Delegation of the European Union to Cuba

Unión Europea y OPS contribuyen a enfrentamiento a la COVID-19 en Cuba

07/11/2020 - 00:00
News stories

El proyecto “Mitigar el impacto en salud debido a la COVID-19 en Cuba”, iniciativa de cooperación desarrollada de manera conjunta por la Unión Europea y la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) que busca fortalecer las capacidades de respuesta del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) ante la pandemia provocada por el nuevo coronavirus en el país, fue presentado este jueves 5 de noviembre en conferencia de prensa celebrada en la capital cubana.

El proyecto “Mitigar el impacto en salud debido a la COVID-19 en Cuba”, iniciativa de cooperación desarrollada de manera conjunta por la Unión Europea y la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) que busca fortalecer las capacidades de respuesta del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) ante la pandemia provocada por el nuevo coronavirus en el país, fue presentado este jueves 5 de noviembre en conferencia de prensa celebrada en la capital cubana.

En el evento, que contó con la presencia del Dr. Juan Garay, Jefe de Cooperación de la Unión Europea en Cuba; el Dr. José Moya, Representante de OPS/OMS; y el Dr. Francisco Durán, Director Nacional de Epidemiología del MINSAP; se comentó sobre las prioridades de la cooperación técnica en salud en el país en el marco de la COVID-19, así como sobre los resultados esperados con este nuevo proyecto, cuya formalización tuvo lugar con las firmas del Embajador de la Unión Europea en Cuba, Sr. Alberto Navarro, y la Directora de OPS, Dra. Carissa F. Etienne, en un proceso que concluyó el pasado 22 de octubre.

Con un financiamiento de 1,500,000 EUR de la UE, el proyecto contribuirá a incrementar la disponibilidad de diferentes dispositivos médicos críticos y Equipos de Protección Personal (EPP) para trabajadores de la salud, así como a mejorar la capacidad nacional para realizar diagnósticos y acciones de vigilancia epidemiológica, y perfeccionar los protocolos de tratamiento.

A través del MINSAP, el proyecto también involucra actividades y acciones con varias instituciones nacionales, como el Centro de Neurociencias (CNEURO), el Combiomed, el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), el Centro de Inmunoensayo (CIE) y el Centro de Biopreparados (BioCen), en las que existen potencialidades relacionadas con la fabricación local de diferentes insumos clave para la respuesta a la COVID-19, como ventiladores pulmonares, mascarillas N95, diagnosticadores, medios de transporte de muestras para PCR, entre otros.

Asimismo, la iniciativa fortalecerá la red de laboratorios de diagnóstico clínico SUMA (Sistema Ultramicroanalítico) distribuida en las instituciones de salud a lo largo de todo el país. Servirá también como espacio para el intercambio de conocimientos y experiencias entre especialista cubanos y europeos en cuanto a los protocolos de vigilancia, el manejo clínico y tratamiento de la COVID-19.

En su intervención, el Dr. Moya subrayó la importancia de los resultados del proyecto para la OPS, “pues no solo permitirán favorecer a la población cubana, sino, también, proyectar los beneficios hacia los pueblos de América Latina, bajo los principios de solidaridad y panamericanismo”.

Por su parte, el Dr. Garay comentó que, cuando comenzó la pandemia, la Unión Europea intensificó la gestión de nuevas formas de colaboración en el país, respondiendo primeramente al Ministerio de Agricultura para contribuir con la seguridad alimentaria; luego promoviendo distintos proyectos con la sociedad civil cubana, y ahora impulsando esta iniciativa. “No nos vamos a quedar ahí, queremos más cooperación con Cuba en muchos ámbitos, (…) y con ello no solo salir más protegidos contra la pandemia, sino más unidos globalmente”, concluyó.        

Sobre la importancia que ha tenido la cooperación internacional para la implementación del Plan de Enfrentamiento Nacional a la COVID-19 comentó el Dr. Durán, quien también ofreció información sobre la situación epidemiológica en la isla y las acciones ejecutadas. Al respecto refirió: “Ya tenemos más de 16 ensayos clínicos y 700 investigaciones. Las más conocidas son las relacionadas con los candidatos vacunales, pero también hay estudios sobre medicamentos, tecnologías y medios diagnósticos, lo que nos ha permitido tener capacidades para alcanzar un grupo de indicadores favorables. A su vez, gracias a ello, nuestros servicios de salud nunca han colapsado. Un indicador que hemos medido es el número de muestras procesadas por población, que ha aumentado hasta 8000 pruebas diarias. Comenzamos con tres laboratorios de biología molecular y ya contamos con 17. Todo esto lleva un grupo de recursos importantes, y agradecemos mucho el acompañamiento que hemos tenido de los organismos internacionales”.

Redaktionen: