Delegation of the European Union
to the International Organisations in Vienna

Nicaragua y la UE

12/05/2016 - 15:25
EU relations with Country

Las relaciones de la Unión Europea (UE) con Nicaragua, así como con el resto de países centroamericanos, han evolucionado de forma notable desde sus inicios a mediados de los años ochenta.

La UE ha apostado a favor de Nicaragua, trabajando por la consolidación de un modelo de desarrollo sostenible basado en la paz, la democracia, la consolidación del Estado de Derecho y la profundización de la integración regional a nivel político.

En una primera etapa, la UE jugó un papel determinante en el fortalecimiento de los procesos de paz en Centroamérica, promoviendo a escala internacional los espacios inclusivos necesarios para llegar a una pronta solución de los conflictos en la región. Esta dinámica, enmarcada en lo que se ha conocido como "Diálogo de San José", ha servido de pauta para una destacada dimensión política en las relaciones entre el istmo y Europa, que se mantiene hoy día.

El siguiente momento en el progreso de las relaciones póliticas entre Nicaragua y la UE, comenzó en los años noventa y se caracteriza por el auge de la Cooperación al Desarrollo. A lo largo de las últimas décadas, la Cooperación de la UE hacia Centroamérica, y hacia Nicaragua en particular, se ha ido intensificando en lo cualitativo y ha sabido evolucionar en la búsqueda de herramientas más eficaces para un desarrollo sostenible.

Es importante destacar que las relaciones entre la UE y Nicaragua se han venido enmarcando de manera creciente en una perspectiva de integración regional centroamericana. De hecho, Nicaragua ha sido parte de los importantes acuerdos entre la UE y los países de Centroamérica: el Acuerdo Marco de Cooperación para América Central (1985), el Segundo Acuerdo Marco de Cooperación (1993) y el Acuerdo de Dialogo Político y Cooperación (2003).

De esta manera, las relaciones políticas de Nicaragua con la UE se encuentran inmersas en una lógica profunda y estable con objetivos de establecer prioridades comunes y eficientes en materia de cooperación, y fomentar una comunidad de acción a nivel internacional.

La UE ha apostado a favor de Nicaragua, trabajando por la consolidación de un modelo de desarrollo sostenible basado en la paz, la democracia, la consolidación del Estado de Derecho y la profundización de la integración regional a nivel económico.

El Acuerdo de Asociación.

Este Acuerdo, que abarca las Relaciones Comerciales, el Diálogo Político y la Cooperación,  supone un cambio de naturaleza en la relación entre ambas regiones, que ha pasado de reflejar los enfoques tradicionales "donante-receptor" y "otorgante-beneficiario" a manifestar un vínculo duradero entre "socios" con principios y valores compartidos.

Las relaciones económicas de Nicaragua con la UE tienen por objectivo de apuntalar de manera definitiva los lazos comerciales y fomentar una comunidad acción a nivel internacional. 

La UE se ha convertido en uno de los principales socios comerciales de Centroamérica, siendo el tercer destino de sus exportaciones y representando más del 10% de su intercambio mercantil, tras Estados Unidos y el propio Mercado Común Centroamericano.

Si bien este esquema ha resultado cada vez más fructífero, la madurez alcanzada en las relaciones entre CA y la UE ha hecho necesario evolucionar a otro tipo de vínculo: un Acuerdo de Asociación (AdA), que en lo comercial supone la creación de una zona de libre comercio, abriendo nuevas y mejores posibilidades de exportación para productos centroamericanos y ofreciendo condiciones más favorables de comercio e inversión para las empresas europeas.

Durante la última década las exportaciones de Nicaragua al mercado europeo han mostrado un constante crecimiento en valor. No obstante, las exportaciones siguen concentrándose en pocos productos, aprovechando la demanda de este mercado de más de 500  millones de consumidores.

En materia comercial, el AdA significa dejar atrás el enfoque tradicional de cooperación y otorgamiento unilateral y temporal de beneficios, a favor de un vínculo duradero entre socios comprometidos con el libre comercio y el desarrollo sostenible de ambas regiones.

El pilar comercial del AdA entró en vigor para Nicaragua el 1 de agosto de 2013. A partir de este momento el AdA es el marco legal de referencia en cuanto al comercio entre Nicaragua y la Unión Europea.

Nicaragua importa de la UE sobre todo medicamentos y agroquímicos, vehículos, maquinaria y equipos de transporte y de telecomunicaciones.

El Documento de Estrategia País (DEP) – para Nicaragua 2014-2020, con un monto de 204 millones de euros, tiene como objetivo la reducción de la pobreza a través de la promoción de un modelo de desarrollo inclusivo más productivo, focalizado en el aprovechamiento del bono demográfico que está viviendo el país.

A continuación se mencionan las tres áreas prioritarias de intervención en la estrategia para Nicaragua a las que se destinan los recursos, junto con los 8 millones de euros para las medidas de apoyo:

Apoyo al sector productivo

Esta prioridad es una pieza calve de la estrategia para Nicaragua 2014-2020 con consecuencias en términos de impacto, valor agregado y contribución al desarrollo del país. Tiene por objeto promover el desarrollo rural, incrementando la producción sostenible, competitividad y resiliencia al cambio climático de las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMEs) en los sectores agrícolas y agroindustriales.  El monto asignado para el cumplimiento de esta prioridad en el DEP es de 78 millones de euros.

Educación efectiva para el empleo

Esta prioridad es consistente con los compromisos financieros bajo el DEP 2007-2013 y mantiene los niveles de financiación que permitirán a la UE continuar apoyando el sector educativo en Nicaragua. En ese sentido, ahora se pretende mejorar la empleabilidad de la fuerza laboral, particularmente a los graduados de estudios secundarios. Se contempla la mejora de la relevancia de la educación, el acceso equitativo y la calidad de la educación secundaria, así como la educación técnica/vocacional en general. El monto asignado para el cumplimiento de esta prioridad en el DEP es de 68 millones de euros.

Adaptación al cambio climático

Debido a sus condiciones naturales, Nicaragua es particularmente vulnerable al cambio climático y propensa a desastres naturales. Una degradación ambiental a largo plazo tiene fuerte impacto sobre las personas a situaciones de pobreza. Por lo tanto, el objetivo para esta prioridad es incrementar la adaptación de la población al cambio climático en particular a través de un manejo integrado de recursos hídricos y aliviando la presión sobre los bosques. El monto asignado para el cumplimiento de esta prioridad en el DEP es de 50 millones de euros.

La asociación entre la UE y América Latina se fundamenta en unos vínculos históricos y culturales muy estrechos, unos intercambios entre pueblos muy extendidos, unos flujos comerciales y de inversión sólidos y en crecimiento; y unos cimientos profundos conformados por valores y aspiraciones comunes: el compromiso con la democracia, los derechos humanos y el Estado de derecho, la búsqueda de la cohesión social y el desarrollo sostenible.

Esta relación se formalizó en 1999, donde se estableció una asociación estratégica  birregional, en cuyo marco se han celebrado cumbres periódicas, la última en Bruselas en 2015. La UE ha concertado una amplia red de asociación y otros acuerdos con países individuales de América Latina y con agrupaciones regionales. Centroamérica es una de dichas regiones.

Los instrumentos de cooperación al desarrollo de la UE han sido una piedra angular crucial de esta relación, a lo largo de los años; la cooperación de la UE se ha implementado a través de: 1) programas bilaterales con países individuales, 2) mediante programas regionales como con Centroamérica, y 3) mediante programas aplicados a escala continental (América Latina).

El programa de cooperación para Centroamérica 2014-2020 se encuentra incluido en el documento “Programa indicativo plurianual regional para América Latina”, en su COMPONENTE 2: Programa indicativo plurianual para actividades de cooperación subregional con América Central, que dispone, para estos 7 años, de 120 millones de euros.

La UE, en línea con las prioridades identificadas por los Estados Miembros del SICA, elaboró el programa indicativo basado en los 3 sectores focales a los que la UE puede brindar mayor valor agregado, a saber:

Apoyo a la integración económica regional, incluyendo los compromisos tomados en esta área al momento de la suscripción del Acuerdo de Asociación con Centroamérica.

El objeto de esta prioridad se basa en contribuir al desarrollo inclusivo y sostenible de Centroamérica, a través de una mejorada integración económica regional. Es necesaria la reducción de las restricciones regionales a la competitividad, la diversificación y la inversión en Centroamérica, a través del apoyo a instituciones económicas regionales. De igual forma, se procura maximizar los beneficios de la población centroamericana frente a la implementación de los componentes económicos del Acuerdo de Asociación UE-CA. El monto asignado para el cumplimiento de esta prioridad es de 40 millones de euros.

 

Apoyo a la estrategia de seguridad regional y el estado de derecho.

En el marco de la Estrategia de Seguridad de Centroamérica  (ESCA), esta prioridad pretende alcanzar la reducción de los casos de crímenes violentos e impunidad en la región, al igual que el respeto de los derechos humanos y la promoción de una cultura de paz. Para esto es necesario fortalecer la capacidad de la región para disminuir la incidencia de organismos criminales transnacionales y de sus actividades, al igual que la mejora de capacidades para que sea brindado un servicio efectivo y verificable de seguridad y justicia a la población. El monto asignado para el cumplimiento de esta prioridad es de 40 millones de euros.

 

Apoyo a la estrategia regional para el cambio climático y la política centroamericana de gestión integral de riesgo.

El objetivo de esta prioridad, en el marco de la Estrategia Regional contra el Cambio Climático, es contribuir a hacer frente al cambio climático y a las cuestiones relacionadas con el medio ambiente, apoyando la adopción y la aplicación de medidas de adaptación, de mitigación y de reducción del riesgo de desastres y promoviendo inversiones que impliquen un bajo nivel de emisiones. Se quiere también Contribuir a la aplicación de políticas regionales pertinentes como la Política Centroamericana para la Gestión Integral del Riesgo (PCGIR) y el Plan Regional de Reducción de Desastres (PRRD).El monto asignado para el cumplimiento de esta prioridad es de 35 millones de euros.

 

Idiomas:
Secciones editoriales: