Delegación de la Unión Europea en la República Dominicana

Ecuador y la Unión Europea

08/06/2017 - 18:18
EU relations with Country

Las relaciones entre la UE y Ecuador se han intensificado en los últimos años, de acuerdo con los numerosos cambios políticos e institucionales que han tenido lugar en el país.

Diálogo Político UE-Ecuador
Diálogo Político UE-Ecuador

A nivel bilateral, las autoridades de Ecuador y de la UE celebran una vez al año el Diálogo Político de Alto Nivel, que les permite deliberar a nivel de altos funcionarios para reforzar y profundizar las relaciones bilaterales, así como para desarrollar una agenda política y de cooperación.

La cuarta reunión del Mecanismo de Consultas Bilaterales tuvo lugar el 28 de noviembre de 2017 en Quito. El diálogo se centró en una serie de temas importantes para la relación bilateral, entre ellos: migración, refugiados, cooperación al desarrollo, derechos humanos, gobernanza, gestión medioambiental y cambio climático.

El diálogo también se inscribe en el marco amplio de las relaciones regionales entre la UE y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), de la que Ecuador forma parte. Esto significa un avance cualitativo en la profundidad y el alcance de las relaciones entre ambas partes, incluyendo nuevos ámbitos de interés, como la lucha contra las drogas ilícitas, la integración regional y la promoción del desarrollo sostenible, entre otros. La Cumbre EU-CELAC tiene lugar una vez cada dos años al nivel de los Jefes de Estados: la última fue en Bruselas en 2015 y la próxima tendrá lugar en San Salvador en 2017.  (Mayor información - http://celacinternational.org/)

El 1ero de Enero de 2017, entró en vigencia el Acuerdo Comercial Multipartes entre Ecuador y la Unión Europea que reemplazó al sistema previo SGP+ de preferencias arancelarias. El Acuerdo Comercial constituye un hito histórico en las relaciones bilaterales entre socios. Otorga importantes concesiones arancelarias a la agricultura y liberaliza al 100% los productos industriales y pesqueros para Ecuador, mientras que la Unión Europea también gozará de los beneficios arancelarios pero en un período de tiempo variable que puede ir hasta 17 años, reconociendo de esta manera, el principio de asimetría en los niveles de desarrollo entre las partes. Es así que, los mercados de servicios, financieros y compras públicas se abrirán gradualmente para no impactar negativamente a las economías de cada parte; y, se garantizan los movimientos de capital y las inversiones.  

Además, el Acuerdo establece un marco legal de largo plazo, estable y transparente con reglas claras brindando una mayor previsibilidad para los operadores económicos e inversionistas (sobre varios temas como la propiedad intelectual, compras públicas, entre otros). Lo cual permitirá atraer más transferencia de tecnología e innovación que son requeridos por Ecuador, creando un clima de negocios mucho más favorable para las inversiones y oportunidades de nuevas actividades comerciales. De igual forma, el mayor crecimiento comercial entre las partes debería generar más empleo e impactar directamente en la reducción de la pobreza.

Sin embargo, lo más importante es que con el Acuerdo Comercial, Ecuador y la Unión Europea se convierten en socios igualitarios y privilegiados.  Las relaciones comerciales se guían ahora por las mejores prácticas acordadas a escala internacional, garantizando al mismo tiempo un entorno transparente donde prevalece el trato nacional sin discriminaciones entre ambas partes. Es así que, el Acuerdo contempla mecanismos para tratar una serie de temas como son los obstáculos al comercio, las medidas sanitarias y fitosanitarias, la defensa comercial y la solución de controversias, entre otros.

Igualmente, se debe destacar que el Acuerdo contiene un capítulo sobre el comercio y desarrollo sostenible. Las partes se comprometieron a reforzar el desarrollo económico y social de la población, no solo al cumplir con la legislación laboral y ambiental de cada una de las partes, sino que se contempla adoptar los respectivos estándares internacionales.

Es importante también mencionar que se monitoreará y evaluará los impactos del Acuerdo en el ámbito laboral y ambiental a través de consultas involucrando a diferentes sectores de la sociedad civil.

Encuentre aquí el Registro Oficial L 356 de la UE donde está publicado el Acuerdo Comercial Multipartes UE-Colombia / Peru / Ecuador.

Comercio Justo Ecuador
Comercio Justo Ecuador

En la última década, el flujo comercial entre Ecuador y la UE ha tenido un comportamiento positivo con el incremento considerable de las transacciones comerciales entre ambas partes. La Unión Europea se ha convertido en los últimos años en uno de los socios comerciales más importantes de Ecuador para las exportaciones no petroleras, así como también un mercado fundamental para los productos de las micro, pequeñas y medianas empresas –MIPYMES - y para los actores de la economía popular y solidaria – AEPYS-. Las exportaciones de Ecuador hacia la UE han crecido en un 63% en parte gracias a las preferencias arancelarias obtenidas a través del sistema generalizado de preferencias, SGP+, que benefició al 85% de sus exportaciones, manteniendo así un superávit comercial.

En 2016 el comercio entre Ecuador y la UE alcanzó los 4.594 millones de euros, ubicando a la UE como el segundo socio comercial de Ecuador,  representando el 13,2% de su comercio con el mundo;

  • En 2015, el Ecuador exportó bienes por un monto de 2.502 millones de euros a la UE, mientras que las importaciones de Ecuador desde la UE fueron de 2.009 millones de euros.
  • El 97% de las importaciones europeas desde Ecuador son de productos primarios tales como el banano, camarón, cacao, atún, café, rosas, entre otros. Mientras que los principales productos de exportación de la Unión Europea al Ecuador fueron maquinaria mecánica y eléctrica, productos farmacéuticos, instrumentos y aparatos médicos y de odontología, papel, vehículos, entre otros.
  • El déficit en la balanza comercial de Ecuador con la UE se redujo en un 36% desde el año 2011.
Cooperación UE-Ecuador
Cooperación UE-Ecuador

La Unión Europea se ha comprometido a compartir sus logros y valores con países y pueblos más allá de sus fronteras.

Ecuador, al ser actualmente un país considerado de ingreso medio alto, en principio, ya no calificaría para continuar con la cooperación bilateral para el desarrollo.  Sin embargo, en vista de la persistente desigualdad evaluada en 2014, se aprobó la decisión de seguir con la asistencia bilateral de la UE para el desarrollo del Ecuador por un periodo hasta el 2020.

El objetivo del Programa Indicativo Multianual 2014-2020, que cuenta con un presupuesto de 67 millones de euros, es consolidar los logros de la cooperación en curso para hacer frente a los retos de desarrollo que persisten en las regiones más pobres del país.

Apoyando la voluntad del Gobierno para diversificar la economía del país y para fomentar el comercio sostenible, la cooperación de la UE en Ecuador enfoca su apoyo en dos líneas principales de intervención:

  • Apoyo al crecimiento sostenible e integrador en el ámbito local.
  • Fomento del comercio sostenible.

Ecuador participa igualmente en todos los programas regionales y temáticos UE-América Latina y se beneficia de los Instrumentos de Apoyo para visar las prioridades del Ecuador y UE en materia de derechos humanos, la educación, la innovación, el medio ambiente y el cambio climático y la lucha contra las drogas.
 

 

Ayuda Humanitaria UE-Ecuador; ECHO Ecuador; ECHO; UE
Ayuda Humanitaria UE-Ecuador

América del Sur es una de las regiones más vulnerables del mundo por catástrofes naturales. Bolivia, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Venezuela están muy expuestos a terremotos, inundaciones, deslizamientos, sequías, olas de frío y erupciones volcánicas. La capacidad local para hacer frente a dichos desastres es limitada.

La asistencia de la Comisión Europea para América del Sur (que  se articula a través del Departamento de Ayuda Humanitaria y Protección Civil - ECHO), implementada por nuestros socios Agencias de Naciones Unidas, ONG's y Cruz Roja, se concentra en proporcionar respuestas de emergencia a las catástrofes naturales y preparar a las comunidades ante futuros desastres mediante el aumento de la resiliencia y de la preparación de las poblaciones más afectadas y de las instituciones locales responsables de la gestión de desastres. 

 

En Ecuador, después del terremoto de abril 2016, la Comisión Europea desembolsó 5 millones de euros para asistir a las victimas más vulnerables del sismo. Nuestros socios humanitarios, además de complementar los esfuerzos gubernamentales para la atención de este desastre, enfocaron la asistencia en áreas rurales y suburbanas de difícil acceso a través de una estrategia integral de respuesta que incluyó en un primer momento el apoyo a la coordinación humanitaria, asistencia alimentaria y agua y saneamiento. Estos esfuerzos fueron complementados a través de vivienda de emergencia, instalaciones y distribución de agua y saneamiento, preparación ante desastres y recuperación de medios de vida. En todos estos sectores, y siguiendo las políticas de ECHO para una respuesta de calidad, se ha trabajado la protección de los grupos más vulnerables.

El Mecanismo de Protección Civil de la UE fue también activado bajo solicitud de las autoridades ecuatorianas y Naciones Unidas, proporcionando equipos de búsqueda y rescate urbano, expertos en evaluación de daños, agua y saneamiento y coordinación humanitaria de la ayuda europea. Además alimentos, equipo scomo purificadores de agua y generadores eléctricos, frazadas, kits de higiene, de salud, entre otros, fueron también enviados desde la UE para contribuir a esta emergencia. La asistencia fue ofrecida por Austria, Bélgica, Dinamarca, Francia, Italia, Portugal, España, Suiza, Países Bajos y Reino Unido y coordinada por el Centro de Coordinación de Respuesta de Emergencia de la Comisión Europea (ERCC).

Sin embargo, la ayuda humanitaria no se puede quedar en asistir a las víctimas de las crisis una vez acaecidas, sino que se considera a la reducción de riesgo de desastres como un componente fundamental para reducir el impacto negativo de las catástrofes. A través del Programa de Preparación ante Desastres (DIPECHO) financiado en Ecuador por un monto de 14.5 millones de euros desde 1996, se ha logrado mejorar la capacidad de las poblaciones más vulnerables para enfrentar estos fenómenos.

Para 2018-2019, el programa de preparación ante desastres tiene por objetivo reducir la vulnerabilidad de las personas que se encuentran expuestas a situaciones de riesgo, creando una conciencia nacional y local que permita responder oportunamente a las catástrofes naturales, gracias a:

  • La generación de capacidades en las comunidades;
  • El fortalecimiento institucional nacional y local;
  • La coordinación interinstitucional a nivel local, nacional y regional;
  • La construcción de conocimiento, a través de metodologías, guías y otras herramientas.
Idiomas:
Secciones editoriales: