Delegation of the European Union to Mexico

Sobre las vacunas: algunas reflexiones desde la Unión Europea

Brussels, 13/03/2021 - 16:18, UNIQUE ID: 210313_4
Op-Eds

Artículo firmado por Jean-Pierre Bou, Encargado de Negocios a.i. de la Delegación de la Unión Europea en México. Publicado en El Universal.

Desde el principio de la pandemia de Covid-19 la Unión Europea ha sido, es y seguirá siendo uno de los principales impulsores de una respuesta multilateral y solidaria a los retos que supone esta crisis. La Unión Europea está convencida de que nadie estará a salvo hasta que todos lo estemos.

En las últimas semanas, se ha reprochado a la Unión Europea haber comprado anticipadamente vacunas en una cantidad superior a la de su población, lo que habría supuestamente llevado a un agotamiento de las disponibilidades. No obstante, fue gracias a estos contratos de compra anticipada celebrados por la Unión Europea y un puñado de otros países al principio de la pandemia que las farmacéuticas –incluidas algunas pequeñas y medianas empresas muy innovadoras– pudieron financiar las costosas investigaciones que hicieron posible, en un tiempo récord, el desarrollo y la distribución de vacunas eficaces y seguras.

Hace más de un año no se podía saber cuáles de las varias vacunas serían exitosas y cuáles no. De hecho, hemos visto que algunas de las vacunas potenciales tuvieron que ser abandonadas por carecer de eficacia, lo que confirma que la apuesta de la Unión Europea a la hora de diversificar su portafolio de vacunas fue acertada. Y hay que subrayarlo una vez más: la inversión de la Unión Europea en el desarrollo acelerado de varios proyectos de vacunas –por casi tres mil millones de euros– está siendo aprovechada no sólo por los países de la Unión Europea sino por todos los países que están accediendo a estas vacunas, incluido México.

También se ha reprochado a la Unión Europea la instauración de un mecanismo de autorización para las exportaciones de vacunas contra la Covid-19 fuera de la Unión. Es importante recordar que, a diferencia de otros países que han prohibido cualquier exportación de vacunas producidas en su territorio, la Unión Europea nunca optó por esta vía. La Unión Europea es, por mucho, el mayor exportador de vacunas contra la Covid-19 en el mundo. No existen otros exportadores importantes entre los países miembros de la OCDE. Sin embargo –como muchos otros países– la Unión Europea ha tenido que lidiar, sobre todo en la fase inicial de distribución, con la falta de transparencia en la entrega de vacunas cuyo desarrollo y producción había financiado. Por eso, la Comisión Europea no tuvo otra alternativa que introducir un mecanismo de transparencia de las exportaciones para evitar decisiones arbitrarias por parte de las empresas.

La Unión Europea no ha bloqueado la exportación de una sola dosis a México. Al contrario, México es actualmente uno de los países que más ha recibido exportaciones de vacunas desde la Unión Europea. Es importante precisar también que las exportaciones a más de 100 países, entre los que se encuentran los más pobres, están excluidas del mecanismo de autorización, así como las exportaciones a todos los países del mundo en el marco del mecanismo COVAX.

La Unión Europea fue uno de los impulsores de COVAX y es uno de los mayores contribuyentes financieros de este esfuerzo multilateral que permitirá garantizar el abastecimiento de 1,300 millones de dosis de vacunas para 92 países de renta baja y media, y cuyas entregas ya comenzaron en varios países africanos. Celebramos que México se haya incorporado desde el principio a COVAX, mediante el cual pudo realizar la compra en condiciones ventajosas de más de 50 millones de dosis. Cabe también recordar que, desde el inicio de la pandemia, México se ha beneficiado de un apoyo por más de 7 millones de euros por parte de la Unión Europea y de sus Estados Miembros, en el marco de la iniciativa mundial “Equipo Europa”, para hacer frente a los retos de la Covid-19 en términos de salud pública y responder a las necesidades de grupos vulnerables.

Por esta y muchas otras razones, el compromiso de la Unión Europea con México en la lucha contra la pandemia y sus consecuencias es pleno. Estamos totalmente comprometidos a seguir trabajando, tanto a nivel bilateral como multilateral, para que juntos salgamos adelante.

Leer en El Universal.

Editorial Sections: