Delegación de la Unión Europea en Honduras

Declaración conjunta de la alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y el secretario general del Consejo de Europa sobre el Día Europeo y Mundial contra la Pena de Muerte (10 de octubre de 2018)

Bruxelles, 09/10/2018 - 20:04, UNIQUE ID: 181009_35
Statements by the HR/VP

En el Día Europeo y Mundial contra la Pena de Muerte, el Consejo de Europa y la Unión Europea (UE) reiteran su firme oposición a la pena capital en cualquier circunstancia y en todos los casos. La pena de muerte es una afrenta a la dignidad humana. Constituye un trato cruel, inhumano y degradante y es contraria al derecho a la vida. La pena de muerte no surte efecto disuasorio demostrable y hace irreversibles los errores judiciales.

En el Día Europeo y Mundial contra la Pena de Muerte, el Consejo de Europa y la Unión Europea (UE) reiteran su firme oposición a la pena capital en cualquier circunstancia y en todos los casos. La pena de muerte es una afrenta a la dignidad humana. Constituye un trato cruel, inhumano y degradante y es contraria al derecho a la vida. La pena de muerte no surte efecto disuasorio demostrable y hace irreversibles los errores judiciales.

Todos los Estados miembros de la UE y del Consejo de Europa han abolido la pena de muerte. La abolición en el Derecho o en la práctica es condición previa para la pertenencia al Consejo de Europa; además, la prohibición absoluta de la pena de muerte en cualquier circunstancia está consagrada tanto en los protocolos n.os 6 y 13 del Convenio Europeo de Derechos Humanos como en la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE. A todos aquellos Estados europeos que no los hayan ratificado aún, les instamos a hacerlo.

Asimismo reiteramos nuestro llamamiento a las autoridades de Bielorrusia, único país del continente europeo que aún recurre a la pena de muerte, a que aplique una moratoria, paso decisivo hacia la adaptación del país a las normas paneuropeas.

En el ámbito mundial, el Consejo de Europa y la UE seguirán obrando en pro de la abolición de la pena de muerte. Apoyaremos la próxima Resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre una moratoria del uso de la pena de muerte; por su parte la UE y Bélgica acogerán en Bruselas, a finales de febrero de 2019, el 7º Congreso Mundial contra la Pena de Muerte.

En espera de la instauración de una moratoria, el Consejo de Europa y la UE instan a aquellos países que aún aplican la pena de muerte a conmutar cualesquiera condenas a muerte pendientes por penas de prisión y, en cualquier caso, a garantizar que las condiciones de internamiento respeten la dignidad humana. Con arreglo al Derecho Internacional, esos países no ejecutarán a menores, ni a mujeres embarazadas, ni a personas que padezcan enfermedad mental o discapacidad intelectual. Por añadidura, no puede justificarse la aplicación de la pena de muerte a personas culpables de delitos económicos, ni a personas que son ellas mismas víctimas de delitos graves como la violación conyugal y cuyos actos - realizados auténticamente en defensa propia - den lugar a la muerte fortuita de otra persona. Los Estados miembros deben abstenerse de apoyar, mediante asistencia judicial mutua o cualquier otra forma de cooperación, la política en materia de estupefacientes de aquellos países donde los delitos de drogas puedan ser castigados con la pena de muerte.

Los Estados miembros deben seguir tomando medidas efectivas para evitar verse implicados, así sea indirectamente, en la aplicación de la pena de muerte por parte de terceros países, por ejemplo tomando medidas que impidan el comercio de bienes que posteriormente puedan utilizarse para realizar ejecuciones. En este contexto, el Consejo de Europa y la UE seguirán promoviendo la «Alianza Mundial para poner fin al comercio de productos utilizados para aplicar la pena de muerte y la tortura».

Secciones editoriales: