Northern Dimension

La Unión Europea destina 500.000 euros en ayuda humanitaria para la población vulnerable afectada por la pandemia de coronavirus en el departamento de Amazonas (Colombia)

Bogotá, 03/08/2020 - 18:35, UNIQUE ID: 200803_9
Press releases

En el marco de su respuesta mundial al coronavirus y su decisión de apoyar a las poblaciones más vulnerables, la Unión Europea ha decidido dedicar 500.000 euros (unos 2100 millones de pesos) para apoyar a las comunidades que viven en el departamento del Amazonas en Colombia a reducir el riesgo de difusión del virus y a mejorar las medidas de mitigación. Esta región tiene una proporción de población indígena muy significativa y últimamente ha resultado bastante afectada por virus del Covid-19.

Los fondos serán gestionados por el departamento de Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria Europeas e implementados por el consorcio humanitario Amazonia Alliance conformado por las organizaciones no gubernamentales Acción Contra el Hambre (ACH), Médicos del Mundo (MDM) y el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC, por sus siglas en inglés) presentes en Colombia hace más de veinte años y con una sólida experiencia en la respuesta de

“Esta es una muestra más de la solidaridad europea y de las acciones que la UE en Colombia está respaldando para apoyar a las poblaciones afectadas por la pandemia en el marco de nuestros socios humanitarios y del Equipo Europa. En este caso, la mayoría indígenas que pasan por un momento difícil por el Covid-19”, indicó la embajadora de la UE, Patricia Llombart.

Debido a su ubicación aislada y a la proximidad con Brasil y Perú – los dos países con el mayor número de casos reportados en América Latina – el departamento del Amazonas es el más afectado en Colombia y el que reporta la mayor tasa de mortalidad por millón de habitantes en el país.

La intervención durará seis meses y llegará directamente a más de 13.000 personas tanto en las áreas urbanas como en las zonas rurales de la municipalidad de Leticia donde se concentran las comunidades indígenas que viven en el Amazonas

Los fondos humanitarios permitirán reconstruir y rehabilitar sistemas de abastecimiento y tratamiento de agua para garantizar acceso a agua potable para 10.200 personas y la instalación de estaciones portátiles para el lavado de manos en centros de salud y espacios públicos. También se realizarán entregas de kits familiares de prevención contra el coronavirus.

Las comunidades beneficiarias recibirán asimismo kits de alimentos y dinero en efectivo para cumplir sus necesidades básicas. Las comunidades indígenas en las áreas rurales recibirán herramientas para aumentar el aprovisionamiento de alimentos, como redes de pesca, anzuelos y palas para que puedan acceder a sus fuentes de alimentos tradicionales.

Por otro lado, 2.000 personas recibirán capacitación profesional a través de talleres sobre cómo identificar y reportar casos de coronavirus para mejorar la eficiencia y la coordinación de los centros de salud.

 

Antecedentes

Aproximadamente la mitad de la población del departamento del Amazonas está constituida por comunidades indígenas que viven en zonas rurales aisladas con un acceso muy limitado o inexistente a servicios de atención de la salud. La pandemia del coronavirus ha agravado la situación haciendo aún más difícil supervisar los posibles casos y brindar una rápida asistencia, dejando a la población indígena en una situación de máxima vulnerabilidad. La Organización Nacional Indígena de Colombia alerta que al menos 3.111 familias están en riesgo de infección.

La Unión Europea y sus Estados Miembros son los mayores donantes de ayuda humanitaria en el mundo. La ayuda es una expresión de la solidaridad europea hacia las personas en situación de necesidad. El objetivo de la asistencia es salvar vidas, evitar y aliviar el sufrimiento humano, y salvaguardar la integridad y la dignidad humana de las poblaciones afectadas por desastres causados por fenómenos naturales y crisis causadas por el hombre.

La Comisión Europea, a través de su Directorio general de Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria Europeas (ECHO), asiste en todo el mundo a más de 120 millones de personas afectadas por conflictos y desastres cada año.