Delegation of the European Union to Nicaragua

Juntos por Nicaragua, Unión Europea y Alemania apoyan proyecto de agua potable en San José de Cusmapa

25/10/2021 - 16:58
News stories

Antes de esta iniciativa, los habitantes de la zona obtenían el vital líquido solo durante dos horas cada cinco días, dificultando las labores domésticas, provocando problemas de higiene, incurriendo en impactos sobre la calidad de vida de la población, debido a la misma escasez de agua potable.

A 255 kilómetros al noroeste de Managua, un total de 604 familias indígenas en condiciones de extrema pobreza del casco urbano de San José de Cusmapa y de dos comunidades aledañas (El Aserrío y Los Llanitos), pertenecientes al departamento de Madriz, consiguieron lo que tanto anhelaban: agua potable, clorada y accesible los siete días de la semana.

Desde septiembre pasado, el agua llega directamente a cada familia de estas comunidades, todos los días durante 10 horas, a través de grifos instalados en los predios de sus viviendas, gracias al proyecto Mejoramiento y Ampliación del Sistema de Agua Potable en el municipio de San José de Cusmapa ejecutado por el Programa de Asistencia Técnica en Agua y Saneamiento (PROATAS) de la Cooperación Alemana en Nicaragua (GIZ), en cofinanciamiento con la Unión Europea.

Según la línea base construida por los técnicos del programa, previo al proyecto, los habitantes de la zona obtenían el vital líquido solo durante dos horas cada cinco días, dificultando las labores domésticas, provocando problemas de higiene, incurriendo en impactos sobre la calidad de vida de la población, debido a la misma escasez de agua potable.

Según la encuesta de agua y saneamiento elaborada a finales de 2019, algunas familias incluso se abastecían de agua de casas vecinas o bien de pozos excavados a mano; también de arroyos o manantiales que se encuentran a una distancia entre 100 y 500 metros, a veces más, desde donde tenían que realizar de uno a cuatro viajes para llevar agua a sus casas.

Todos contribuyeron

De acuerdo con los técnicos de PROATAS-GIZ, la situación de acceso a agua potable era preocupante por la insuficiencia de la fuente de abastecimiento, la falta de almacenamiento y las restricciones hidráulicas en la red de distribución.

Pero a través del proyecto se transformó esa realidad en alianza con la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillado (Enacal) y la Alcaldía de San José de Cusmapa. La Alcaldía de San José de Cusmapa, por ejemplo, donó el terreno para la construcción de la nueva fuente de agua y Enacal realizó el trabajo de perforación y equipamiento.

Los resultados, hoy día, son evidentes. En San José de Cusmapa, la disponibilidad de agua pasó de 50 galones por minuto a 120 galones por minuto. 

Más almacenamiento y cobertura

Con el proyecto, el almacenamiento aumentó de 27,000 galones a 54,000 galones y la red de distribución se incrementó de 7.88 kilómetros a 14.55 kilómetros.

Las conexiones domiciliares también crecieron, pasando de 464 a 604 conexiones, incluyendo viviendas ubicadas en puntos críticos que antes no tenían acceso al tanque de almacenamiento.

La población beneficiada ha manifestado satisfacción y agradecimiento, porque ya no acarrea el agua y tiene más tiempo para realizar sus actividades agrícolas, como el cultivo de granos básicos.  Asimismo, puede dedicarse, sin tantos contratiempos, al cuido del ganado menor. 

Por otra parte, tienen acceso a mejores prácticas de higiene, preservando la salud de las familias.

Ahora el desafío, según las autoridades municipales de la zona y los pobladores, es el cuido y buen uso de las fuentes de agua para conservar el acceso y la disponibilidad del vital líquido y aportar los recursos para lograr la sostenibilidad económica del sistema.

 

 

Autor