Delegación de la Unión Europea en Nicaragua

La libertad de prensa es más necesaria que nunca

02/05/2021 - 18:56
From the blog

02/05/2021 — Blog del AR/VP — En vísperas del Día Mundial de la Libertad de Prensa, quiero reafirmar mi compromiso y el de la UE con la libertad de prensa, que lamentablemente ha disminuido en muchos países durante la pandemia de COVID-19. He pasado parte de mi vida bajo una dictadura y sé hasta qué punto el libre acceso a la información y la libertad de expresión son frágiles y valiosos para la democracia.

 

La semana pasada dos periodistas fueron asesinados en Burkina Faso, solo por hacer su trabajo. Sus muertes nos recuerdan de manera directa las amenazas a las que se enfrentan los periodistas y, en consecuencia, nuestras sociedades democráticas, basadas en la existencia de una prensa libre. A causa de la pandemia de COVID-19, los periodistas se ven obligados, a menudo, a trabajar en condiciones peligrosas. Además, las medidas de confinamiento han causado un grave perjuicio económico a los medios de comunicación independientes, ya de por sí frágiles, lo que ha obligado a despidos y cierres. La libertad de prensa se encuentra en una situación cada vez más inestable debido al retroceso de la democracia en muchas partes del mundo.

 

«La libertad de prensa se encuentra en una situación cada vez más inestable debido al retroceso de la democracia en muchas partes del mundo.»

 

Crecí en un país en el que la prensa no era libre y, por eso, sé muy bien cómo afecta la falta de libertad al debate público y a los derechos de la ciudadanía. Soy un gran usuario de los medios de comunicación en mi trabajo diario porque   necesito la información y el análisis proporcionados por los periodistas. A lo largo de mi carrera he conocido a muchos de ellos y he podido valorar su labor en diversos medios de comunicación. Sé que el trabajo de los periodistas se había vuelto difícil en muchos países ya antes de la pandemia, por el cambio en los modelos de negocio vinculados a Internet y el aumento de los ataques a la libertad en todos los continentes.

Segundo Día Mundial de la Libertad de Prensa bajo la pandemia de COVID-19

Esta es la segunda vez que celebramos el Día Mundial de la Libertad de Prensa bajo la pandemia de COVID-19. Durante la crisis sanitaria, los periodistas han trabajado para mantenernos informados y seguros, a veces exponiéndose a un gran riesgo personal. Hay numerosas pruebas de que la pandemia ha acelerado la erosión de la libertad y del pluralismo de los medios de comunicación. Según el Instituto V-Dem, dos de cada tres países impusieron nuevas restricciones a los medios de comunicación en 2020.

 

«Hay numerosas pruebas de que la pandemia ha acelerado la erosión de la libertad y el pluralismo de los medios de comunicación».

 

Con la atención del mundo centrada en la lucha contra el virus, muchos gobiernos han aprovechado la crisis sanitaria para aumentar la censura, pasar por alto o permitir malos tratos a periodistas e imponer restricciones para silenciar la libertad de expresión. A lo largo del pasado año se ha intimidado, amenazado, multado, encarcelado, agredido e incluso asesinado a periodistas de todo el mundo por hacer su trabajo.

 

 

Según el Comité para la Protección de los Periodistas, 274 periodistas, cifra que marca un récord infausto, fueron encarcelados en 2020 en todo el mundo por realizar su trabajo, a menudo sin que ni siquiera se hicieran públicos cargos contra ellos. El mayor número de periodistas encarcelados corresponde, por segundo año consecutivo, a China, seguida de Turquía, Egipto y Arabia Saudí. En la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021, Reporteros sin Fronteras afirma que la libertad de prensa está «totalmente bloqueada o gravemente obstaculizada en 73 países y restringida en otros 59. Estas dos cifras sumadas representan el 73 % de los países evaluados». Se trata de una tendencia muy preocupante.

Una «infodemia» que se añade a la pandemia de COVID-19

A la pandemia de COVID-19 sigue sumándose la «infodemia»: una propagación masiva de desinformación sobre el virus y sobre los esfuerzos para combatirlo. Muchos agentes, tanto estatales como no estatales, se han centrado en los temores de los ciudadanos para continuar con su agenda política o económica, en detrimento de la lucha global contra la pandemia. Estamos siguiendo de cerca y desvelando estas campañas de desinformación cuando van dirigidas contra la UE.

 

«El apoyo y la protección a los medios de comunicación independientes nunca ha sido tan importante. Si no disponemos de información libre y veraz para todo el mundo, la democracia no puede funcionar».

 

El apoyo y la protección a los medios de comunicación independientes nunca ha sido más necesario. Para que los ciudadanos puedan elegir con conocimiento de causa entre las distintas opciones políticas, necesitan conocer con precisión los hechos en los que se basan sus decisiones. Si no disponemos de información libre y veraz para todo el mundo, la democracia no puede funcionar. Por esta razón hemos de permanecer firmes en favor de la libertad de prensa y de la lucha contra la desinformación.



Si no garantizamos la libertad y el pluralismo de los medios de comunicación en Europa y en todo el mundo, podríamos perder también nuestra mejor baza contra los discursos nocivos para nuestras democracias y nuestra unidad.

Tres planes de acción de la UE en 2020 para reafirmar nuestro compromiso con la libertad de prensa

En 2020, la UE reafirmó su compromiso de intensificar su labor de apoyo a unos medios de comunicación abiertos y libres mediante la adopción de tres planes de acción diferentes[1], en los que se pedía el refuerzo de las acciones de la UE, tanto desde el punto de vista político como financiero, y no solo dentro de la UE, sino también en el resto del mundo. El pasado mes de diciembre adoptamos, además, un régimen mundial de sanciones para la protección de los derechos humanos que nos ofrece una herramienta adicional para abordar las graves violaciones y abusos de los derechos humanos en todo el mundo, independientemente de dónde se produzcan.

Juntos debemos denunciar todas las violaciones de la libertad de prensa; exigir la liberación incondicional de los periodistas encarcelados en todo el mundo y garantizar la supervivencia económica de los medios de comunicación independientes. De la misma manera que aunamos nuestras fuerzas para poner fin a esta pandemia y luchar contra el cambio climático, tenemos que garantizar a las generaciones futuras que seguirán disfrutando de su derecho fundamental a unos medios de comunicación libres e independientes.

 


[1]El Plan de Acción 2020-24 sobre Derechos Humanos y Democracia en la UE, el Plan de Acción para de Democracia Europea y el Plan de Acción de la UE para los Medios de Comunicación.

 

Autor