European Union Delegation to the Kingdom of Saudi Arabia,
the Kingdom of Bahrain and the Sultanate of Oman

En un mundo en desorden, Europa necesita socios

10/07/2020 - 19:27
From the blog

10/07/2020 - El 9 de julio tuve el placer de participar en un panel de expertos de prestigio en asuntos internacionales de todo el mundo organizado por el Instituto de Estudios de Seguridad de la UE y Carnegie para debatir sobre el modo de transitar unidos por un mundo en pandemia

«Europa debe tener principios sin caer en el dogmatismo. Debe ser abierta sin caer en la debilidad. Progresista sin caer en la ingenuidad. Queremos actuar de forma multilateral siempre que podamos y de manera autónoma si tenemos que hacerlo.»

 

En mi introducción, traté de resumir las principales tendencias que definen el nuevo paisaje geopolítico. En este sentido, como punto de partida hay que reconocer que el orden mundial liderado por Occidente se encuentra en crisis.

De hecho, la pandemia de COVID-19 es la primera crisis importante de los últimos decenios en la que los Estados Unidos no han tomado las riendas, y la administración estadounidense actual se ha retirado en gran parte del orden mundial que creó anteriormente.

 

China cada vez se muestra más firme

Por su parte, China se está mostrando cada vez más firme y estamos asistiendo a una rivalidad estratégica entre los Estados Unidos y China que probablemente sea el eje principal de la política mundial en los próximos años.

Ahora nos enfrentamos a una verdadera crisis del multilateralismo: el G7y el G20 están ausentes, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se encuentra paralizado y muchas organizaciones «técnicas» se han convertido en terrenos de juego en los que los que los países compiten por aumentar su influencia.

"Un mundo más multipolar que multilateral."

El resultado es un mundo más multipolar que multilateral.

Observamos también la creciente desigualdad y las divergencias económicas dentro de Europa y en todo el mundo. A escala internacional, comprobamos las tensiones entre el respeto por la ciencia y la elaboración de políticas basadas en datos contrastados, por un lado, y el continuo recurso al nacionalismo y a las políticas autoritarias, por otro.

Obviamente, ninguna de estas tendencias es nueva per se; sin embargo, en el contexto de la crisis de la COVID-19, esta combinación de factores hace que la situación sea especialmente complicada.

 

Europa debe proteger su modelo

Al tiempo que luchamos contra la pandemia y sus consecuencias, Europa debe proteger la amplitud de miras de nuestro modelo y el carácter democrático de nuestro sistema. Ambos son el origen de nuestro éxito. No «imponemos» nada a nadie, pero no podemos aceptar que se ridiculice ni se socave nuestra apuesta por la democracia.

"Europa se está quedando sin aliados en su defensa del multilateralismo. Obviamente, necesitamos socios."

Aunque el diagnóstico debe ser mesurado, también debemos evitar el fatalismo y la parálisis. Europa se está quedando sin aliados en su defensa del multilateralismo. Obviamente, necesitamos socios.

He subrayado nuestro deseo de que Europa sea un socio preferente. Debemos tener principios sin caer en el dogmatismo. Ser abiertos sin caer en la debilidad. Progresistas sin caer en la ingenuidad. Queremos actuar de forma multilateral siempre que podamos y de manera autónoma si tenemos que hacerlo.

 

La asociación con África es esencial

El debate se centró en los numerosos ámbitos en los que se podría mejorar la cooperación multilateral, como la lucha contra la pandemia y la consecución de una vacuna eficaz como bien público mundial, la recuperación económica y su relación con la acción por el clima, y las amenazas más acuciantes para la seguridad, tanto en la vecindad de la UE como en todo el mundo. Nuestra asociación con África ocupó un lugar destacado, al igual que la cuestión de cómo reformar el multilateralismo y reforzarlo para hacer frente a los retos antiguos y nuevos.

"Debemos ser capaces de resolver los problemas y proteger a las personas. Por el momento, los resultados obtenidos no bastan: tenemos que esforzarnos más de forma colectiva."

Por último, tenemos que demostrar a la sociedad que «el sistema» es capaz de protegerla y resolver los problemas. Por el momento, los resultados obtenidos no bastan; es nuestra responsabilidad colectiva esforzarnos más.

Después del debate tengo la convicción de que hay una gran cantidad de personas de otras regiones del mundo muy interesadas en establecer una relación de asociación con Europa. Quieren un compromiso mejor, mayor y más rápido por parte de la Unión. Es posible que este mensaje no siempre sea fácil de transmitir, pero se escuchó de forma muy clara.

 

Secciones editoriales: