Представительство Европейского Союза в Российской Федерации

“Somos más unidos y todo es más equitativo”

15/12/2020 - 17:51
News stories

Juntos por Nicaragua, Unión Europea promueve la igualdad y contribuye en la protección del medio ambiente

La finca es muy importante en mi vida.   Vivo en Susulí central, una pequeña comunidad de seis mil habitantes, ubicada en San Dionisio, Matagalpa, dedicada a la agricultura y ganadería de baja intensidad. Todos me llaman María, pero mi nombre completo es María Flora Granado Tercero.  Tengo 29 años, aún estudio la secundaria y soy parte activa de la finca familiar, una hacienda de seis manzanas de tierra, en la que hemos establecido una producción diversificada.

Mi contribución, junto a mis dos hermanos, un varón y una mujer, recae en las labores de siembra y cosecha, con buenas prácticas agrícolas, porque no se quema el suelo, lo nutrimos con abono orgánico, y únicamente se utilizan pequeñas dosis de agroquímicos en algunos cultivos. No siempre fue así. Cuando yo era más joven, mi papá solamente cultivaba granos básicos, y usaba agroquímicos para resolver el problema de plagas. Nada era orgánico.  En ese entonces, mi hermano era su único apoyo.  Él era su mano derecha.  Los dos hombres trabajaban la tierra. 

Platicar y planificar

Pero desde que recibimos talleres de capacitación, a través de proyectos como los de la Unión Europea, mi hermana, mi mamá y yo comenzamos a involucrarnos más. Entendimos la importancia de aprender a manejar la finca, para ser independientes, para valernos por nosotras mismas y así manejar nuestro dinerito. Y mi papá, comprendió que unidos, que colaborando todos, podíamos aprovecharla más, juntos podíamos hacerla más productiva.

Entonces comenzamos a distribuirnos las tareas en la limpieza de los suelos, la preparación, siembra y cosecha.  Entablamos pláticas para decir nuestras ideas, a nivel de la finca y de la casa.  Planificamos y establecimos metas. Eso lo hemos mantenido hasta la fecha, en todo nos ponemos de acuerdo, así es más fácil y se tienen logros: hemos reinvertido, ahorrado, mejorado la finquita y detectado las cosas a mejorar.

Equitativos en todo

Otro cambio que hicimos fue distribuir las parcelas, dividiéndolas para granos básicos como frijoles y maíz, huerto de cítricos, raíces y café, esto nos ha permitido producir por temporada y garantizar productos durante todo el año. Los precios de frijoles, maíz y café, en este año, no estuvieron tan mal, a pesar de que se vende a través de intermediarios.

Somos equitativos en todo, incluyendo en los ingresos. Yo ahora tengo todo para mis necesidades personales, no tengo que esperar a que me regalen. Tengo más confianza en mí misma, en mis decisiones y espero alcanzar una carrera universitaria. 

Como familia, nuestro objetivo es tecnificarnos más, comprar una despulpadora de café de tres bocas. La economía, es cierto, está dura, pero hacemos la lucha.