Delegation of the European Union to Uruguay

Día de Europa 2018

09/05/2018 - 05:00
Novosti

El martes 8 de mayo en la sede de la Delegación de la Unión Europea en Uruguay se celebró el Día de Europa. Asistieron a la recepción Ministros y otras altas autoridades del gobierno nacional y los departamentales, senadores y diputados, el cuerpo diplomático, y representantes del sector privado y la sociedad civil uruguaya.

Dentro del marco del evento, se destacó la presencia comercial, cultural y educativa de la UE en Uruguay. Empresas importadoras de alimentos y bebidas europeas hicieron degustación de sus productos, y empresas importadoras de automóviles europeos exhibieron selectos vehículos de alta gama. Asimismo, la red EUNIC Montevideo de institutos nacionales de cultura y los colegios uruguayos con vínculos a Estados Miembros de la UE pusieron de relevancia sus actividades y los cursos ofrecidos.

En su discurso, Embajador Karl-Otto König subrayó que la UE es el único super soft power del mundo, resaltó el valor del multilateralismo y defendió la democracia. Señaló que no necesitamos el derecho de la fuerza, pero sí la fuerza del derecho internacional público. Y concluyó que no necesitamos muros, sino puentes.

 

Ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, Ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, Ministra de Turismo, Liliam Kechichian, Intendente de Montevideo, Daniel Martínez, autoridades  nacionales y departamentales, colegas del Cuerpo Diplomático, señoras y señores.

Muchas gracias por acompañarnos en el día de hoy en este festejo del Día de Europa.

Emma y yo volvimos a Uruguay hace algunos meses. Lo hicimos con mucha alegría, y Uruguay no nos ha decepcionado. Sigue siendo un país lindo, acogedor, con una gran cultura. Disfrutamos de nuestras amistades: la gente es muy amable. Eso tampoco ha cambiado.

Los uruguayos siguen hablando de su país como un país chico. Pero el tamaño no cuenta para mí. Lo que hace la diferencia es la calidad. Y en este sentido Uruguay es un grande.

Mi nuevo papel, esta vez con sombrero europeo, no me ha decepcionado tampoco. Al contrario, tengo la enorme suerte de tener un extraordinario equipo apoyándome. Desde aquí, un sincero gracias a todos mis colegas de la Delegación de la Unión Europea.

Además, es un privilegio y un honor el poder cooperar con mis colegas los Embajadores de los Estados Miembros de la Unión Europea aquí presentes. ¡Gracias por su valiosa cooperación!

Señoras y señores, he llegado con mi meta personal de ver la firma del acuerdo de asociación entre el Mercosur y la UE.

Desde el principio Emma y yo hemos ofrecido muchos asados, porque pienso que al menos alguien debería cumplir con la cuota de carne solicitada. Pero me parece que tendré que pedir al carnicero que me reserve otra tonelada o dos de la buena carne uruguaya antes de ver la firma del acuerdo.

Me pregunto ¿por qué?

Lo conseguimos con Chile, Colombia, Ecuador, Perú, México, Centroamérica, Canadá, Japón, Singapur, y muchos países más. Aparte del Mercosur hemos negociado o estamos negociando con 18 estados y también con la ASEAN. Tengo fe que un día lo conseguiremos también con el Mercosur.

Una de las críticas contra el acuerdo de asociación es que somos asimétricos. Si, somos asimétricos comparados con el Mercosur. Representamos a 550 millones de habitantes.  La relación comercial es una materia de la responsabilidad exclusiva de la UE. Tenemos, en diferentes áreas, soberanía transferida por los Estados Miembros. Pero no utilizamos esta asimetría para crear dependencias económicas. Abogamos por un comercio mundial basado en reglas razonables y sociales a lugar de un capitalismo global salvaje. Reglas que crean situaciones win-win en que todos ganan, ambos lados en pie de igualdad. Y, ante todo, somos solidarios: 50% de la ayuda al desarrollo oficial a nivel mundial viene de la UE y sus Estados Miembros.

Señoras y señores, somos mucho más que clientes.

Compartimos con los uruguayos el mismo árbol genealógico. Ustedes salieron de barcos europeos. Nosotros… no sé. Lo que sí sé es que tenemos una relación casi de familia.

Mi hermano mayor, un hombre de ciencia, acaba de visitarnos en Montevideo. Y me dijo: “Otto, En Uruguay me siento como en casa, como si fuera Europa”.

Tiene razón: aquí hay una presencia europea muy fuerte. La Scuola Italiana, cuyos niños nos han cantado en el 250º aniversario del nacimiento de Beethoven el último movimiento de su novena sinfonía, que ha sido tomada como himno de la Unión Europea, es sólo un ejemplo de nuestra presencia en Uruguay. Gracias, niños, han cantado muy bien. Otro aplauso para ellos, por favor.

Si ustedes miran, allí en la sala contigua tenemos un stand con la presencia de varios otros colegios con vínculos a Estados Miembros de la Unión Europea con quienes venimos trabajando hace muchos años y que ofrecen educación de calidad en Montevideo.

Contamos hoy también con la presencia de los institutos culturales que conforman la red EUNIC, que aportan mucho a la enseñanza de las lenguas y la cultura de Europa en este país.

Y en esta enumeración no pueden faltar las cameras de comercio bilaterales de los estados Miembros de la UE, que representan a más de 400 empresas europeas creando empleo en Uruguay. Ellas están listas para despegar aún más con la firma del tratado de asociación, ya que con él llegará más inversión europea al país. Recordemos que Europa ya es el inversionista número 1 en Uruguay.

Agradezco mucho a los colegios, a los institutos culturales y a las cameras de comercio bilaterales por su presencia el festejo de hoy, porque nos dice que Europa tiene raíces fuertes en Uruguay.

En este contexto, quisiera subrayar que unos 400.000 ciudadanos uruguayos tienen pasaporte europeo. Ellos son constructores de puentes para nuestra excelente relación bilateral.

Quién quiere entender a Europa debe informarse de fuentes europeas. Y para eso, la mejor manera es viajar. Tenemos 2 aerolíneas europeas que ofrecen vuelos directos a nuestro continente desde Uruguay: Iberia y Air Europa.

Y en Europa se puede viajar cómodamente en auto. ¿Por qué no alquilar uno de los autos que pueden ver en exposición aquí afuera? ¡O mejor aún, comprarlo! Quisiera agradecer a Audi, BMW, Maserati, Mercedes Benz y Peugeot por su participación. Están exponiendo algunos de vehículos más lindos en nuestro jardín. Pueden acercarse a verlos luego.

Señoras y señoras, ¿hay problemas en Europa? Si, los hay. Pero solucionarlos es la tarea de la política. Siempre lo hemos conseguido a través de nuestra cultura de diálogo, no por vía de la fuerza.

Cuando miro alrededor del mundo veo que estamos rodeados de crisis externas. Por desgracia, hay una proliferación de crisis A la vista de esto, Europa me parece hoy más estable. Estamos de acuerdo en cuestiones fundamentales. Sabemos que nuestra manera de vivir, la llamada ‘European Way of Life’, depende de nuestra unidad.

Si la Unión Europea no estuviera presente en los focos de todas estas crisis, con nuestro apoyo humanitario, nuestra cooperación técnica y financiera, nuestro trabajo político, diplomático y de seguridad, la situación en muchas partes del mundo sería mucho peor. Somos el único ‘super soft power’ del mundo que lucha por los valores democráticos.

Somos líderes en multilateralismo. Nuestra visión es la de un mundo multilateral que, a diferencia del concepto multipolar, no excluye a nadie. Creemos que los problemas y retos globales necesitan respuestas comunes.

No necesitamos el derecho de la fuerza, pero sí la fuerza del derecho internacional público.

No necesitamos muros, pero puentes.

Señoras y señores, es hora de servir comida más liviana.

Además no quiero hablar mucho. Un hombre sabio me dijo una vez que es siempre mejor dejar a tu audiencia antes de que tu audiencia te deje a ti.

Tenemos carne uruguaya acompañada por entradas europeas. Una buena fórmula, basada en la sabiduría de que el amor pasa por el estómago.

En este sentido, agradezco mucho a las empresas Say Cheese y Altama por permitirnos una degustación de sus especialidades en quesos y fiambres.

Y para el postre tenemos chocolates ofrecidos por Leopoldo Gross y un muy buen café de Lavazza ofrecido por Cafemax. Muchas gracias a ambas empresas por ello.

A la salida les espera otro pequeño dulce, este ofrecido por la propia Delegación de la UE. Pero ¡no se vayan ahora! No es dulce de leche…

Señoras y señoras, ahora viene para mí el momento más delicado.

Quisiera brindar con Ustedes. Pero ¿con qué?

Como Embajador alemán me era fácil identificarme con la cerveza. Como Embajador de la UE debo elegir entre las muchas diferentes opciones que nos ofrecen nuestros Estados Miembros. ¡Una decisión con posibles consecuencias diplomáticas!

Tengo, por ejemplo, cerveza belga muy rica que nos trajo la Oficina Comercial Belga representada por Jimena Villar. Tengo también cerveza alemana, una tentación para mí, que nos trajo la empresa Lesley y su gerente Mónica Vázquez. Y no debo olvidar el vino blanco alemán tan agradable al paladar que nos trajo Mirko Pohl. Muchas gracias a todos ellos.

Ustedes pueden elegir lo que más les guste. Yo evitaré dar consejo porque todos sabemos lo que le pasó a Sócrates, aquel sabio filósofo griego que se pasó la vida dándole consejo a la gente: ¡lo envenenaron!

Por mi parte, yo brindo con esta copa… ¡y dejo que ustedes imaginen que hay en ella!

Los invito a alzar sus copas por la Unión Europea: ¡Feliz Día de Europa!

Languages:
Urednički odeljci:

Autor