Delegation of the European Union to Israel

الاتحاد من أجل المتوسط: تصريحات صحفية من الممثل الأعلى/ نائب الرئيس جوزيب بوريل بعد المنتدى الإقليمي الخامس للاتحاد من أجل المتوسط

Barcelona, 27/11/2020 - 17:29, UNIQUE ID: 201127_87
Remarks

Check against delivery!

شكراً لك صديقي العزيز [أيمن الصفدي نائب رئيس الوزراء الأردني ووزير الخارجية وشؤون المغتربين] وشكراً على حضوركم هنا ومشاركتكم في هذا اللقاء. تطلب الامر منك السفر عبر البحر الأبيض المتوسط ​​بأكمله من جانب إلى آخر - حيث تقول أغنية مشهورة جدًا هنا في كاتالونيا وفي إسبانيا: "من الجزيرة الخضراء إلى اسطنبول". لقد سافرت من الأردن إلى إسبانيا، شكرًا لك على بذل هذا الجهد والمشاركة معنا - وزيرة الخارجية الإسبانية [أرانشا غونزاليس]، والأمين العام [الاتحاد من أجل المتوسط، ناصر كامل]، في هذه المناسبة.

يسعدني أن أكون هنا في برشلونة بصفتي الممثل الأعلى للشؤون الخارجية والسياسة الأمنية في الاتحاد الأوروبي. [يتحدث باللغة الكاتالونية:

Estic molt content d’estar aquí a Barcelona un altre cop. Aquesta vegada no com a ministre espanyol, sino com a representant de la Unió Europea.]

في العام الماضي، كنت هنا كوزير خارجية لإسبانيا، والآن تتولى أرانتشا [غونزاليس] هذا المنصب، وقبل 25 عامًا، كنت أيضًا في برشلونة كوزير للحكومة الإسبانية وكنت أحد المشاركين في هذا المؤتمر الذي أطلق الاتحاد والشراكة الأورو-متوسطية.

أتذكر جيدًا الأهداف التي وضعناها في ذلك الوقت. كانت طموحة للغاية. أردنا خلق منطقة للاستقرار والازدهار والتبادلات الإنسانية والثقافية.

بعد مرور 25 عامًا، أي بعد ربع قرن، تظل هذه الأهداف في قلبنا، لكن علينا أن ندرك أن التحديات قد تضاعفت، وأصبح حلها أكثر صعوبة اليوم، والعديد من المشكلات التي كنا نواجهها منذ 25 عامًا لا تزال هناك، لم تحل.

هل يمكننا القول ان منطقة البحر الأبيض المتوسط في وضع أسوأ اليوم مما كانت عليه قبل 25 عامًا؟ أخشى أنها كذلك، من وجهات نظر عديدة. فهي مجزأة اقتصاديًا، ولا تزال واحدة من أقل المناطق تكاملاً في العالم، وقد ناقشنا هذا الأمر كثيرا اليوم. تمثل التجارة بين البلدان في شمال إفريقيا أو جنوب البحر الأبيض المتوسط 5٪ فقط. ويتعين مقارنة ذلك بالتجارة بين الدول الأعضاء في الاتحاد الأوروبي لمعرفة مدى اختلاف التكامل في كلا ضفتي البحر الأبيض المتوسط.

لم يتم حل النزاعات القديمة، كما أن الصراعات الجديدة والتوترات السياسية قد أدّت إلى خلق عقبات إضافية أمام التعاون في المنطقة. إن هذا المنتدى ليس منتدى لحل المواجهة ولكن لخلق التعاون.

هذا العام صعب بشكل خاص لأن جائحة كورونا وعواقبها الاجتماعية والاقتصادية الهائلة قد ذكّرتنا بمدى ترابطنا، وبأننا أكثر من كوننا مترابطين، فنحن نتشارك جغرافيا مشتركة، وسيتوقف مصيرنا في المستقبل على كيفية عملنا معًا اليوم.

لهذا السبب اتفق الجميع في هذا المؤتمر على ضرورة تعزيز تصميمنا على مواجهة التحديات معًا ودون تأخير من أجل استقرار المنطقة وازدهارها، ولكن أولاً وقبل كل شيء، لصالح الناس الذين يعيشون هناك.

الفجوة في الإيرادات للفرد، بين ضفتي البحر الأبيض المتوسط، هي 16 ضعفًا، هذا يعني أن [يتحدث بالإسبانية:

la renta per cápita en el norte, en Europa, es 16 veces mayor que en los países de la orilla sur del Mediterráneo. Y esta diferencia no se reduce. Por el contrario, aumenta. Y esto está en la base de muchas de las tensiones que compartimos.]

وهناك الكثير من الشباب، وهناك جيل جديد. علينا أن نمنحهم الأمل وسببًا للبقاء والاستثمار في بلدانهم.

لقد كنا نناقش ذلك اليوم، إلى جانب مناقشة العمل المناخي، حيث يتفاقم وضع المناخ في منطقة البحر الأبيض المتوسط ​​بنسبة 20٪ أكثر من المتوسط ​​العالمي. وكذلك ناقشنا التنمية المستدامة والشمولية والمساواة والتحول الرقمي والحماية المدنية: لقد تحدثنا عن كل ذلك وحاولنا، أنتم أصدقائي الأعزاء وأنا، أن نجمع ذلك معًا في اتصال مشترك بين الرئيسين المشاركين. في هذا الاتصال، لا نتحدث عن كل شيء ناقشناه ولكن أعتقد أنه ملخّص جيد للوضع.

اسمحوا لي أن أنهي كلامي بالقول إن هدفنا المشترك هو أن نبني اليوم، كما كان الحال قبل 25 عامًا، مجتمعات أكثر شمولاً، وأكثر مساواة، وأكثر عدلاً، وأكثر قدرة على الصمود، والعمل معًا لتلبية توقعات مواطنينا التي هي محور كل جهودنا.

أود أن أشكر جميع الوزراء، وجميع المشاركين، وكذلك المنظمات الدولية، ومؤسسة آنا ليند وغيرهم، ممن ساهموا في هذا الاجتماع.

شكرا جزيلا لكم.

Link to the video – from 10:43” https://audiovisual.ec.europa.eu/en/video/I-199283

 

Q&A:

Q. Dado que la reunión es telemática, me gustaría confirmar que todos los países han participado en esa reunión a nivel de ministros o viceministros de exteriores. En segundo lugar, querría preguntarles si en la reunión ha habido algún tipo de discusión sobre otras dos crisis de la región que son la del Sáhara Occidental y la del este del Mediterráneo entre Turquía y fundamentalmente Grecia y Chipre. Me gustaría saber si ha habido algún intercambio sobre esos asuntos y si tienen ustedes algún mensaje conjunto en relación a ambos o si han explorado algunas vías de solución o de creación de confianza en ambos contenciosos.

Todos los países han participado. No todos a nivel de ministro, como suele ocurrir. Creo que 20 países han participado a nivel de ministro de asuntos exteriores, otros a nivel de viceministros o de ministros encargados de las cuestiones europeas y euro mediterráneas. Pero la presencia ha sido masiva y todos lamentando mucho no poder estar en Barcelona. Estoy seguro de que lo han lamentado.

No hemos hablado del Sáhara Occidental. Algunos países han hecho referencia a algunas zonas de conflicto. No hemos hablado mucho del Sáhara Occidental, no estaba considerado como una cuestión mediterránea, pero algunos países han hablado de algunos de los conflictos que sí son mediterráneos. Ustedes ya los conocen de sobras: Libia, Siria, el proceso de paz en Oriente Medio y también el conflicto en el Mediterráneo oriental, al que sin duda pueden imaginar qué países han hecho referencia.

Quiero insistirles en que este es un foro de cooperación. Aquí se trata de ver cómo podemos trabajar juntos. Es inevitable reconocer y hablar de los conflictos que tenemos, pero el objetivo fundamental no es encontrar una solución a esos conflictos. Este foro no está pensado para eso, sino para buscar proyectos que permitan mejorar la vida de la gente en el área del Mediterráneo a través de la cooperación entre nosotros. Y hay muchos proyectos y quiero agradecer el esfuerzo del Secretario General [de la Unión por el Mediterráneo, Nasser Kamel] y de su equipo para identificarlos y ponerlos en aplicación.

Q. Alto Representante, se ha dicho estos días que la Unión Europea está preparando una Estrategia de Vecindad con los países del sur. Ya sé que hay tiempo hasta marzo, cuando tal vez se vaya a preparar esta estrategia, pero me parece relevante, en el marco de este foro, discutir cómo superar este círculo vicioso que se ha creado entre ambas orillas del Mediterráneo. Por ejemplo, en los ataques terroristas del último mes, hubo gente que venía de regiones pobres, que hizo lo que hizo en Niza, Francia. Otra vez, se vuelve a decir que hay problemas socioeconómicos en el norte de África, que la Unión Europea tiene que ayudar y proveer asistencia en forma de proyectos, muchos de ellos discutidos incluso en el marco de este foro. Pero, qué es lo que todavía falta? Cuál es el instrumento que la Unión Europea podría incorporar en la futura estrategia para que cambie ese círculo vicioso? Se invierte dinero, pero el abismo que se ha mencionado entre las dos orillas no está disminuyendo. Si me permite una segunda pregunta, aunque ya sé que [la Unión por el Mediterráneo] no es la plataforma [para gestionar estos] conflictos. Sin embargo, hay un conflicto creciente en el Mediterráneo, que es la región que da nombre a la Unión, y que a lo mejor podría amenazar la cooperación en la región en algún momento, aunque [el Secretario General de la UpM] Nasser Kamel ha dicho que no. Existe de verdad la posibilidad de la Unión Europea sancione el mes que viene a Turquía debido a su actuación en el Mediterráneo?

Qué queda por hacer? Muchísimo y no tenemos baritas mágicas. No tenemos soluciones milagrosas. Si existieran, en 25 años las habríamos encontrado. Es un trabajo que va a requerir mucho tiempo, muchos cambios estructurales y mucho compromiso político. La Unión Europea está trabajando a través de programas de vecindad - que los dirige mi amigo el Comisario [de Vecindad y Ampliación] Olivér Várhelyi - en poner al día nuestro partenariado con los países de la cuenca mediterránea, con el Magreb y el Mashrek. Hoy no hemos hablado de esto, pero el Comisario [Várhelyi] ha estado aquí y ha explicado cuales son los planes, los proyectos y los volúmenes de recursos financieros que podemos aportar.

Pero la solución no puede venir solamente de la ayuda [de la UE]. Por ejemplo, hay que reformar nuestras relaciones comerciales, porque lo que tenemos hasta ahora manifiestamente no ha dado los frutos esperados. El déficit comercial de los países del norte de África con la Unión Europea no ha disminuido, ha aumentado. Por lo tanto, tenemos que revisar nuestra relación comercial. Y la pandemia ofrece una oportunidad para recolocar, para llevar más cerca de nuestras orillas mucha actividad industrial que se ha ido demasiado lejos. Estoy pensado en la producción de medicamentos. Hay un convencimiento de que buena parte de esta producción tiene que hacerse más cerca de Europa, incluso en Europa mismo. Se abren muchas oportunidades para volver a desplegar actividad industrial cerca de nosotros, en nuestra vecindad. Eso no quiere decir que nos vayamos a volver dirigistas, ni proteccionistas, ni autárquicos. Pero hay una clara necesidad de que algunos productos que ayer no parecían estratégicos, y hoy lo son, se produzcan más cerca de Europa y en mayor cantidad por parte de agentes más próximos. Es toda una dinámica que está en marcha y que espero que dé frutos.

