Delegation of the European Union to the Philippines

La Embajadora Mara Marinaki, asesora principal para Mujeres, Paz y Seguridad, llega por primera vez a Colombia

Bogotá, 25/02/2019 - 14:29, UNIQUE ID: 190225_9
Press releases

La alta funcionaria de la Unión Europea se reunirá con entidades del Gobierno y de la sociedad civil para conocer de primera mano la situación de las mujeres en la implementación del acuerdo de paz. Con esta visita la Unión Europea suma esfuerzos y demuestra el compromiso internacional con la igualdad de género.

La Embajadora Mara Marinaki es la asesora principal en temas de género y en la implementación de la Resolución 1325 sobre mujeres, paz y seguridad de la Alta Representante para la Política Exterior de la Unión Europea. Tiene su sede en Bruselas y fue nombrada en 2015, siendo la primera persona en ostentar este cargo en la organización. Anteriormente fue la Directora Ejecutiva encargada para Asuntos Globales y Multilaterales de la Unión Europea. La Resolución 1325 de Naciones Unidas respalda e incentiva la participación de las mujeres en la superación de los conflictos armados y el mantenimiento de la paz, buscando que se garanticen medidas de protección y respeto por los derechos de las mujeres y las niñas. Asimismo, se busca construir el plan de acción para el seguimiento y monitoreo de la resolución en Colombia.

La visita de la embajadora Marinaki es un importante impulso al trabajo de la Unión Europea en cuanto a equidad de género, que es una de las prioridades de la agenda tanto en Europa y como en sus relaciones con terceros países. Es así como este año, la UE lidera la Mesa de Género de la Cooperación Internacional en Colombia, en la que participa el gobierno, los embajadores de los países miembros de la Unión Europea, además de Canadá, Estados Unidos y Suiza, entre otros; al igual que organizaciones como UN Mujeres, el PNUD Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD y la oficina de la ONU Derechos Humanos.

Durante los tres días de visita en Colombia, la embajadora Marinaki se reunirá con representantes del gobierno y con organizaciones de la sociedad civil con el propósito de conocer directamente cómo están viviendo las mujeres el posconflicto y conocerá en un viaje a Valledupar las historias de mujeres policías y de mujeres excombatientes de las FARC. “Para la Unión Europea, la paz solo se puede construir con la participación de las mujeres. Mucho se ha avanzado en este tema, desde el Estado, la sociedad civil y el acompañamiento de la comunidad internacional. Debemos seguir sumando esfuerzos y garantizar la aplicación de las medidas que se han construido para salvaguardar la igualdad, seguridad y dignidad de las mujeres”, afirmó Patricia Llombart, embajadora de la UE en Colombia.

La Unión Europea apoya acciones para proteger la integridad física y psicológica de las mujeres y niñas, promover su empoderamiento económico y su participación política.

 

Contexto La participación de las mujeres en el Acuerdo de Paz logrado entre el Estado colombiano y las FARC-EP, representó un hito, dado que, la incidencia del movimiento logró que en las Mesas de trabajo regionales el 46 % fueran mujeres, en los Foros nacionales en los que se analizaban los avances sobre los temas en negociación representaran el 40% y en las delegaciones que estuvieron en la negociación en la Habana-Cuba, fueron el 60%. Esta participación histórica para las mujeres llevó a logros como el nombramiento de dos personas plenipotenciarias por parte del Gobierno nacional para garantizar la inclusión del enfoque de derechos de las mujeres en el Acuerdo general para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, y a la creación de la Subcomisión de Género, lo que representó un hecho inédito no solo para Colombia, sino para los procesos de paz en el mundo. El Acuerdo de Paz incluyó el tema de mujeres de manera transversal en todos los compromisos acordados mediante 122 medidas concretas plasmadas en el Acuerdo. Estas medidas están enfocadas hacia equidad de género y plantean ajustes institucionales, acciones afirmativas, habilitación de escenarios de participación, decisión atención y asistencia, prevención de violencias, empoderamiento económico. Tienen el propósito de hacer frente a las brechas y violencias estructurales de género.