Delegation of the European Union to Malaysia

UE-Canadá: adalides de la coordinación multilateral

14/06/2021 - 09:00
News stories

La UE y Canadá son socios de confianza. Juntos hemos avanzado en nuestros valores comunes, apoyamos el orden internacional basado en normas y reconstruimos de manera sostenible nuestras economías después de la COVID-19. Esta semana, el primer ministro canadiense y los dirigentes de la UE debatirán una amplia gama de cuestiones, como la respuesta a la COVID-19 y la recuperación; la lucha contra el cambio climático y la protección del medio ambiente; el comercio, la tecnología y la innovación, y la promoción de los valores democráticos, la paz y la seguridad.

 

El éxito y el alcance de nuestra relación se reflejan en todos los ámbitos y nuestros objetivos políticos están estrechamente alineados en una amplia gama de ámbitos, como el medio ambiente y el cambio climático, el comercio, el Ártico, la política exterior y la digitalización. Sobre todo, los fuertes lazos interpersonales y los valores compartidos seguirán siendo el núcleo de nuestra larga historia de colaboración.

Este año, coincidiendo con el 45.º aniversario de la Delegación de la UE en Canadá y casi cinco años después de la firma del Acuerdo Económico y Comercial Global (AECG) y del Acuerdo de Asociación Estratégica (AAE), aprovechamos la oportunidad de la cumbre UE-Canadá, que se celebró el 15 de junio en Bruselas, para revitalizar la fortaleza de la asociación transatlántica y avanzar en la agenda multilateral.

Respuesta a la COVID-19

La pandemia ha puesto de manifiesto la fragilidad del sistema mundial y la necesidad de intensificar una respuesta internacional coordinada. La UE y Canadá han predicado con el ejemplo como defensores de la coordinación multilateral, en plena solidaridad con nuestros socios más vulnerables. Juntos hemos conseguido mantener abiertas las cadenas de suministro vitales, apoyar a la Organización Mundial de la Salud (OMS), liderar los esfuerzos internacionales para desarrollar vacunas y tratamientos contra la COVID-19 y, a través de la iniciativa mundial COVAX, contribuir a garantizar que todas las personas que las deseen dispongan de vacunas seguras. La única manera de hacer frente a la pandemia es mediante la colaboración y la coordinación internacionales.

La UE también ha desempeñado un papel fundamental a la hora de garantizar un flujo constante y coherente de suministro de vacunas a Canadá. A finales de mayo de 2021, más del 80 % de las vacunas distribuidas en Canadá procedían de plantas de producción establecidas en la UE. La UE ha sido un proveedor mundial de vacunas con liderazgo y fiable, exportando la mitad de su producción, con Canadá como tercer país de destino.

La recuperación económica

El Acuerdo Económico y Comercial Global (AECG) entre la UE y Canadá puede contribuir significativamente a la recuperación económica de la pandemia, colocando a Canadá y a la UE en una posición más fuerte para hacer frente a la recesión económica. La UE y Canadá seguirán generando impulso y manteniendo al mismo tiempo unas cadenas de suministro abiertas y seguras. Avanzar en la

aplicación del AECG es esencial para la recuperación económica posterior a la COVID-19 a ambos lados del Atlántico.

Desde que entró en vigor la aplicación provisional del AECG en septiembre de 2017, el comercio bilateral entre la EU-27 y Canadá ha aumentado un 27 % en el caso de los bienes y un 39 % en el de los servicios, en comparación con la situación anterior al AECG. El efecto positivo del AECG es aún más claro en lo que se refiere a los servicios. El comercio bilateral de servicios aumentó un 30 % en 2018, en comparación con la media anterior al AECG, y un 35 % en 2019. En 2019, la UE y Canadá negociaron servicios por importe de 35 500 millones EUR (53 600 millones CAD), casi 10 000 millones EUR (15 000 millones CAD) más que en el último año anterior al AECG (2016).

Vea los testimonios de éxito:

Transición ecológica

La COVID-19 es una tragedia humana a gran escala. La ciencia nos dice que se trata solo de una advertencia de los riesgos existenciales para nuestra civilización asociados al calentamiento global, la pérdida de biodiversidad (también en los océanos) y otros retos mundiales en los próximos años.

La UE y Canadá comparten el objetivo de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero (GEI) de aquí a 2050. A tal fin, la UE y Canadá piden a los países que eleven sus objetivos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero antes de la 26.ª Conferencia de las Partes de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), que se celebrará en Glasgow en noviembre de 2021. La UE y Canadá ya están trabajando en colaboración para alcanzar estos objetivos comunes mediante sólidos paquetes de iniciativas de recuperación verde post-COVID y diálogos bilaterales de alto nivel periódicos en materia de clima, energía, medio ambiente y océanos. En los foros multilaterales, la UE y Canadá también trabajan en común, por ejemplo, a través de iniciativas multilaterales conjuntas, como la Conferencia Ministerial sobre Acción por el Clima, la Conferencia de las Partes en el Convenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica y la Conferencia Internacional sobre Gestión de Productos Químicos.

El desarrollo de tecnologías limpias, las fuentes de energía sostenibles, incluido el hidrógeno o la energía eólica y undimotriz, y la reducción de la contaminación mediante la captura o el reciclado de carbono constituyen el núcleo de nuestros esfuerzos conjuntos. Por ejemplo, la UE y Canadá han organizado recientemente una serie de talleres sobre tecnologías limpias que reunieron a innovadores y usuarios, asociaciones industriales, expertos internacionales en desarrollo empresarial y representantes gubernamentales. Los talleres pusieron de relieve cómo el AECG puede contribuir a que se alcancen los objetivos de desarrollo sostenible y de cero emisiones netas a través del comercio, la innovación y la inversión en tecnologías limpias.

Garantizar la seguridad de las cadenas de suministro de minerales y metales críticos para la transición hacia una economía climáticamente neutra y digital constituye una prioridad tanto para Canadá como para la UE. Por este motivo, han acordado establecer una Asociación Estratégica Canadá-UE sobre materias primas en el marco del mandato del AECG, con especial atención a la integración, la resiliencia y la competitividad de las cadenas de valor de las materias primas entre Canadá y la UE; la colaboración en ciencia, tecnología e innovación, y los criterios y normas medioambientales, sociales y de gobernanza.

Promoción de la democracia y la paz

La promoción de la paz, la seguridad y la democracia representa un pilar importante del Acuerdo de Asociación Estratégica (AAE) entre la UE y Canadá. La UE y Canadá celebran periódicamente diálogos de alto nivel sobre seguridad y defensa, y el primer consejero militar/agregado de defensa de la UE en Canadá fue acreditado a principios de 2020.

La UE y Canadá reconocen la considerable amenaza que suponen para nuestra democracia, nuestra sociedad y nuestra seguridad la desinformación, la manipulación de la información y la injerencia extranjeras. Juntos fomentan una estrecha cooperación a través del Mecanismo de Respuesta Rápida (MRR) del G7, dependiente de la Secretaría de Canadá y del Sistema de Alerta Rápida sobre Desinformación (SAR) de la UE, a fin de garantizar un intercambio eficaz de información, descubrir sinergias y evitar la duplicación de esfuerzos. A nivel internacional, ambos respaldan un mayor desarrollo de nuestra comprensión común de la naturaleza de la amenaza y mejoran nuestras capacidades colectivas para analizarla y, en última instancia, responder a ella.

Desde 2003, Canadá ha contribuido a varias misiones civiles y militares de la UE en África, Asia, Europa y Oriente Próximo, y actualmente participan expertos canadienses en misiones de asesoramiento policial de la UE en Cisjordania y Ucrania, y en la misión de desarrollo de capacidades de la UE en Mali.

De forma significativa, la UE también ha acogido recientemente con satisfacción la invitación a Canadá, junto con los Estados Unidos y Noruega, para participar en el proyecto de Cooperación Estructurada Permanente (CEP) sobre movilidad militar. La iniciativa, liderada por los Países Bajos, tiene por objeto facilitar la logística del transporte para el movimiento de tropas por toda Europa, que también desempeña un papel crucial para la OTAN.

Contactos entre personas

Erasmus +, el programa de la UE para la educación, la formación, la juventud y el deporte, financia proyectos de movilidad académica y cooperación en los que participan como socios «países del programa» y «países asociados» de todo el mundo. Apoya actividades que corresponden a las prioridades de la UE en materia de política de cooperación con los países socios, incluido Canadá. Desde 2015, la UE ha financiado la participación de más de 1 700 estudiantes y académicos canadienses en programas de movilidad académica. A partir de 2014, más de 224 investigadores canadienses se han beneficiado de las acciones Marie Skłodowska-Curie, que promueven la colaboración entre las comunidades académicas, científicas y empresariales en Europa y fuera de ella.

Autor