Delegación de la Unión Europea en Cuba

Nueva operación militar de la UE en el Mediterráneo: ha nacido Irini para hacer cumplir el embargo de armas a Libia

01/04/2020 - 09:32
From the blog

Incluso en estos difíciles momentos de lucha contra el brote de coronavirus, la UE sigue tomando importantes decisiones que refuerzan su implicación en la política mundial. Los Estados miembros de la UE decidieron ayer poner en marcha una nueva operación de gestión de crisis en el Mediterráneo de la PCSD, denominada EUNAVFOR MED IRINI. La operación Irini es la última operación militar de la UE y su objetivo fundamental contribuir a la efectiva aplicación del embargo de armas impuesto por las Naciones Unidas a Libia y promover la paz en nuestra vecindad. Se trata de una solución tangible que la UE aporta para contribuir a poner fin al prolongado conflicto en Libia, en las puertas de la UE.

irini, hrvp blog, josep borrell

 

El objetivo de la Operación Irini es aplicar el embargo de armas impuesto por las Naciones Unidas y contribuir a un alto el fuego sostenible en Libia.

Libia es una prioridad para la UE y hemos reclamado reiteradamente un alto el fuego permanente y una aplicación efectiva del embargo de armas de las Naciones Unidas. El pasado mes de enero, nos reunimos con líderes mundiales en la Conferencia de Berlín y dimos un paso importante en los esfuerzos por alcanzar una solución política en Libia y poner fin al conflicto. Desde entonces, la situación en Libia sigue siendo muy crítica y reclama medidas urgentes. Lamentablemente, los combates se han recrudecido en los últimos días, a pesar de los llamamientos internacionales a la tregua para ayudar a contener la pandemia de coronavirus. Somos conscientes de que ninguno de los problemas en los que centrábamos nuestra atención antes del brote de coronavirus, incluido el conflicto de Libia, ha desaparecido. De hecho, existe el riesgo de que empeoren las crisis en nuestras regiones vecinas.

Hemos repetido, una y otra vez, que la única forma de poner fin a la crisis libia reside en las soluciones políticas y en el cumplimiento del embargo de armas impuesto por las Naciones Unidas  Pero la diplomacia no puede tener éxito si no está respaldada por la acción. La UE está intensificando ahora su compromiso y demostrando su determinación de apoyar el proceso de Berlín. Esta operación no será la solución, pero es una parte importante de ella y contribuirá a un alto el fuego permanente.

Por ese motivo, seis semanas después de haberse alcanzado un primer acuerdo político entre los Estados miembros de la UE, se pone en marcha una nueva operación militar en el Mediterráneo que transformará nuestras declaraciones en acciones. Además de hacer frente a la crisis del coronavirus y sus consecuencias, la UE sigue desempeñando su papel como defensora de la paz en nuestra vecindad.

El objetivo principal de EUNAVFOR MED IRINI —denominación oficial de la nueva operación— es sostener la aplicación del embargo de armas impuesto por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Para ello, utilizará medios marítimos, aéreos y satélites. Trabajará en estrecha colaboración con las autoridades competentes de nuestros Estados miembros y con las agencias pertinentes de la UE.

Junto a este objetivo principal, la Operación Irini desempeñará una serie de tareas secundarias. Garantizará el seguimiento y la vigilancia para prevenir las exportaciones ilícitas de petróleo de Libia. Llevará a cabo actividades de desarrollo de capacidades y formación destinadas a la Guardia Costera y la Armada libias. Además, contribuirá a luchar contra las redes de tráfico y trata de seres humanos.

El mismo día que se inicien las actividades de EUNAVFOR MED IRINI concluirán las de la Operación EUNAVFOR MED Sophia, que, a lo largo de casi cinco años, ha trabajado en la lucha contra el tráfico ilícito de migrantes y la trata de seres humanos en un contexto a menudo complejo. Gracias en parte a su acción, los flujos migratorios en el Mediterráneo central se han reducido drásticamente desde el momento álgido de la crisis migratoria.

Deseo desde aquí rendir homenaje a la abnegada y extraordinaria labor de las mujeres y los hombres europeos que han servido bajo la bandera de la UE en la Operación Sophia. Me llena de orgullo y gratitud comprobar el impacto cotidiano de los miles de mujeres y hombres desplegados en las dieciséis —pronto diecisiete— misiones y operaciones civiles y militares de la UE. Trabajan todos los días más allá de nuestras fronteras, sobre el terreno, en todas las condiciones imaginables, para ayudar a crear un entorno estable para nuestros socios y vecinos y proporcionar seguridad a los europeos dentro de la Unión.

Estoy convencido de que la Operación Irini será una prueba fehaciente del compromiso de la UE por contribuir al retorno a la paz y a la estabilidad en Libia. No en vano se le ha dado el nombre de Eirene, la antigua diosa griega de la paz. No cabe duda de que las próximas semanas serán muy difíciles, tanto para los libios como para los europeos. Nadie puede permitirse librar dos combates al mismo tiempo. Es, por lo tanto, fundamental que hagamos todo lo posible para poner fin al conflicto en Libia: la Operación Irini contribuirá ciertamente a ello.