Delegation of the European Union to Israel

Reconstruir sociedades más fuertes y democráticas

15/09/2021 - 07:11
News stories

Hoy celebramos el Día Internacional de la Democracia. A medida que el mundo se recupera lentamente de la pandemia, nos enfrentamos a las múltiples amenazas que se ciernen sobre la democracia en las sociedades de todo el mundo. Ha llegado el momento de velar por la defensa de los valores democráticos universales que sostenemos para reconstruir sociedades más fuertes y resilientes.

 

El coronavirus impuso una serie de limitaciones en nuestra vida cotidiana. En todo el mundo, los grupos más expuestos se volvieron aún más vulnerables no solo a los riesgos para la salud que plantea el virus, sino también a las medidas adoptadas. Alcanzar un equilibrio entre contener la propagación del virus y garantizar las libertades individuales ha supuesto un reto para todos los países.

Asegurar el acceso a la participación democrática elemental ha sido esencial. Algunos ejemplos muy positivos han demostrado la utilidad de la tecnología para garantizar la continuación de la participación ciudadana, así como la expresión de puntos de vista diferentes.

Sin embargo, no siempre se han aplicado medidas para escuchar la voluntad de la población. También hemos asistido al aplazamiento innecesario de elecciones, a la imposición de mayores obstáculos para poder votar o a la falta de reconocimiento de la libertad de expresión. A este respecto, se ha utilizado la tecnología para restringir aún más las libertades individuales, controlar la oposición y poner en peligro a los activistas de derechos humanos.

«En estos tiempos difíciles, la UE seguirá respaldando con firmeza y sin reservas la democracia, los derechos humanos y el Estado de Derecho dentro y fuera de sus fronteras. Se requieren esfuerzos colectivos junto con una nueva perspectiva de apoyo a la democracia que sea eficaz para los ciudadanos», han afirmado el alto representante Josep Borrell y la vicepresidenta Dubravka Šuica con ocasión del Día Internacional de la Democracia.

Navegar en un mar de desinformación

El acceso a información fiable es fundamental en este período. Contribuye a una comprensión clara de las diferentes medidas adoptadas, de su impacto en la vida de los ciudadanos y de la evolución general de las opciones de prevención, como la vacunación.

Las cadenas de desinformación han exacerbado las dudas de muchas personas, lo que ha contribuido a incrementar el riesgo de vulnerabilidad y a alargar la lucha contra la pandemia. En este punto, es importante mencionar que la labor de las organizaciones de la sociedad civil y de los medios de comunicación plurales ha sido esencial para combatir en parte estas campañas de desinformación.

Encontramos uno de estos casos en Timor Oriental, donde la plataforma digital The Oekusi Post realiza una contribución importante para difundir mensajes en medios sociales sobre la prevención contra la COVID-19 y promover una información objetiva. Su trabajo está disponible en tres idiomas (tetun, inglés e indonesio), lo que permite que un grupo de población mucho mayor tenga acceso a los contenidos. También ofrece un sitio web de verificación de datos con el objetivo de desmentir noticias falsas que se difunden en las plataformas de medios sociales del país.

La iniciativa de respuesta a la COVID-19 en Timor Oriental, financiada por la Unión Europea en el marco del Equipo Europa (#TeamEurope), proporcionó apoyo a The Oekusi Post consistente en ordenadores, cámaras y motocicletas.

(Re)construir sociedades resilientes, inclusivas y democráticas

Huelga decir que los efectos de la pandemia requieren la reconstrucción de muchas estructuras de la sociedad en todo el mundo. Es el momento de garantizar que los esfuerzos a escala mundial se lleven a cabo de una manera sostenible: solo de esta manera podrá la población estar mejor preparada para los retos actuales y futuros. Deben escucharse todas las voces, lo cual incluye asegurar una mayor participación de los jóvenes y las mujeres en el proceso de toma de decisiones.

A fin de velar por que las acciones concretas respeten estos valores, la Unión Europea aprobó el pasado mes de noviembre el Plan de Acción de la UE para los Derechos Humanos y la Democracia 2020-2024. Representa el firme compromiso de seguir impulsando los valores universales para todos. La UE y sus Estados miembros utilizarán todos los instrumentos de que disponen y en todos los ámbitos de la acción exterior para centrarse en el liderazgo mundial de la UE y para seguir reforzándolo en relación con las siguientes prioridades generales:

  • proteger y empoderar a las personas;
  • construir sociedades resilientes, inclusivas y democráticas;
  • promover un sistema mundial de derechos humanos y democracia;
  • aprovechar las oportunidades y afrontar los desafíos que presentan las nuevas tecnologías;
  • alcanzar las metas marcadas trabajando juntos.

Como ejemplo concreto de la acción de la UE sobre el terreno, este mes se ha desplegado una nueva Misión de Observación Electoral de la UE en Kosovo para observar las elecciones locales. Durante su visita a Irak, el alto representante, Josep Borrell, también anunció el próximo despliegue de otra misión electoral en el país: «Queremos continuar apoyando la democracia iraquí, seguimos los preparativos para las elecciones de octubre con gran interés y, a solicitud iraquí, vamos a desplegar una Misión de Observación Electoral de la UE», declaró Borrell.

La UE está determinada a estar a la altura de sus ideales. Puede que la pandemia haya desvelado y creado nuevos desafíos, pero también ha generado la oportunidad de intensificar el trabajo colectivo de promoción de la democracia.

Secciones editoriales:

Autor