Delegation of the European Union to El Salvador

Mensaje del Embajador Andreu Bassols en el Día de Europa

09/05/2019 - 17:50
Мэдээ


Una vez más, un año más, estimado vice-ministro, estimado Presidente- Secretario General del SICA, estimadas autoridades nacionales, embajadores, señoras y señores,  distinguidos invitados…  Uno año más nos complace compartir con todos ustedes el día de Europa; una celebración que quiere ser sencilla pero que desea transmitir la misma alegría que transmite el himno a la Alegría de Beethoven que es, como lo han escuchado, el himno de Europa. 

El 9 de mayo de 1950, el ministro de relaciones exteriores de Francia hizo una solemne declaración sobre el futuro de una nueva Europa. Esa declaración es hoy considerada como el momento fundacional de ese proyecto, único en la historia política del mundo, de unión, de paz, de solidaridad, de libertad y de progreso que es el proyecto europeo.

La Unión Europea está presente en todo el mundo, también en El Salvador. Nuestra presencia quiere ser la manifestación de un compromiso. Nuestro compromiso por la paz, por la democracia, por la defensa de los derechos humanos y por el desarrollo.

La democracia y los derechos humanos no son una ley universal como la ley de la gravedad que existe con independencia de la voluntad humana. Se requiere el compromiso de todos los ciudadanos, se necesita la activa defensa de los gobiernos y de la sociedad civil, para que la  democracia y el respeto a los derechos de todos sigan progresando.

Y por esto es tan importante, que en cada ocasión, desde esta tribuna, desde los medios de comunicación, desde las instituciones, sigamos hablando y defendiendo los derechos, porque una sociedad sería solo una amalgama de individuos dispersos, sino les unieran los derechos y deberes que los convierten en ciudadanos.

Esta es la razón de ser compartida de la Unión Europea como unión de 28 estados y de El Salvador como gran nación que es. Nuestro compromiso común en la lucha siempre inacaba por los derechos sociales, económicos, sexuales, las libertades de todos y muy especialmente de todas las ciudadanas.

En estas semanas de transición política quiero de forma muy particular y muy sincera, agradecer en nombre de la Unión Europea y de sus Estados Miembros, al gobierno de El Salvador encabezado por el Presidente Sánchez Cerén, toda la colaboración, todo el trabajo conjunto, que hemos podido llevar a cabo a lo largo de los últimos cinco años.

Hemos trabajado en muchos proyectos comunes, pero quisiera apuntar especialmente a nuestra colaboración en el apoyo al plan el Salvador seguro y nuestro trabajo para reforzar las políticas sociales con iniciativas como Ciudad Mujer, Familias Solidarias y jóvenes con todo.

El Salvador se halla, en efecto, en un momento de transición. El nuevo Presidente y el nuevo Gobierno tomarán posesión el 1 de junio. Un presidente legítimo elegido en unas elecciones transparentes que ha suscitado la esperanza y las expectativas de una gran parte de la población. Unas elecciones que la Unión Europea tuvo la ocasión de observar y que creo que podemos y debemos decir, han sido un ejemplo democrático  para la región.

La Unión Europea se pone a disposición de este gobierno para trabajar estrechamente en la consecución de sus objetivos. Entre estos objetivos el de la promoción de la inversión y el crecimiento que constituyen una de las piedras angulares del programa presidencial. La Unión Europea está dispuesta a apoyar con un proyecto importante este objetivo en una visión compartida de crecimiento sostenible e inclusivo.

El 1 de junio el país tendrá un nuevo presidente, pero el presidente no tendrá un nuevo país. Tenemos preocupaciones. Y estas preocupaciones siguen siendo las que sienten la mayoría de los ciudadanos salvadoreños.
En primer lugar, la persistencia de las desigualdades en el país, es por esto que una gran parte de nuestra cooperación ha sido destinada a apoyar programas sociales.

En segundo lugar la inseguridad, y es por esto también que nuestro programa más importante financieramente ha sido el programa de apoyo al Plan El Salvador Seguro.

En tercer lugar, la persistencia de bolsas de corrupción y de inseguridad jurídica, que minan la legitimidad de las administraciones públicas y cuestiona los esfuerzos de una fiscalidad progresiva que grave a los que más tienen y más pueden contribuir.

En cuarto lugar los feminicidios y la violencia sexual contra la mujer una lacra con la que vamos a luchar junto con el gobierno salvadoreño y las Naciones Unidas en el marco de un programa llamado SpotLihgt.
En quinto lugar, nuestra convicción que, a pesar de los logros importantes del gobierno actual, la situación de los privados de libertad está lejos de cumplir con algunos de los estándares internacionales y nuestras dudas sobre las medidas extraordinarias.

Por último, tres elementos fundamentales para el desarrollo de El Salvador:

  1. El medio ambiente con la necesaria  y a veces dolorosa adaptación al cambio climático;
  2. el crecimiento económico con la necesidad de que el país crezca más y mejor. Más con más inversión pública y privada, nacional y extranjera. Mejor, con la creación de empleos formales dignos, y no podía faltar en una mensaje de la Unión Europea;
  3. la integración regional, que es garante de progreso compartido y de atracción de inversiones.

Me he dejado, sin duda, muchas cosas en el tintero virtual de esta breve intervención. Pero no quiero dejar, en nombre de los embajadores de la Unión Europea que me acompañan, de desear / brindar por todos ustedes, por el futuro de El Salvador y por el futuro de las relaciones, siempre fructíferas, siempre estrechas, y siempre sinceras, entre El Salvador y la Unión Europea.

Muchas gracias.

 

Хянан засах хэсгүүд: