Delegación de la Unión Europea en Costa Rica

Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo: declaración del Alto Representante UE, Josep Borrell, en nombre de la Unión Europea, 9 de agosto de 2020

Brussels, 09/08/2020 - 16:29, UNIQUE ID: 200809_1
Statements by the HR/VP

Con motivo de la celebración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo, la UE extiende su solidaridad a todos los pueblos indígenas del mundo en un momento en que su salud, su vida y sus medios de subsistencia se ven amenazados por la pandemia de COVID-19.

Los pueblos indígenas forman parte de la población que se encuentra en una posición más vulnerable frente a la pandemia. En particular, las personas de edad avanzada, las personas con enfermedades subyacentes, las personas con discapacidad, las mujeres y los niños corren peligro tanto en las zonas urbanas como en las rurales, debido principalmente a las desigualdades y desventajas que ya sufrían anteriormente. Los pueblos indígenas tienen casi tres veces más probabilidades de vivir en condiciones de pobreza extrema que otros grupos de población. Es habitual que no tengan acceso a atención sanitaria, servicios sociales, agua, saneamiento, educación ni a un trabajo digno. La expropiación de tierras, la degradación del medio ambiente, el desplazamiento por los conflictos y la violencia y las catástrofes naturales forman parte de la vida de muchos de ellos.

En la lucha contra la pandemia, así como en la recuperación, existe la necesidad urgente de redoblar los esfuerzos mundiales para luchar contra la discriminación, el racismo y las desigualdades a los que se enfrentan los pueblos indígenas. Las medidas de respuesta deben ajustarse al derecho internacional, en particular a la legislación sobre derechos humanos, y deben tener en cuenta las necesidades específicas de los pueblos indígenas. Es importante señalar que las medidas que afectan a los pueblos indígenas deben adoptarse en consulta con ellos y cooperando con ellos a través de sus propios representantes e instituciones.

Por esta razón, la Unión está tomando medidas de respuesta adicionales para ayudar a los pueblos indígenas manteniendo, al mismo tiempo, el apoyo que les venimos prestando desde hace tiempo. Entre los ejemplos más recientes procede mencionar los proyectos de capacitación de las comunidades trío y wayana, en Surinam, y la lucha contra la discriminación a la que se enfrentan los pueblos indígenas en la región de Bouenza, en la República del Congo.

Los devastadores incendios desatados recientemente en la Amazonia han puesto de manifiesto una vez más los efectos adversos del cambio climático en los pueblos indígenas. El respeto y la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en la gestión y protección de la biodiversidad y en las acciones por el clima deben pasar a ser una de nuestras primeras prioridades. Este fue también un mensaje clave de la mesa redonda de la UE con los expertos y representantes de los pueblos indígenas que se celebró en febrero de este año en Bruselas. Los intercambios de la mesa redonda sobre la manera en que la UE puede mejorar la aplicación de su ambicioso Pacto Verde servirán de inspiración para las futuras acciones de la UE.

El día internacional es, por otra parte, una ocasión para rendir homenaje a la resiliencia, el ingenio y la creatividad de los pueblos indígenas. Son transmisores de un conocimiento autóctono y un patrimonio cultural incalculables. Para la Unión, las múltiples respuestas eficaces a la pandemia propiciadas por las comunidades indígenas en todo el mundo constituyen una inspiración. La UE seguirá trabajando con los pueblos indígenas y con todos nuestros demás socios –ya sean gobiernos, organizaciones internacionales o sociedad civil– para reconstruir juntos un mundo mejor sin dejar a nadie atrás; un mundo en el que impere el pleno disfrute de los derechos humanos para todos.

Secciones editoriales: