Delegation of the European Union to Cuba

Unión Europea apoya a Cuba en su respuesta frente a la COVID-19

08/07/2020 - 19:21
News stories

Desde el inicio del impacto de la COVID-19 en Cuba, la Unión Europea prepara un paquete de respuesta para acompañar los esfuerzos nacionales en su enfrentamiento a la pandemia en el país. Así, se ha trabajado en adaptar proyectos y programas de cooperación en curso, sobre todo en el ámbito de la agricultura y el cambio climático, por un total de 1.7 millones de euros; se han contratado dos nuevos proyectos para ser ejecutados por organizaciones de la sociedad civil, por un monto de 2 millones de euros; y se está diseñando una acción integral, a ser implementada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que cuenta con un presupuesto de 1.5 millones de euros. Además, se está coordinando esta cooperación con el apoyo que los Estados Miembros representados en el país están dando de manera bilateral, así como diseñando posibles acciones conjuntas para los meses venideros, en un esfuerzo común denominado Equipo Europa (Team Europe).

En el marco de la Declaración de Crisis por la COVID-19 anunciada por la Unión Europea, se instó a adaptar la cooperación en curso para acompañar a los terceros países a responder ante la pandemia y sus efectos, priorizando los siguientes ámbitos: respuesta sanitaria, mitigación del impacto social y reactivación económica.

En Cuba, desde la Delegación de la Unión Europea en el país y en estrecha coordinación con los Estados Miembros en un esfuerzo común denominado Equipo Europa (Team Europe), se ha realizado un ejercicio para reorientar recursos de los siguientes proyectos de cooperación que estaban en curso, con el propósito de responder de inmediato a la pandemia, en colaboración con las agencias y entidades implementadoras.

Así, entre otras acciones, se reorientaron fondos de los proyectos AGROCADENAS (Programa de Apoyo al Fortalecimiento de Cadenas Agroalimentarias a nivel local) y BASAL (Bases Ambientales para la Sostenibilidad Alimentaria Local), para la adquisición de equipos de protección e higiene, por un monto total de 260 mil euros; así como 1.5 millones de euros del programa SAS-Cuba (Autoabastecimiento local para una alimentación sana) para la compra de insumos de urgencia en producción alimentaria acelerada (ciclo corto). Estas tres iniciativas son implementadas por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en el país. En estos momentos se están estudiando otras adaptaciones de programas de cooperación en curso en las áreas de energía, riesgos de sequía y riesgos de derrumbes.

Adicionalmente, se inició un diálogo para explorar propuestas de organizaciones de la sociedad civil que dieran respuesta a la pandemia en Cuba, desde un enfoque sanitario y de mitigación del impacto social en poblaciones vulnerables, especialmente en personas envejecientes. Como resultado, dos nuevos proyectos han sido recién firmados, con un financiamiento total de 2 millones de euros, en el marco del Programa Temático de Apoyo a Organizaciones de la Sociedad Civil y Autoridades Locales. El primer proyecto, Cuidando a las personas mayores en tiempos de COVID-19, que une a la organización italiana WeWorld-GVC y a la Sociedad Cubana de Gerontología y Geriatría, junto al Gobierno Provincial de La Habana, busca la optimización de los servicios sanitarios –como respuesta a la pandemia—, dirigidos a las personas mayores que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad en los 15 municipios de la capital. La segunda iniciativa, Incrementar las medidas de prevención y enfrentamiento contra la COVID-19 en Cuba, es liderada por la Sociedad de Higiene y Epidemiología y la Sociedad de Bioingeniería de Cuba, junto a la ONG española MPDL (Movimiento por la Paz), y busca reducir la expansión del SARS-CoV-2 entre la población del país, beneficiando fundamentalmente a los trabajadores del sector salud como colectivo más expuesto a contraer la enfermedad.

Además, la Delegación de la Unión Europea en Cuba ha estado trabajando con el Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (MINCEX), el Centro de Neurociencias de Cuba (CNEURO), el Centro Nacional de Inmunoensayo y otras entidades pertenecientes a BioCubaFarma, coordinados por el Ministerio de Salud Pública (MINSAP), para preparar un proyecto que ayude a mitigar el impacto en salud de la COVID-19 en el país. Esta iniciativa de cooperación contribuirá a la disponibilidad de ventiladores pulmonares en las unidades de cuidados intensivos y de equipos de protección individual para los trabajadores de la salud; así como fortalecerá las capacidades nacionales para la realización de diagnósticos de laboratorio, incluyendo los necesarios para la autonomía de Cuba en la realización de estudios de seroprevalencia poblacional, esenciales para la vigilancia epidemiológica de la presente y posibles pandemias futuras. Esta nueva iniciativa, aún en proceso de asignación de los fondos, cuenta con un presupuesto de 1.5 millones de euros y sería implementada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

De forma coordinada, la UE y los Estados Miembros representados en el país están analizando la situación, reorientando sus acciones y planificando nuevos proyectos de cooperación en la isla.

La UE sigue buscando nuevos mecanismos y recursos para continuar apoyando la estrategia nacional de prevención y combate contra la COVID-19 en los próximos meses, incluyendo oportunidades de cooperación en la investigación sobre el nuevo coronavirus a través del programa Horizonte2020 y la ayuda de emergencia a través de la Dirección General de Protección Civil y Ayuda Humanitaria de la Unión Europea (ECHO).

Rubriques éditoriales: