Delegation of the European Union to Liberia

Demostrando el compromiso de Europa con África

15/10/2020 - 19:31
From the blog

15/10/2020 - La semana pasada viajé, junto con el comisario Janez Lenarčič, para entregar material de lucha contra la COVID-19 al Centro para el Control de las Enfermedades de la Unión Africana; para discutir con nuestros homólogos de la Unión Africana cómo reforzar la asociación UE-UA en el mundo posterior a la pandemia, y para reiterar nuestro apoyo a las reformas en curso en Etiopía, que pasan por momentos difíciles.

 

A nuestra llegada, participamos en la entrega de kits de pruebas de coronavirus al Centro para el Control de las Enfermedades de la Unión Africana. Hicimos entrega de 7,5 toneladas de equipos médicos y humanitarios esenciales y 900 000 kits de pruebas de coronavirus que se distribuirán por todo el continente. Nos reunimos con Moussa Faki, presidente de la Unión Africana; con Smail Chergui, comisario de Paz y Seguridad de la UA, y con el presidente etíope, Sahle-Work Zewde, el primer ministro, Abiy Ahmed y el ministro de Asuntos Exteriores, Gedu Andargachew.

 

Apoyo a una Etiopía fuerte, democrática y diversa

 Abiy Ahmed escribió recientemente en The Economist(enlace externo) que su perspectiva es construir una «Etiopía inclusiva, multinacional, democrática y próspera» y «refutar a los peligrosos demagogos que sostienen que no podemos ser de nuestra propia etnia -oromos, amharas, somalíes, tigrayanes, sidamas - y etíopes al mismo tiempo». Tras los primeros pasos que, fueron muy celebrados, sus ambiciosas reformas y sus esfuerzos de pacificación interna siguen su curso. Se le concedió el Premio Nobel y, sin duda, su capacidad para buscar acuerdos será necesaria para hacer frente al creciente malestar en varias regiones de Etiopía. El comisario Janez Lenarčič y yo reiteramos el apoyo de la UE a una Etiopía fuerte, democrática y diversa.

Siendo el segundo país más poblado de África después de Nigeria, con más de 100 millones de ciudadanos, su liderazgo regional otorga a Etiopía una ventaja para atraer la inversión extranjera y poner en común los recursos para inversiones ambiciosas en competencias e infraestructuras. La cooperación al desarrollo de la UE con Etiopía es una de las mayores del mundo y asciende a 815 millones de euros para el período 2014-2020. Etiopía es también uno de los principales beneficiarios del Fondo Fiduciario de Emergencia de la UE para África, con más de 271,5 millones de euros en el período 2015-2019. El pasado mes de diciembre, la presidenta Von der Leyen y la comisaria de Asociaciones Internacionales, Jutta Urpilainen, acordaron un paquete adicional de ayuda por importe de 170 millones de euros.

 

Etiopía se enfrenta a una crisis muy importante causada por la migración y los desplazamientos internos, que la pandemia ha empeorado. Junto con el comisario Lenarčič visitamos dos centros de asistencia.

 

Etiopía se enfrenta a una crisis muy importante causada por la migración y los desplazamientos internos, que la pandemia ha empeorado. Se calcula que 3,2 millones de personas son desplazados internos o retornados. Cerca de 1,7 millones son desplazados internos relacionados con conflictos, y 600 000 relacionados con la sequía. En torno a un millón de personas se ven obligadas a regresar del extranjero. Junto con el comisario Lenarčič visitamos dos centros de asistencia.

En Addis Abeba visitamos un centro gestionado por la Organización Internacional para las Migraciones que proporciona refugio a los migrantes etíopes que han regresado, principalmente de Yemen y Arabia Saudí. Una niña de 12 años nos contó su historia: su padrastro la había echado de su casa y había atravesado a pie Yemen hasta Arabia Saudí. Al cabo de unos días de trabajo en el servicio doméstico, fue detenida al salir de la casa para tirar la basura. Fue recluida en un centro de internamiento y devuelta a Etiopía.

 

Las experiencias personales que oímos reflejan las dificultades de la vida cotidiana de millones de personas, imposibles de transmitir con palabras.

 

En la región somalí también visitamos el campamento de Qoloji, que alberga a 80 000 desplazados internos. Es un asentamiento masivo que ofrece unas condiciones de vida y una asistencia médica sumamente básicas. Muchas personas permanecen allí durante años y los niños solo reciben cuatro años de escolarización. Las experiencias personales que oímos reflejan las dificultades de la vida cotidiana de millones de personas, imposibles de transmitir con palabras.

Etiopía, que acoge a cerca de un millón de refugiados y migrantes procedentes de los países vecinos, pone de manifiesto cómo la migración es una cuestión crucial de nuestros tiempos. Demuestra cómo la solidaridad para acoger a las personas necesitadas debe ser el motor de nuestra actuación. También demuestra que nuestra actuación debe combinar la asistencia inmediata con proyectos a más largo plazo que aborden las causas profundas de la migración. Este enfoque ha inspirado la labor del Fondo Fiduciario de la UE para África, que ha movilizado casi 5 000 millones de euros desde su creación hace cinco años.

Mustafa Mohumed Omar, presidente de la región somalí de Etiopía, nos hizo una viva descripción de la importancia de los líderes que se enfrentan a las realidades sobre el terreno. En última instancia, son los responsables de crear un relato que sitúe la colaboración por encima de las quejas y los intereses comunes por encima de las diferencias.

 

Etiopía puede maximizar los beneficios de nuestro compromiso histórico con un proyecto claro y ambicioso que comparta tanto los beneficios como los riesgos entre los gobiernos federal y regionales.

 

Etiopía puede maximizar los beneficios de nuestro compromiso histórico con un proyecto claro y ambicioso que comparta tanto los beneficios como los riesgos entre los gobiernos federal y regionales. Ofrecer un entorno empresarial justo y predecible a los numerosos inversores extranjeros, que proporcionan empleo y dan acceso a los mercados internacionales, es una palanca importante para el desarrollo del país. No debe verse afectada por los conflictos políticos nacionales.

Intensificar nuestra asociación con la Unión Africana

También nos reunimos con Moussa Faki, presidente de la Unión Africana, y con Smail Chergui, comisario de Paz y Seguridad de la UA La UA y la UE comparten un interés común en abordar tanto los desafíos mundiales como los conflictos locales Las elecciones en Guinea, Costa de Marfil y la República Centroafricana, la consolidación de las transiciones en Etiopía y Sudán, y la situación en Somalia y Libia merecen una estrecha colaboración entre nuestras instituciones. Como he destacado a menudo desde el inicio de mi mandato, nuestra asociación con África es un elemento central de nuestra política exterior y de nuestra visión para desarrollar un planeta justo y sostenible.

Este fue también el mensaje principal que trasladé el 4 de octubre en la Semana de África (enlace externo) organizada por el Grupo de Socialistas y Demócratas del Parlamento Europeo.

En el Consejo Europeo, los dirigentes de la UE están dispuestos a subrayar su compromiso de hacer que la asociación sea más ambiciosa, más política y esté más orientada hacia el futuro.

El Consejo Europeo de esta semana también debatirá la manera de elevar la asociación de Europa con África al siguiente nivel. Lamentablemente, no podré participar en este debate, porque todavía estoy en régimen de autoaislamiento como medida de precaución, en cumplimiento de las medidas de salud pública. Estoy seguro de que los dirigentes de la UE enviarán un mensaje colectivo de su compromiso de hacer que la asociación sea más ambiciosa, más política y esté más orientada hacia el futuro. Habiendo tenido que posponer la Cumbre UE-UA debido a la pandemia, debemos aprovechar ahora el tiempo adicional de que disponemos para acelerar los preparativos y determinar resultados concretos. Por mi parte espero volver a África el próximo mes, si las restricciones de la COVID-19 lo permiten, para seguir trabajando en esta relación, como una de mis principales prioridades.

 

 

Secciones editoriales: