Delegation of the European Union to the Republic of Niger

Colombia: declaración del alto representante y vicepresidente Borrell sobre la violencia durante las protestas sociales

Brussels, 06/05/2021 - 13:49, UNIQUE ID: 210506_5
Statements by the HR/VP

Los ciudadanos de Colombia, como los de cualquier otro lugar, tienen derecho a manifestarse pacíficamente. Este derecho, junto con la libertad de reunión pacífica y de asociación y la libertad de expresión, es esencial para cualquier democracia, y debe respetarse y protegerse, no reprimirse por la fuerza.

Según se ha informado, durante las últimas protestas han perdido la vida veintitrés civiles y un agente de policía, y cientos de personas han resultado heridas. El uso excesivo de la fuerza para reprimir estas protestas, la escalada de violencia y cualquier otro uso desproporcionado de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad deben cesar.

La UE confía en la actuación de las instituciones para que investiguen y lleven ante la justicia a los responsables de abusos o violaciones de los derechos humanos.

Al mismo tiempo, la UE rechaza y condena el uso de la violencia por parte de los que se mezclan con los manifestantes pacíficos con el único objetivo de cometer actos de vandalismo. Sus acciones ilegales acallan la voz de la ciudadanía, reducen el espacio de expresión de la sociedad civil y generan caos y desorden.

Tras décadas de violencia, Colombia necesita avanzar en el camino hacia la paz. Los ciudadanos de Colombia merecen estabilidad y certeza, especialmente teniendo en cuenta los importantes retos a los que se enfrenta el país debido a la pandemia de COVID-19.

La complejidad de estos retos exige a todos los agentes políticos y a la sociedad civil actuar pacíficamente para reducir las tensiones, promover un diálogo inclusivo y forjar un consenso sobre cómo abordarlos. Acogemos con satisfacción el llamamiento del presidente Duque al diálogo nacional.

Autor