Delegación de la Unión Europea en Colombia

El Día Mundial de los Refugiados es el día de los más vulnerables y la UE está a su lado

20/06/2018 - 09:45
Noticias

En 2017, cada dos segundos, una persona se vio obligada a huir de su país a causa de guerras, persecuciones o violencia. Ante una cifra récord, que suma millones de personas necesitadas, la Unión Europea sigue colaborando con socios de todo el mundo para hacer frente a los retos humanitarios y ofrecer apoyo a largo plazo. El año pasado, se asignaron 2.000 millones de euros del presupuesto de la UE destinado a fines humanitarios para ayudar a las personas desplazadas y a las comunidades de acogida en 49 países. Los Estados miembros de la UE dieron protección a más de 538.000 personas.

World Refugee Day, Refugees

La Unión Europea es el principal donante de ayuda mundial y se solidariza con la población desplazada, en el día de hoy y todos los demás días del año. Con el fin de salvar y proteger la vida de las personas, la alta representante y la UE han puesto en práctica un enfoque que combina las respuestas humanitarias de emergencia con ayuda a más largo plazo a los refugiados, los solicitantes de asilo, los apátridas y los desplazados internos.

 

 

La Unión Europea es el principal donante de ayuda mundial y se solidariza con la población desplazada, en el día de hoy y todos los demás días del año. Con el fin de salvar y proteger la vida de las personas, la alta representante y la UE han puesto en práctica un enfoque que combina las respuestas humanitarias de emergencia con ayuda a más largo plazo a los refugiados, los solicitantes de asilo, los apátridas y los desplazados internos.

 

En Siria, cuando acaba de iniciarse el octavo año de su crisis, hay más de 13 millones de personas, de las cuales 6 millones son niños, que necesitan ayuda humanitaria. El Fondo fiduciario regional de la UE en respuesta a la crisis siria ha alcanzado un volumen total de 1.500 millones de euros y ha proporcionado a más de 400.000 niños y jóvenes refugiados y de las comunidades de acogida acceso a una educación de calidad, protección y apoyo psicosocial, y a más de 200.000 beneficiarios vulnerables, asistencia médica y medicamentos esenciales.

Nadie elige ser refugiado. El Día Mundial de los Refugiados es el día en que todo el mundo conmemora la fortaleza, el valor, la resiliencia y las inmensas dificultades de todos los niños, hombres y mujeres. Si bien es importante conocer el número de personas que se encuentran en situación de necesidad, también es importante subrayar que se trata de personas, cada uno de ellos con una historia y un sueño. El Día Mundial de los Refugiados les pertenece.

Yasmine, beneficiaria de ayudas de la UE, afirma que los dos primeros años después de abandonar Siria rechazaba todo de su vida en Jordania. Gracias a una beca de la Unión Europea ahora puede continuar con sus estudios y también ha empezado a trabajar para un proyecto en el que participan jóvenes sirios y jordanos. Cree que "este tipo de iniciativas y el trabajo voluntario son muy importantes porque los jóvenes necesitan salir de sus problemas" y que "debemos ayudarles a integrarse en la sociedad". La historia de Yasmine muestra lo importante que es la acción de la comunidad internacional. 

La Segunda Conferencia de Bruselas "Apoyar el futuro de Siria y su región", copresidida por la UE y las Naciones Unidas, renovó y reforzó el compromiso político, humanitario y financiero de la comunidad internacional de apoyo al pueblo sirio y a los países vecinos.

La alta representante y vicepresidenta de la Comisión, Federica Mogherini, dijo en la Conferencia: "Sigue vivo el sueño gracias a la hospitalidad de Jordania y de todos los países, como el Líbano y Turquía, que acogen a millones de sirios. Sigue vivo el sueño gracias a las personas que viven en las comunidades que los acogen. Sigue vivo el sueño gracias a las Naciones Unidas y su incansable labor. Y gracias a la ayuda financiera que la comunidad internacional ha conseguido movilizar a lo largo de siete años de guerra". La UE ayuda a los refugiados del Líbano y Jordania con alimentos, educación y asistencia sanitaria. Gracias a la ayuda del Mecanismo de la UE para los refugiados, en Turquía 500.000 niños refugiados sirios tienen acceso a la educación y se han dispensado más de 760.000 consultas de asistencia sanitaria primaria.

La Unión Europea, para cumplir sus objetivos generales de salvar y proteger la vida de las personas, hallar soluciones duraderas y apoyar la autonomía de los refugiados y los desplazados, también colabora estrechamente con la Unión Africana. El Fondo Fiduciario de la UE para África quiere que su ayuda llegue a un gran número de países africanos, pero presta especial atención a los más vulnerables y a las comunidades locales que los acogen. Hasta el momento han sido aprobados 161 programas por un importe total de unos 3.000 millones de euros para el Sahel y el lago Chad, el Cuerno de África y el norte de África.

Hellen Okoth, de catorce años, beneficiario del programa de apoyo de la UE al asentamiento de refugiados del norte de Uganda, habla de la trágica pérdida de sus padres. "Cuando los rebeldes llegaron a nuestro pueblo, comenzaron las peleas y mataron a todos nuestros padres", señala. Aunque nada puede aliviar el dolor de Hellen, la financiación de la UE y de sus socios es vital para él y muchos otros.

El programa financiado por el Fondo Fiduciario de la UE para África y sus socios tiene como objetivo global la reducción del riesgo de nuevos conflictos violentos y proporciona servicios básicos, como alimentación, agua y saneamiento, sin descuidar la mejora del nivel de educación.

También continúa su colaboración con el ACNUR en el marco del Grupo Conjunto de la UA, la UE y las Naciones Unidas, creado en paralelo a la Cumbre UA-UE en noviembre de 2017. La labor de la Unión Europea con el ACNUR ha permitido hasta ahora evacuar a más de 1.600 refugiados de Libia a Níger a través del mecanismo de tránsito de emergencia.

Además, la Unión Europea trabaja incansablemente para salvar vidas y apoyar a la población civil rohinyá y a las comunidades de acogida en Bangladesh y en el Estado Rakáin de Birmania/Myanmar. Los cerca de 700.000 civiles rohinyá que han tenido que huir al vecino Bangladés desde agosto de 2017 dependen en gran medida de la ayuda humanitaria. Con el apoyo de la Unión Europea, el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas suministra a los refugiados ayuda alimentaria de emergencia, como arroz, semillas y aceite vegetal.

©WFP/ Saikat_Mojumder

La alta representante y vicepresidenta Mogherini visitó el campamento de refugiados de Kutupalong de Cox’s Bazar el pasado mes de noviembre de 2017, donde reiteró el apoyo de la UE y animó a ambos países a llegar a una conclusión rápida de un acuerdo de repatriación bilateral con carácter de urgencia. Pocos días después de su visita a los Gobiernos de Birmania/Myanmar y Bangladesh firmaron un acuerdo bilateral de repatriación.

Bajo la dirección de la alta representante y vicepresidenta Mogherini se han logrado resultados significativos en cuanto a protección de las personas que huyen de la persecución y la guerra. En el caso de Yasmine, Hellen y muchos otros necesitados, la ayuda de la UE no solo les cambia la vida sino que se la salva. Según el Global Trends report de las Naciones Unidas, el número de refugiados en 2017 se elevó a 25,4 millones. Esto significa 2,9 millones más que en 2016, el mayor aumento que el ACNUR ha registrado en un año. La UE seguirá ocupándose de los más vulnerables de nuestra sociedad y también se comprometerá decididamente a alcanzar un Pacto Mundial sobre los Refugiados sólido, equilibrado e integrador, basado en la responsabilidad compartida y la solidaridad.

 

Main photo: United Nations

Secciones editoriales: