Delegación de la Unión Europea en Colombia

El Pacto Verde de la UE – Una perspectiva global

12/12/2019 - 09:00
From the blog

Estoy satisfecho del acuerdo alcanzado ayer, que marcará un hito importante en la lucha de la UE contra el cambio climático: adoptamos la Comunicación de la Comisión Europea sobre el "Pacto Verde de la UE".

eu green deal, climate change

Estoy satisfecho del acuerdo alcanzado ayer, que marcará un hito importante en la lucha de la UE contra el cambio climático: adoptamos la Comunicación de la Comisión Europea sobre el "Pacto Verde de la UE". El Pacto se compromete a hacer que Europa sea neutra en emisiones de carbono para 2050, lo que nos convertirá en el primer continente climáticamente neutro del mundo. Este ambicioso objetivo pone de relieve que la UE sigue siendo el principal actor mundial en la acción por el clima.

El cambio climático es uno de los mayores desafíos geopolíticos a los que nos enfrentamos. Plantea problemas de redistribución dentro y fuera de la UE, y favorece la inestabilidad y las presiones migratorias. Crea problemas globales de justicia social, genera tensiones y riesgos de conflicto y supone una amenaza para los derechos humanos. Abordar estas amenazas diversas debe ser uno de los elementos fundamentales de nuestra política exterior.

La semana pasada asistí a la inauguración de la COP 25 en Madrid, que fue mi primera actividad como alto representante de la UE. Como ya señalé allí, la UE asume su responsabilidad: el Pacto Verde presenta una serie de medidas transformadoras para luchar contra el cambio climático. Su ambición no tiene precedentes. 

Pero para que su impacto sea global, necesitamos una acción colectiva. La UE solo representa el 9 % de las emisiones mundiales, y esta cifra está disminuyendo, mientras que los países del G20 no pertenecientes a la UE representan más del 70 % de las emisiones y, en la mayoría de los casos, esta cifra va en aumento. Quiero hacer de la acción por el clima una prioridad clave de nuestra cooperación con los países socios. Tenemos que trabajar con todos, desde los mayores emisores de Asia, que necesitan fijar un alto nivel de ambición para ellos mismos y ponerlo en práctica, a los grandes emisores potenciales de África, a quienes apoyaremos en sus esfuerzos para garantizar una transición económica sostenible. Tenemos que trabajar a todos los niveles, con socios multilaterales como las Naciones Unidas y con las comunidades locales y la sociedad civil.

Durante mi mandato haré todo lo que esté en mi mano para reforzar nuestro impacto y generar una cooperación verdaderamente global en materia de acción por el clima. Fortalecer la diplomacia climática implica trabajar en asociación. No es fácil para ningún país, pero en la UE tenemos mucha experiencia que compartir, desde el comercio de derechos de emisión hasta la ayuda a las regiones para adaptarse al abandono del carbón; y tenemos los medios para ayudar, como principal donante mundial de financiación de la lucha contra el cambio climático, al proporcionar junto con nuestros Estados miembros más del 40 % de la financiación pública mundial de la lucha contra el cambio climático.

Por lo tanto, al iniciar esta nueva fase de "diplomacia del Pacto Verde", nuestras delegaciones de la UE intensificarán su compromiso con sus países de acogida para defender la visión de la UE de la transición hacia un futuro sostenible. Emplearemos todos los medios a nuestro alcance, desde la política comercial y la asistencia técnica, hasta el desarrollo de capacidades y la cooperación al desarrollo, así como nuestros instrumentos de gestión de crisis cuando sea necesario. Este es el espíritu de nuestra Comisión geopolítica. Si llevamos a buen término el Pacto Verde para Europa, convirtiendo a la UE en el principal ejemplo de una transición justa y sostenible, tendremos la credibilidad necesaria para presionar y ayudar a los demás a hacer lo mismo. Entonces podremos influir realmente en el futuro de nuestro planeta.