Delegation of the European Union to Colombia

Declaraciones de la Alta Representante/Vicepresidenta Federica Mogherini en la conferencia de prensa tras su reunión con el Presidente Duque de Colombia

Bogotá, 12/09/2019 - 19:24, UNIQUE ID: 190912_15
Remarks

Declaraciones de la Alta Representante/Vicepresidenta Federica Mogherini en la conferencia de prensa tras su reunión con el Presidente Duque de Colombia

Estoy particularmente satisfecha con esta oportunidad de regresar a Colombia después de mi visita en 2016. Colombia es un socio dinámico e importante para la Unión Europea y esta es una excelente oportunidad para reunirnos como socios y coló amigos y discutir nuestras relaciones bilaterales, la situación en la región y nuestro compromiso cercano como socios afines a nivel global. Colombia es también un país que guardo con mucho cariño en mi corazón.

Tuvimos una reunión muy constructiva con el Presidente y miembros de su Gobierno. Constatamos que las relaciones entre la UE y Colombia gozan de una excelente salud. Miramos atrás y nos sentimos orgullosos de lo que hemos logrado juntos; miramos hacia adelante y compartimos la ambición de hacer mucho más, juntos.

Partiendo de un compromiso duradero en la construcción de la paz y una importante cooperación para el desarrollo, la UE y Colombia hemos construido unas sólidas y fructíferas relaciones.

El Acuerdo Comercial de 2013 fue un hito en nuestra relación y ha traído resultados positivos y muy concretos para los ciudadanos colombianos y también europeos. En los 6 años de vigencia, las exportaciones agrícolas de Colombia a la UE han aumentado en un 45%. Además, la UE sigue siendo el mayor inversor en Colombia, especialmente en las industrias productivas. Esto ha promovido la creación de empleos formales, y sabemos lo importante que es.

En nuestro acervo común también tenemos el acuerdo de exención de visados de corto plazo de 2015 que ha impulsado el turismo y facilitado los contactos entre empresas; la participación de Colombia en los esfuerzos europeos de lucha contra la piratería o la cooperación para combatir la criminalidad organizada y el tráfico de drogas ilícitas.

Muy relevante también es nuestra estrecha cooperación en materia de protección y conservación del medioambiente. En las últimas semanas surgió una nueva crisis, la de los incendios en la cuenca del Amazonas. Este no es un problema de un país o una región solamente, es una preocupación verdaderamente global y le expresé al Presidente Duque el aprecio de la UE por su liderazgo en el éxito de la Cumbre de los países amazónicos en Leticia. También le he trasladado nuestro interés como Unión Europea de forjar alianzas sólidas para la implementación del Acuerdo de París.

El proceso de paz sigue siendo el núcleo del compromiso de la Unión Europea en Colombia, tanto en términos políticos, en particular a través del trabajo de mi Enviado Especial, Eamon Gilmore, como financieramente, a través del Fondo Europeo para la Paz de Colombia, que actualmente cuenta con 125 millones de euros, incluidas las contribuciones de 21 Estados miembros de la UE y Chile también. En total el apoyo de la UE al proceso de paz asciende a 645 millones de euros, incluyendo el préstamo del Banco Europeo de Inversión.

He transmitido al Presidente nuestra confianza en su compromiso con la paz y en las acciones que se vienen implementado desde su Gobierno a través de la política de Paz con Legalidad, particularmente el trabajo para la reintegración de excombatientes de las FARC y lo que se refiere a los programas de desarrollo rural con enfoque territorial -dos ámbitos que cuentan con un apoyo financiero de la Unión Europea-. Tenemos la seguridad de que la implementación del Acuerdo de Paz avanza.

Desde la Unión Europea también venimos apoyando al Sistema Integral de Justicia Transicional. Uno de los pilares del acuerdo y referencia para otros futuros acuerdos de paz. Estamos apoyando a la Unidad de Búsqueda (con 3,2 millones de euros) y me complace poder anunciar hoy el apoyo a la Comisión de la Verdad (4,5 millones de euros). Además, estamos preparando un nuevo apoyo a la Justicia Especial para la Paz. Como todo apoyo europeo no venimos a reemplazar la responsabilidad principal del Estado. Nuestro respaldo vendrá esencialmente a acercar estas instituciones a los ciudadanos y a las víctimas, en particular en las zonas rurales más remotas con difícil acceso a la información.

También hemos compartido sobre los desafíos. Si llegar al acuerdo fue un trabajo duro, implementarlo lo es todavía más. Lo hemos visto en la propia Unión Europea y también en otras partes del mundo. Existen problemas y desafíos, y continuarán surgiendo. La situación de los defensores de los derechos humanos y los líderes sociales es uno de los desafíos clave y un motivo de profunda preocupación. Reconocemos los esfuerzos del Presidente para atacar esta terrible situación y confiamos en el fortalecimiento de estos esfuerzos para proteger a las personas en riesgo y llevar a los responsables de amenazas y asesinatos ante la justicia. La UE está preparada para ayudar y acompañar. Trabajamos con el gobierno, con la sociedad civil, apoyamos la Unidad de Investigación Especial en la Fiscalía y, junto con los Estados miembros de la UE, promovemos una campaña contra la estigmatización de los defensores que se llama DefendamosLaVida.

Construir la paz requiere un trabajo continuo de todas las partes y actores involucrados. La forma de abordar las diferencias y superar las dificultades en la implementación del acuerdo es a través del diálogo y la participación política. La violencia nunca puede ser la respuesta.

Por todo ello, hemos condenado enérgicamente el anuncio de un pequeño grupo de disidentes de las FARC de tomar las armas. Este es un revés para el proceso de paz, pero es solo la decisión de un pequeño grupo: la gran mayoría de los antiguos miembros de las FARC siguen comprometidos con el acuerdo. Nuestro compromiso también está con ellos, con los que un día decidieron dejar las armas y se mantienen en esta firme posición: vamos a incrementar nuestro apoyo financiero a la reincorporación con un nuevo programa.

No cabe duda de que la implementación del acuerdo de paz es el único camino a seguir. Celebro los progresos realizados por el Gobierno – notablemente en las areas de reincorporación y desarrollo rural por medio de los PDETS - y su continuo compromiso con el proceso y le aseguré al Presidente que el apoyo de la UE es total.

También hemos discutido la situación de Venezuela. La UE y Colombia coinciden en la necesidad de mantener la presión para encontrar una solución política negociada que conduzca a unas elecciones presidenciales libres y creíbles, ya que la crisis política y humanitaria empeora cada día con elevados costos y riesgos para la región. El Grupo de Contacto Internacional establecido en febrero y el Grupo de Lima comparten estos objetivos.

Estoy impresionada por la hospitalidad y la solidaridad de Colombia hacia los migrantes y refugiados venezolanos. Es un ejemplo para la región y para todo el mundo. Pero Colombia no puede hacer esto sola, necesita apoyo internacional. Tiene el apoyo de la UE. Esta es una de las crisis humanitarias más carentes de financiación en el mundo y potencialmente una de las más grandes.

Le aseguré al Presidente que la UE está haciendo lo que corresponde. Entendemos que se trata de una crisis migratoria regional que requiere de una respuesta regional. Para ello hemos conseguido sumar ya un paquete de ayuda por más de 130 millones de euros. Hoy me complace anunciar una nueva ayuda por 30 millones de euros dirigidos a la identificación de migrantes y su integración socioeconómica. Apoyaremos los esfuerzos del Gobierno y las autoridades locales por ofrecer empleo, emprendimiento y vivienda digna para refugiados, migrantes, retornados y también comunidades receptoras. Juntos fortaleceremos la capacidad de gestión de la crisis. Igualmente combatiremos la xenofobia y toda forma de explotación y trafico de seres humanos.

En conclusion, presidente, nuestras agendas tienen muchos temas que nos unen, desafíos que podemos encarar juntos. Los últimos 5 años han visto logros impresionantes, y estoy segura de que la alianza entre la UE y Colombia seguirá fortaleciéndose cada día más, construyendo sobre los valores e intereses que compartimos. Así hemos decidido con el presidente fortalecer nuestra alianza para construir una asociación todavía mas estratégica a través de un nuevo marco político.

Muchas gracias.