Order of Malta

Declaración conjunta de Federica Mogherini, Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad/Vicepresidenta de la Comisión Europea, y Virginia Gamba, Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para l

Bruxelles, 12/02/2019 - 15:53, UNIQUE ID: 190212_8
Statements by the HR/VP

Declaración conjunta de Federica Mogherini, Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad/Vicepresidenta de la Comisión Europea, y Virginia Gamba, Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para la Cuestión de los Niños y los Conflictos Armados, con motivo del Día Internacional contra el Uso de Niños Soldado

El Día Internacional contra el Uso de Niños Soldado, Federica Mogherini, Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y Vicepresidenta de la Comisión Europea, y Virginia Gamba, Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para la Cuestión de los Niños y los Conflictos Armados, han reiterado el compromiso de la UE y de las Naciones Unidas de colaborar para poner fin al reclutamiento y uso de niños en situaciones de conflicto, y de apoyar eficazmente la reintegración de los menores asociados a contendientes en un conflicto.

Según han declarado: «A pesar de años de diálogo y de los avances registrados al respecto, el reclutamiento y la utilización de niños siguen produciéndose en demasiados conflictos. Se trata de niños sustraídos a sus familias y comunidades, privados de su infancia, de la educación y la asistencia sanitaria, así como de la posibilidad de crecer en un entorno seguro y propicio. Cuando se libera a los niños, nos esforzamos por apoyarlos, por ejemplo, trabajando para prevenir la reaparición de conflictos y fomentar una paz sostenible. Seguiremos trabajando para velar por que los derechos humanos de los niños estén plenamente integrados en los esfuerzos mundiales de prevención de conflictos, consolidación de la paz, mediación y reconstrucción. Todos los niños tienen derecho a recibir educación y la oportunidad de decidir su futuro».

 En una época en la que los conflictos son cada vez más complejos, la colaboración entre la Unión Europea y la Oficina de la Representante Especial es esencial para garantizar la mejor respuesta posible para los niños y las niñas que se utilizan y de los que se abusa en los conflictos armados. A lo largo de los años, la UE y las Naciones Unidas no han cesado de apoyar los esfuerzos dirigidos a prevenir el reclutamiento y el empleo de niños en conflictos, velar por su liberación y garantizar su reintegración. En Uganda, la República Democrática del Congo, la República Centroafricana, Sudán o Siria, la UE ha prestado asistencia a los niños necesitados, reintegrando a aquellos asociados a fuerzas y grupos armados en familias u ofreciéndoles soluciones asistenciales alternativas, y volviéndolos a escolarizar. En Mauritania, la UE apoya a las Naciones Unidas en su ofrecimiento de apoyo psicosocial, inserción en el sistema educativo y reintegración socioeconómica a los niños soldados refugiados procedentes de Mali. En Colombia, se ha identificado a cientos de menores afectados por el conflicto y grupos armados a fin de que recibieran ayudas a la reintegración, y un proyecto de liberación y reintegración de los niños en Sudán apoya la aplicación del plan de acción para atajar y prevenir el reclutamiento infantil y los esfuerzos por prevenir el reclutamiento de niños en situación de riesgo.

Puesto que la educación es fundamental para evitar el empleo de niños en los conflictos y para la reintegración, se concede prioridad a los niños asociados a las fuerzas y grupos armados a la hora de apoyar su acceso a la educación. Con este fin, la UE tiene previsto aumentar la financiación humanitaria destinada a la educación en situaciones de emergencia al 10 % del presupuesto global de ayuda humanitaria de la UE a partir de este año, y a volver a escolarizar a los niños atrapados en crisis humanitarias en un plazo de tres meses. La UE también sigue apoyando con firmeza el mandato de las Naciones Unidas en materia de niños y conflictos armados, que cuenta con herramientas que tienen un efecto real sobre el terreno.

La UE y las Naciones Unidas apoyan actualmente la aplicación de planes de acción para acabar con el reclutamiento y la utilización de niños por parte de quince contendientes en conflictos, con un esfuerzo adicional en los países de la agenda de menores y conflictos armados. Esta labor, que cuenta con el apoyo de las Naciones Unidas y de ONG colaboradoras, así como de los Estados miembros, permitió liberar a miles de niños en 2018. La promoción de intereses y el diálogo también están arrojando resultados positivos a la hora de proteger las escuelas y los hospitales, reducir la violencia sexual en los conflictos y atajar y prevenir otras infracciones graves contra los niños.

Con motivo del 19.º aniversario del Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en los conflictos armados, la UE y las Naciones Unidas se comprometen a seguir colaborando para estar mejor preparadas y ser complementarias a la hora de hacer frente a este problema en todo el mundo. Los niños son los garantes de un futuro mejor y es nuestra responsabilidad común ofrecerles los medios para desempeñar su papel en nuestra sociedad.

 

Secciones editoriales: