Delegation of the European Union to Cuba

30 años de cooperación entre la Unión Europea y Cuba

13/12/2019 - 18:17
News stories

El 12 de diciembre de 2019, en el Palacio del Segundo Cabo de La Habana, Cuba y la Unión Europea celebraron un año de excelente trabajo y colaboración en el ámbito de la cooperación para el desarrollo.

 

El 12 de diciembre de 2019, en el Palacio del Segundo Cabo de La Habana, Cuba y la Unión Europea celebraron un año de excelente trabajo y colaboración en el ámbito de la cooperación para el desarrollo.

 

Al evento acudieron representantes de los ministerios de Inversiones y Comercio Exterior, Agricultura, Energía y Minas, Educación Superior, representantes de las agencias de Naciones Unidas, Organizaciones de la Sociedad Civil cubanas y europeas, representantes de los Estados Miembro de la Unión Europea en Cuba y otros miembros del cuerpo diplomático. En una tarde relajada y con carácter festivo se presentaron los avances alcanzados en los diferentes sectores en los que se enfoca la cooperación del bloque europeo con la Isla.

La cooperación para el desarrollo es uno de los pilares fundamentales del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre la Unión Europea y Cuba. Prueba de ello es el aumento de los fondos destinados a proyectos de cooperación, que se han triplicado en los dos últimos años. Además, como recalcó el responsable de la sección de cooperación, Juan Garay, durante su discurso, hay que valorar el clima de confianza que se ha alcanzado a lo largo de estos años de cooperación.

30 años de cooperación

La cooperación entre la Unión Europea y Cuba comenzó en 1988, hace 30 años. Desde entonces la Unión Europea ha financiado con unos 300 millones de euros más de doscientos proyectos de cooperación en la isla caribeña.

 

Los desafíos relativos al logro del bienestar sostenible en Cuba llaman a aumentar el dinamismo económico público y privado, prevenir la economía informal, asegurar niveles de equidad social y preservar los recursos medioambientales. Cada una de estas dimensiones precisa de análisis profundos, diálogos abiertos y acciones estratégicas, para que la cooperación de la Unión Europea en Cuba contri­buya al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

 

Bajo dicho marco global, y el que nos proporciona el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación firmado recientemente entre ambas partes, trabajamos para una cooperación pertinente, eficiente, sostenible y bidireccional, en la que tanto Cuba como la UE tenemos mucho que aprender mutuamente.

 

Los sectores prioritarios de la cooperación bilateral 2014-2020 en Cuba son de alta relevancia para los desafíos de desarrollo antes descritos: apoyar una agricultura sostenible en el marco de auto-abastecimiento alimentario local y colaborar en el avance del uso de energías renovables en el país – ambos objetivos primordiales de Cuba en su aspiración de disminuir la dependencia de importaciones y su efecto en los déficits comercial y público—, mejorar las condiciones para la salud humana y medioambiental de sus habitantes, y luchar contra el calentamiento global. El tercer sector de acompañamiento es el de la modernización de la economía, en correspondencia con los Lineamientos 2016-2021, en el que se aporta intercambio de experiencias en áreas tan esenciales como los registros personales, jurídicos y económicos (hacia un gobierno abierto), los procedimientos fiscales (hacia una mayor equidad redistri­butiva) , la estadística y el acceso a la información, los modelos económicos (como inteligencia para dirección y ajuste de programas) o la facilitación del comercio exterior y las inversiones.

 

A estas grandes líneas de cooperación se han ido añadiendo programas complementarios temáticos, regionales, humanitarios y académicos en áreas de inversiones, adaptación al cambio climático (incluyendo preparación y respuesta a desastres naturales), cultura, participación e inclusión social e internacionalización de la educación superior y la investigación en Cuba. Un área de especial interés es la cooperación triangular, vinculada a la larga y comprometida experiencia de Cuba en áreas como la salud y la respuesta a desastres.

 

La Unión Europea quiere mejorar cada día en su cooperación con Cuba: en la pertinencia de la selección de sectores en los que dialogamos y aprendemos mutuamente; en la soberanía y el liderazgo de Cuba en dicha cooperación; y en el impacto de nuestras acciones ligado a la sinergia con inversiones que puedan llegar a escala nacional.

 

En todo ello el factor humano es la principal seña de identidad de la cooperación UE-Cuba. Facilitando el encuentro de actores sociales, estudiantes, artistas, académicos, investigadores, funcionarios y decisores políticos, creemos que esa “polinización cruzada” de ideas, experiencias y compromisos, unida a la solidaridad en recursos materiales, seguirá abriendo nuevos y más sostenibles horizontes.

 

 

Խմբագրական բաժիններ: