Delegación de la Unión Europea en Colombia

La Unión Europea apoya plan de respuesta de emergencia y contingencia ante las inundaciones en Colombia

Bogotá, 16/02/2021 - 14:04, UNIQUE ID: 210215_39
Press releases

La Unión Europea acaba de destinar €80 000 (346 millones de pesos) para responder tanto a las necesidades humanitarias generadas por los efectos climáticos del fenómeno de La Niña como para apoyar los esfuerzos locales de reducción de riesgos de cara a la temporada de lluvias 2021.

Debido a los efectos de La Niña, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM) prevé que en el primer trimestre del 2021 las precipitaciones sobrepasarán los valores históricos en amplios sectores de las regiones Caribe, Andina, Pacífico y Orinoquía, lo que podría ocasionar inundaciones, crecientes súbitas y deslizamientos.

 

Esta financiación de la UE es de tipo preventivo y de respuesta y apoyará a la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) y a la Cruz Roja Colombiana en la ejecución de un plan de preparación y respuesta a las posibles emergencias provocadas por el fenómeno de La Niña en Colombia.

 

La operación de respuesta humanitaria se ejecutará en La Guajira, Magdalena y Norte de Santander, departamentos afectados por las lluvias de noviembre de 2020 y llegará a al menos 4 mil personas que viven en zonas inundables y que, por lo tanto, se encuentran en alto riesgo de perder el acceso al agua potable, medios de vida, artículos domésticos y de enfrentar problemas de salud y falta de acceso a servicios de salud esenciales. La acción se ejecutará en un plazo de tres meses y estará dirigida a reducir los tiempos de respuesta y permitir una rápida recuperación de las comunidades.

 

Las actividades incluyen la capacitación acelerada en programas de transferencias de efectivo y en temas de agua, saneamiento e higiene, así como el mantenimiento preventivo de la infraestructura correspondiente y la realización de campañas de promoción de la higiene. Adicionalmente, se entregarán transferencias monetarias multipropósito con el fin de cubrir las necesidades de alojamiento, higiene y alimentación de la población beneficiaria.

 

Todas las actividades serán coordinadas con la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD).

 

Antecedentes:

 

En Colombia, la temporada de huracanes afectó fuertemente a islas de San Andrés y el departamento de Bolívar, provocando una compleja emergencia humanitaria. Además, la confluencia del fenómeno de la Niña ha intensificado las lluvias en el país, ocasionando graves daños a la infraestructura y afectaciones a la población.

 

En noviembre de 2020, la UE ya había destinado €350 000 (más de 1.500 millones de pesos) para apoyar la respuesta conjunta de la Cruz Roja Alemana y de la Cruz Roja Colombiana en apoyo de la población afectada por los efectos devastadores de los huracanes Eta e Iota en Colombia.

 

De acuerdo con el pronóstico climático del IDEAM, existe una probabilidad del 97 al 100 por ciento de que surja una estación más fría en el primer trimestre de 2021 que podría vincularse con la primera temporada de lluvias, que debe comenzar en marzo próximo.

 

La Unión Europea y sus Estados Miembros son el principal donante mundial de ayuda humanitaria. La ayuda de emergencia es una expresión de la solidaridad europea con las personas en situación de necesidad en todo el mundo. Su objetivo es salvar vidas, prevenir y aliviar el sufrimiento humano y salvaguardar la integridad y la dignidad humana de las poblaciones afectadas por catástrofes naturales y crisis provocadas por el los seres humanos.

 

A través del Departamento de Protección Civil y Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea, la Unión Europea ayuda a millones de víctimas de conflictos y catástrofes cada año. Con sede en Bruselas y una red mundial de oficinas sobre el terreno, la Unión Europea presta ayuda a las personas más vulnerables basándose en las necesidades humanitarias.

 

La Unión Europea mantiene un acuerdo de financiación humanitaria por un importe de € 3 millones (USD 3 346 200) con la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) para apoyar su Fondo de Emergencia para Socorro en Casos de Desastre (DREF). Los fondos provenientes del DREF se destinan principalmente a catástrofes «de pequeña escala», es decir, aquellos que no dan lugar a una llamada de emergencia internacional.

 

Este fondo fue establecido en 1985 y está compuesto por contribuciones financieras hechas por diferentes donantes. Cada vez que una organización nacional de la Cruz Roja o la Media Luna Roja necesitan apoyo financiero inmediato para responder a un desastre, pueden solicitar recursos del DREF. Para atender desastres de pequeña escala, la FICR asigna dinero proveniente del DREF que posteriormente puede ser reembolsado por los donantes. El acuerdo entre la FICR y la Comisión Europea permite el reembolso posterior para operaciones (acordes con su mandato humanitario) hasta un total de 3 millones de euros.

Secciones editoriales: