Delegation of the European Union to the Holy See,
Order of Malta, UN Organisations in Rome
and to the Republic of San Marino

Día Internacional de la Paz: apoyo de la UE a la recuperación y la reconciliación para construir la paz

21/09/2018 - 08:29
Noticias

La Unión Europea comenzó siendo un proyecto de paz y ha transformado con éxito un continente devastado por las guerras y proclive al conflicto en un actor mundial en materia de consolidación de la paz y resolución de conflictos. La Unión Europea promueve la paz en todo el planeta abordando las causas profundas de los conflictos, contribuyendo a crear las condiciones necesarias para la reconstrucción de las sociedades y apoyando la recuperación de los civiles afectados. El Día Internacional de la Paz nos recuerda que la paz no es algo definitivo. Tres proyectos en Ucrania, Filipinas y Níger muestran cómo los agentes locales, con el apoyo de la comunidad internacional, pueden consolidar la paz.

peace, united nations, eu, ukraine, philippines

Curar las heridas del conflicto de Ucrania

El conflicto de Ucrania está dejando profundas cicatrices físicas y psicológicas en la sociedad. Si bien los daños físicos infligidos pueden verse claramente, los traumas psicológicos a menudo se ocultan y se olvidan. Sin embargo, este enorme trauma tiene efectos nocivos duraderos que van más allá de las reacciones particulares y que afectan a la dinámica social de los grupos afectados.

Para romper el ciclo de violencia y construir un futuro pacífico para Ucrania, la UE, junto con las iniciativas International Alert y Global Initiative on Psychiatry, ofrecen apoyo psicológico y social a los niños. Hasta la fecha, 25 campamentos de verano dedicados especialmente a la educación para la paz han ayudado a más de 3.000 niños de toda Ucrania a gestionar mejor sus emociones cuando regresan a su lugar de origen y a estar mejor capacitados para convertirse en agentes activos de paz. Superar el trauma social de la exposición a una guerra es un paso fundamental hacia la paz a largo plazo.

"Vemos la diferencia en sus ojos", explica Iryna, una de las responsables del campamento de voluntarios. "Al principio no te miran, pero, dos semanas después, te miran a los ojos, respiran con normalidad y la tensión desaparece".

Filipinas: un camino hacia la paz limpio de minas y de restos explosivos de la guerra

El camino hacia la paz en Filipinas está plagado de dificultades. El centro y el suroeste de Mindanao han sido testigos de cinco décadas de lucha entre los grupos rebeldes islamistas del Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI) y el Gobierno de Filipinas. El conflicto ha dejado la isla sembrada de artefactos explosivos que ponen en peligro vidas inocentes, especialmente las de la población civil, los refugiados y los repatriados.

international day of peace
La población local y oficiales de enlace de la Fondation Suisse de Déminage (FSD) ponen una señal para advertir sobre la presencia de munición explosiva sin detonar en Pikit, Cotabato del norte, tras haber organizado allí una sesión de formación sobre los riesgos de las minas y la munición sin explotar.

Desde 2012, la UE ha apoyado las labores de desminado y detección y eliminación de artefactos explosivos sin detonar, así como la formación sobre el riesgo en la isla de Mindanao, con el fin de preparar a las partes en el conflicto a emprender juntas el camino de la paz. El acuerdo de paz global, firmado entre el FMLI y el Gobierno de Filipinas en 2014, fue un hito fundamental. Su plena aplicación aún está en curso y requiere que todas las partes implicadas den muchos pequeños pasos.

Con el apoyo de la FSD France y de la campaña filipina para la prohibición de las minas terrestres, la UE reúne a las diferentes partes en el proceso de paz de Mindanao. Las actividades en curso incluyen la formación de equipos conjuntos (FMLI y Gobierno) de paz y seguridad, sesiones educativas para las comunidades locales sobre los riesgos de las minas y los artefactos explosivos sin explotar e iniciativas destinadas a acercar a ambas partes para eliminar la munición sin explotar en las zonas afectadas por el conflicto. También se ha previsto la creación de un Centro de Acción Antiminas en Bangsamoro. Se trata de pasos importantes para aumentar la confianza mutua de las partes en el proceso de paz.

Apoyar la dimensión local de la justicia para respaldar la reconciliación y el diálogo en Níger

Por primera vez, en julio de 2018, la ciudad de Diffa (Níger) ha sido el escenario de los juicios contra presuntos exmiembros del grupo Boko Haram, que anteriormente tuvieron lugar en la capital nigerina, Niamey, a más de 1.300 km de distancia. Gracias a los esfuerzos conjuntos de la Haute Autorité à la Consolidation de la Paix de Níger, las organizaciones de la sociedad civil y la UE, las víctimas de los atentados cometidos por el grupo terrorista Boko Haram en la región de Diffa pueden declarar ahora allí y ver como sus autores comparecen ante la justicia sin necesidad de desplazarse. 

El establecimiento de la justicia local desempeña un papel importante a la hora de intensificar el diálogo y aliviar las tensiones entre el Gobierno de Níger, los antiguos miembros de Boko Haram y los ciudadanos afectados en todo el país. También permite la rehabilitación y reintegración de antiguos miembros de Boko Haram en la sociedad de Níger. De esta manera se allana el camino para la reconciliación, la paz y la estabilidad en la región de Diffa.

Más allá de Ucrania, Filipinas y Níger, la UE trabaja en pro de la paz y la estabilidad en muchas otras zonas en conflicto. Más información sobre la diversidad de sus acciones en favor de la paz en todo el mundo.

Irak – De vuelta a la escuela

Leyla está feliz de haber vuelto a trabajar en su colegio de Mosul enseñando inglés a los alumnos de enseñanza primaria.  "Me encanta mi trabajo", dice. Tras haber sido desplazada por el Daesh, Leyla estuvo dando clase en el campamento donde vivía, pero ahora que las familias van regresando poco a poco a sus hogares, ha vuelto a enseñar en su antigua escuela gracias al apoyo de la UE. Los retos que Leyla y sus compañeros tienen ante sí son enormes. Tienen que dar clase a alumnos traumatizados por la violencia, la pérdida y el desplazamiento, en una ciudad que vivió casi tres años bajo la ocupación del Daesh, en la que muchas zonas están completamente destruidas, pero a la que los desplazados internos están deseando volver tan pronto como sea segura y los servicios básicos se hayan restablecido.

Tras la derrota territorial del Daesh, la UE quiere ayudar a los iraquíes a "ganar la paz" logrando sus objetivos de reconstrucción del país y poniendo a los ciudadanos en el centro del proyecto. "La reconstrucción no consiste únicamente en recuperar los edificios, las carreteras y las vías férreas. También necesitamos y queremos ayudar a Irak a reconstruir el sistema educativo, las instituciones y la sociedad", afirmó la alta representante, Federica Mogherini, en la Conferencia para la Reconstrucción de Irak (febrero de 2018).

 "Queremos que la vida vuelva a las ciudades y las zonas rurales iraquíes. Queremos hacer frente a las necesidades urgentes del pueblo iraquí, como base sólida para la reconstrucción", añadió Mogherini.

 

Al hablar con profesores como Leyla, queda claro que reanudar la educación en las zonas liberadas es un elemento esencial para aumentar la cohesión social y pasar página en un espíritu de verdadera reconciliación. Para que más niños y profesores vuelvan a la escuela, han de regresar más desplazados internos a sus hogares en condiciones de seguridad y sentir que pueden confiar en las instituciones locales. También tenemos que atender a los padres y a los hermanos mayores de los alumnos. Hay que convencer a las familias pobres de que envíen a sus hijos a la escuela y no a trabajar. "Profesores, visitad a estas familias, animad a los padres y tratad de motivar a los niños para que vuelvan a la escuela, y así lo lograremos", dice Leyla.

Para reconstruir las familias, las comunidades y, de hecho, todo el país, es necesario crear oportunidades de empleo, a través de unos medios de vida sostenibles, y desarrollar las capacidades a través de la formación profesional. Por este motivo, la UE está trabajando para formar a los jóvenes y dotarlos de las aptitudes y capacidades que necesitan para el empleo, un empleo que no existe todavía. A través de los programas financiados por la UE, estamos desarrollando las capacidades de los profesores en el centro y el sur de Irak para que puedan impartir nuevos conocimientos a las nuevas generaciones y perfilar las aptitudes pertinentes para los futuros mercados de trabajo. Como se trata de una labor importante desde el punto de vista estratégico, la ayuda de la UE proseguirá a largo plazo, haciendo especial hincapié en las mujeres y los jóvenes.

 

Contexto

Desde su creación por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1981, el Día Internacional de la Paz se celebra cada año en todo el mundo el 21 de septiembre. En 2001, la Asamblea General aprobó la designación de este día como un período de no violencia y de alto el fuego. Su objetivo es reforzar los ideales de paz, tanto dentro de las naciones y pueblos como entre ellos. El tema del Día Internacional de la Paz de 2018 es "El derecho a la paz: 70 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos", que celebra así el 70.º aniversario de este hito en la historia de los derechos humanos.

Gestionado por el Servicio de Instrumentos de Política Exterior (FPI) de la Comisión Europea, el Instrumento en pro de la Estabilidad y la Paz proporciona asistencia a corto y medio plazo en materia de prevención de conflictos, respuesta a las crisis y consolidación de la paz en todo el mundo. En la actualidad hay alrededor de 200 proyectos en más de 75 países. Estos proyectos son ejecutados por organizaciones no gubernamentales, las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales, agencias de los Estados miembros de la UE y organizaciones regionales y subregionales.