Delegation of the European Union to Myanmar

Vacunar al mundo: la UE está haciendo más de lo que parece

26/03/2021 - 23:59
From the blog

26/03/2021 — Blog del AR/VP — A pesar de los contratiempos iniciales, la UE está trabajando intensamente para acelerar el despliegue interno de vacunas contra la COVID-19. Al mismo tiempo, estamos contribuyendo de manera muy significativa al impulso mundial de la vacunación a través de las exportaciones y del Mecanismo internacional COVAX.

La UE es uno de los primeros productores y exportadores de vacunas y nuestros esfuerzos para seguir aumentando la capacidad de producción darán pronto sus frutos. Entre el 1 de diciembre de 2020 y el 15 de marzo de 2021, la UE ha exportado 46 millones de dosis a 33 países, incluidos aquellos que no han exportado ninguna dosis a ningún país.

A través del Mecanismo COVAX, la UE desempeña un papel clave a la hora de ayudar a los países de renta baja y media a vacunar a su población. Hasta la fecha, COVAX ha entregado 31 millones de dosis a 54 países.

 

«A través del Mecanismo COVAX, la UE está desempeñando un papel clave a la hora de ayudar a los países de renta baja y media a vacunar a su población».

 

También hemos contribuido en gran medida al desarrollo de vacunas. El año pasado, la UE gastó mucho, más de 1.000 millones de euros, en apoyar la investigación y el desarrollo de vacunas y nuevas terapias para curar la COVID-19. La nueva tecnología ARNm, que ha sido esencial para el rápido desarrollo de varias vacunas, se ha desarrollado en Europa. La UE ha apoyado firmemente, en particular, la vacuna de Pfizer-BioNTech.

Mediante los acuerdos de adquisición anticipada, la UE ha encargado 1.300 millones de dosis de vacunas a BioNTech/Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Johnson & Johnson. Esto es mucho más que lo que necesitamos para vacunar a nuestros 447 millones de habitantes. Como confirmó el Consejo Europeo del 25 de marzo, tenemos la intención de compartir con nuestros países socios parte de estas vacunas, a medida que consigamos ir acelerando los propios planes de vacunación de la UE.

 

«Tenemos la intención de compartir con nuestros países socios parte de las vacunas que hemos encargado, a medida que consigamos ir acelerando los propios planes de vacunación de la UE».

 

Según las previsiones, en el segundo trimestre deberían suministrarse a la UE 360 millones de dosis (frente a los 100 millones del primer trimestre). Si se cumple este objetivo, podremos tener vacunado al 70% de la población adulta a finales del verano, lo que nos facilitará, a su vez, la ampliación de nuestra ayuda al resto del mundo.

Actualmente estamos ejerciendo una gran presión sobre nuestros proveedores, en particular AstraZeneca, para que cumplan sus compromisos y entreguen los volúmenes contratados a la UE. El 30 de enero, la Comisión introdujo un mecanismo de transparencia para las exportaciones al resto del mundo de vacunas contra la COVID-19, para ayudar a comprobar que las empresas respetan sus compromisos con la UE.

El mecanismo revisado adoptado el 24 de marzo sigue la misma lógica, al tiempo que añade criterios de reciprocidad y proporcionalidad y garantiza niveles más elevados de transparencia en las exportaciones fuera de la UE, sin afectar a la ejecución de los acuerdos de compra anticipada. Con esta presión y con la disponibilidad de más vacunas autorizadas en la UE, pretendemos llegar más rápidamente a un punto en el que podamos compartir más vacunas con nuestros socios.

 

«Con la presión ejercida sobre nuestros proveedores, también pretendemos llegar más rápidamente a un punto en el que podamos compartir más vacunas con nuestros socios».

 

En efecto, es importante subrayar que todo el mundo necesita vacunarse rápidamente. Ante la pandemia de COVID-19 nadie estará seguro hasta que todo el mundo lo esté. Esta afirmación no es solo una frase efectista, es una verdad fundamental. Con la propagación continua del virus están apareciendo otras variantes. Estamos ahora en una carrera contrarreloj y la vacunación global debe ser más rápida que el virus y sus mutaciones. Debemos hacerlo por razones de solidaridad básica, pero también por nuestro propio interés.

Nadie estará seguro hasta que todo el mundo lo esté

Esta convicción ha guiado nuestras acciones desde el inicio de la crisis. Como ya hemos dicho, el año pasado unimos fuerzas con la Organización Mundial de la Salud y otros agentes sanitarios internacionales para crear COVAX. A través de COVAX, los países de renta alta y otros donantes adquieren vacunas que se entregarán gratuitamente a 92 países de renta baja (compromiso anticipado de mercado de COVAX, países que figuran en verde en el mapa).

 

«La UE ha sido el mayor donante de COVAX hasta hace muy poco. Sin nosotros, esta iniciativa no podría haber desarrollado su destacable y necesaria labor».

 

La Unión Europea, junto con sus Estados miembros, el Banco Europeo de Inversiones y el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (lo que llamamos Equipo Europa), ha aportado hasta ahora 2.200 millones de euros a esta iniciativa, incluidos 1.000 millones de euros del presupuesto de la UE. Hasta hace poco tiempo la UE ha sido el mayor donante de COVAX, que no habría sido capaz de llevar a cabo su destacable y necesaria labor sin nosotros.

La opción del multilateralismo

Esta elección está plenamente en consonancia con nuestro compromiso general con el multilateralismo. Sin embargo, en lo que respecta a la llamada «diplomacia de las vacunas», se trata de una debilidad para Europa, en comparación con lo que hacen otros donantes de vacunas, pues no es la bandera europea la que aparece en las entregas de vacunas, sino la de COVAX. La UE es el principal motor de la labor de COVAX, pero no obtenemos el reconocimiento diplomático que consiguen los países que utilizan de manera bilateral la «diplomacia de las vacunas». No es la primera vez que esto sucede a nivel global, por lo que la UE tiene que intensificar sus esfuerzos de comunicación.

 

«No es la bandera europea la que está presente en las entregas de vacunas COVAX. La UE es el principal motor de COVAX, pero no obtenemos el reconocimiento que sí consiguen los países que utilizan de manera bilateral la diplomacia de las vacunas».



 



 

 

El objetivo inicial de COVAX es garantizar al menos un 20% de cobertura de vacunas en todo el mundo, empezando por los trabajadores sanitarios. En función de las nuevas donaciones de los países participantes, COVAX puede ampliar su alcance y ambición. Hasta el 22 de marzo COVAX había entregado ya 31 millones de dosis a 54 países, como Sierra Leona, Tayikistán, Mozambique, Mali, Malaui, Nepal, Uganda, Fiyi, Camboya, Nigeria, Angola, Costa de Marfil, Ghana, Yemen, Albania, Colombia, etc.

COVAX necesita una financiación adicional importante

Sin embargo, para cumplir su misión, COVAX necesita una financiación adicional significativa. El pasado mes de febrero, la UE duplicó su contribución con 500 millones de euros de ayuda adicional y Alemania se comprometió a aportar 970 millones de euros. En este contexto, acogemos con gran satisfacción el anuncio de los Estados Unidos de unirse a COVAX y de aportar una contribución en 2021 y 2022 de hasta 4.000 millones de dólares, que supondrán un gran impulso para garantizar la vacunación mundial.

Además, no solo debemos suministrar vacunas a los países de renta baja y media, sino también apoyar las campañas de vacunación eficaces. Con la ayuda de los donantes, incluida la UE, COVAX proporcionará financiación para apoyar la planificación, la asistencia técnica y el equipamiento para mantener la cadena del frío para ayudar a preparar la entrega de vacunas en todo el mundo, más allá de los 92 países de renta baja y media a los que apoya el COVAX.

Grandes expectativas en la UE

En conclusión, somos conscientes de que, en lo que respecta a las vacunas, el mundo tiene grandes expectativas sobre lo que puede hacer la UE. Nuestra capacidad de producción está en continuo desarrollo y esperamos, en las próximas semanas, seguir reforzando nuestras entregas y el apoyo técnico a nuestros socios. La ayuda se orientará especialmente a los países de renta baja y media. Estoy plenamente seguro de que pronto conseguiremos llegar a todos ellos.

Secciones editoriales: