Delegation of the European Union to Ethiopia

 

De los ríos del Ártico al cáncer de mama: cómo la UE y Rusia cooperan a través de las fronteras para mejorar vidas

19/10/2021 - 11:43
News stories

Una exposición organizada por la Delegación de la UE en Rusia, en asociación con el Ministerio de Desarrollo Económico de Rusia, presenta 22 proyectos de cooperación transfronteriza entre la UE y Rusia realizados con éxito desde 2014.

¿Qué tienen en común los ríos del Ártico, un hospital en la ciudad lituana de Klaipeda y el agua potable en la ciudad rusa de Sortavala?

Todos salen beneficiados de la cooperación transfronteriza entre la Unión Europea y Rusia, cuyo objetivo es facilitar el desarrollo socioeconómico y crear lazos más estrechos entre los residentes de ambos lados de la frontera.

«En Karelia, el terreno es pantanoso, y el agua corriente es a veces de color marrón oscuro», dice Valentina Gorbunova, especialista rusa en tratamiento de aguas que, junto con sus homólogos finlandeses, participa en un proyecto de cooperación transfronteriza. «Ellos tienen una experiencia enorme en cuanto a diseño, construcción y explotación de infraestructuras de agua potable y alcantarillado, y están dispuestos a compartirla con nosotros».

Gracias a este proyecto, los residentes de Sortavala y poblaciones circundantes pronto podrán beber agua limpia del grifo, lo que mejorará significativamente su calidad de vida.

Gorbunova, junto con otros especialistas, participa en una exposición en la que se presentan 22 proyectos de cooperación transfronteriza entre la UE y Rusia realizados con éxito desde 2014.

Valentina Gorbunova, especialista rusa en tratamiento de aguas y colaboradora en el proyecto Karelia.

Bajo el título «Juntos», la exposición se inauguró el 18 de octubre en San Petersburgo e irá recorriendo sucesivamente Petrozavodsk, Kaliningrado y Murmansk, antes de volver a la primera de estas cuatro grandes ciudades del Noroeste de Rusia que participan activamente en la cooperación transfronteriza entre la UE y Rusia.

Se trata de dar a conocer los beneficios concretos de esta cooperación para los ciudadanos de Rusia, Estonia, Finlandia, Letonia, Lituania, Polonia, Suecia, Dinamarca y Alemania, además de Noruega, demostrando cómo trabajar a través de las fronteras no solo permite afrontar retos comunes en materia de medio ambiente, salud pública, seguridad y protección, sino que también contribuye a crear asociaciones a largo plazo.

Mapa de la región fronteriza beneficiaria de los programas de cooperación transfronteriza UE-Rusia.

Otro proyecto presentado en la exposición busca mejorar la detección precoz del cáncer de mama y el cáncer colorrectal en la región rusa de Kaliningrado y el condado lituano de Klaipeda.

En ambas regiones se ha creado una infraestructura de diagnóstico precoz con la participación de hospitales de ambos lados de la frontera. También se ha trabajado para mejorar las cualificaciones del personal médico y sensibilizar a la población sobre la importancia del diagnóstico precoz.

El Hospital Clínico Central de Kaliningrado cuenta ahora con un centro médico especializado que dispone de equipos de diagnóstico de última generación, lo que multiplicará por tres su capacidad de diagnóstico. El proyecto ha permitido a especialistas rusos y lituanos compartir su experiencia y elaborar recomendaciones metodológicas para los trabajadores de sus países respectivos.

«La práctica de someterse a controles periódicos está muy extendida en Europa, pero en Rusia hace muy poco que la medicina preventiva forma parte de la vida cotidiana», dice el oncólogo y cirujano ruso Dmitry Ermakov. «Gracias a estos proyectos, cada vez son más accesibles estos servicios tan importantes, y las personas saben que pueden someterse a pruebas médicas gratuitas y de calidad».

Imagen de uno de los 22 proyectos de cooperación transfronteriza entre la UE y Rusia.

La exposición pone de relieve el alcance de la cooperación transfronteriza a través de proyectos en áreas diversas, desde protección contra los incendios hasta restauración de los ecosistemas de los ríos del Ártico, pasando por turismo gastronómico, emprendimiento femenino, psicología infantil, gestión de instalaciones, educación en robótica y programación, etc. etc.

«El transfronterizo es un aspecto no muy conocido de nuestra cooperación», señala Markus Ederer, embajador de la Unión Europea ante la Federación de Rusia. «Lo que distingue a esta cooperación es que no es abstracta, sino muy concreta y palpable. Los ciudadanos pueden ver los resultados y, espero, notar cambios positivos en su vida».

La exposición está abierta hasta el 31 de octubre en la Universidad Estatal de Economía de San Petersburgo, antes de trasladarse a Murmansk en noviembre.

Para quien no pueda asistir presencialmente, «Juntos» tiene una versión online que incluye una serie de vídeos.

Autor