Muchos países del norte de África están sufriendo las consecuencias negativas de la pandemia. La caída de precio de petróleo, por ejemplo, está golpeando mucho a los países productores. Europa no puede sustituir con ayuda lo que es una caída estructural de ingresos. Por lo tanto, los problemas son muchos, algunos son nuevos, y nosotros, desde la Unión Europea, y en este esfuerzo de coordinación de respuestas, haremos próximamente publicidad a nuestros planes. Pero les insisto en que no hay soluciones milagrosas para problemas que son estructurales, que tiene que ver con las dinámicas demográficas, con el relativo proceso de envejecimiento en el norte, de juventud en el sur, con los cambios de estructuras de consumo energético. Todo ello hace más difícil la solución de algunos problemas y más urgente, también, hacerlo, porque ese diferencial demográfico y económico es una clara fuente de inestabilidad.

Lo ha asociado usted con el terrorismo. Desgraciadamente, buena parte de las personas que han sido los actores de estos actos terroristas, a los que hay que disociar del Islam como religión, como ha dicho mi amigo, el Ministro jordano [de Asuntos Exteriores, Ayman Safadi], porque eso no es el Islam, es contrario al Islam y no tiene nada que ver con la religión-, algunos de ellos no son inmigrantes, son ciudadanos que han nacido en Europa, en Francia o en Alemania, de varias generaciones. Otros sí, son exiliados, pero no vienen del norte de África, vienen del Cáucaso, viene de muchas partes del mundo. Por tanto, no establezcamos una relación causa-efecto entre los problemas socioeconómicos del Mediterráneo y los acontecimientos desgraciados que se han producidos en Europa, en particular en Francia y también en Austria estos últimos tiempos.

Sobre Mediterráneo oriental, me pregunta por algo muy concreto a lo que no le puedo contestar porque no lo hemos tratado hoy, y que tendrá que ver el próximo consejo de la Unión Europea, donde está previsto que se revise en profundidad las relaciones con Turquía a la vista de los acontecimientos de los últimos meses. Pero no le puedo anticipar, y aunque pudiera, no lo haría, cuál va a ser el contenido de esta decisión en el Consejo europeo.

Q. Respecto al tema de la pandemia específicamente, todos estamos esperando que el año próximo se produzca la salida de la pandemia con la generalización de las vacunas. ¿Puede producirse un desfase entre la salida de la pandemia en el norte y en el sur? Para países que tienen una gran dependencia del turismo es muy importante salir rápido. ¿Se ha planteado algún tipo de apoyo desde la Unión Europa a los países del sur para facilitar y acelerar la salida de la pandemia?

Esto es una conferencia mediterránea y por lo tanto no hemos hablado sobre la pandemia como tal, que es un fenómeno universal. No hemos hablado de qué pasa en América Latina, que por cierto es la región del mundo más castigada. Hemos hablado del área mediterránea y, naturalmente, hemos hablado de los efectos de la pandemia y de cómo hacerle frente.

Constatamos que, afortunadamente, el impacto de la pandemia en los países del Mediterráneo sur es mucho menor –no digo que no lo haya- que en los países europeos. Ya saben que Europa ha dicho varias veces -y la Presidenta de la Comisión Europea [Úrsula von der Leyen] ha puesto énfasis en ello- que la vacuna tiene que ser considerada como un bien público global, no como un producto que solo está al alcance de quien lo pueda pagar.

Un bien público es un bien al que tienen acceso todos los ciudadanos. Y cuando decimos global, decimos los ciudadanos del mundo. Esto es un empeño muy ambicioso, en el que la Unión Europea y en particular la Comisión está muy comprometida y hemos invertido mucho dinero apoyando a los laboratorios para que la desarrollen [la vacuna] y para que su distribución no se haga en base a “es un bien privado, si puedo pagarlo lo tengo y si no, no”, sino como un bien público. ¿Cómo instrumentar eso? No le puedo dar ahora los detalles de la cuestión, pero estamos movilizando importantes cantidades de recursos para hacerlo.

Sin duda, nuestro partenariado mediterráneo tiene que ser un lugar especialmente indicado para que podamos llevar a la práctica este objetivo. Y si tenemos vacunas los europeos, Mediterráneo norte, que también las tenga toda la cuenca mediterránea.

Link to the video – questions start from 21:40” https://audiovisual.ec.europa.eu/en/video/I-199283

Languages: