos han colaborado para promover valores comunes como la paz, la libertad y el Estado de Derecho.

La UE y los Estados Unidos han construido juntos la relación de comercio e inversión más grande y abierta del mundo, que redunda en beneficio de millones de ciudadanos y empresas a ambos lados del Atlántico.

En la campaña de vacunación mundial contra la COVID-19, el papel de la UE y los Estados Unidos ha sido fundamental, al ser los mayores contribuyentes al Mecanismo COVAX, al que la UE ha aportado más de 3 000 millones EUR y los Estados Unidos, 4 000 millones USD.

La UE y los Estados Unidos están resueltos a lograr una recuperación sostenible de la pandemia. La UE ha destinado 1,8 billones EUR a relanzar una economía más ecológica, más digital y más equitativa. En los Estados Unidos, el Plan de Rescate estadounidense de 1,9 billones de dólares acelerará la recuperación de los Estados Unidos de la pandemia de COVID-19.

Autor