Delegación de la Unión Europea en Colombia

Colombia: consolidar la paz y seguir adelante

31/05/2018 - 13:41
News stories

«Seremos considerados héroes en todo el mundo, pero traidores por nuestro propio pueblo», afirmó el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en un acto sobre las negociaciones de paz en Colombia y su aplicación. La UE aprovechó la ocasión para anunciar una aportación adicional de 15 millones de euros para ayudar a la reinserción en la sociedad colombiana de antiguos combatientes de las FARC.

En la mañana del 31 de mayo tuvo lugar en el Palacio de Bellas Artes de Bruselas (BOZAR) el acto de alto nivel «Resolución de conflictos en el siglo XXI: el caso de Colombia». El acto reunió a varias figuras clave de las negociaciones de paz de Colombia, como Federica Mogherini, alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, y Juan Manuel Santos, presidente de Colombia. Analizaron la experiencia adquirida en las negociaciones de paz, la situación de la economía y el desarrollo de Colombia y la reconciliación social de las personas afectadas por el conflicto, en particular los niños.

En 2016, el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército Popular (FARC-EP) firmaron un acuerdo de paz. Se ponía fin así a cincuenta y dos años de enfrentamiento en el conflicto armado más largo, y uno de los más violentos, de América. El conflicto, en el que murieron más de 200 000 personas, desestabilizó el país y forzó a más de cinco millones de colombianos a desplazarse internamente. La firma del acuerdo de paz fue un logro importante no solo para Colombia, sino también para el conjunto de América Latina y el resto del mundo.

«Conocí niños que habían sido niños soldado durante el conflicto y que ahora, tras el acuerdo de paz, han vuelto a la escuela, donde pueden aprender y soñar con tener una familia, un trabajo, una vida social. Creo que esta es la verdadera razón por la que este proceso de paz es irreversible: porque beneficia al pueblo colombiano», afirmó Mogherini al recordar su implicación personal para ayudar a los niños colombianos que regresan a sus hogares tras la guerra.

 

La Unión Europea, junto con el resto de la comunidad internacional, participó de manera importante en las negociaciones del proceso de paz y desde entonces ha apoyado la aplicación del acuerdo de paz. La UE designó un representante especial de la UE para el proceso de paz y, a finales de 2016, puso en marcha el Fondo Fiduciario de la UE para Colombia. El Fondo Fiduciario apoya la reconstrucción del tejido social y económico del país y crea nuevas esperanzas para los ciudadanos de Colombia, sobre todo en las zonas rurales, que son las más afectadas por el conflicto.

Durante el acto, la alta representante Federica Mogherini subrayó la importancia de la reconciliación social, en particular en lo que respecta a los «niños soldado, que ahora vuelven a ir a la escuela y sueñan con un trabajo, una familia y una vida social». Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, añadió que el respeto y la confianza son fundamentales en el proceso de reconciliación. También destacó la importancia de la participación de la comunidad internacional en la consolidación de la paz y habló de la manera de hacer frente a los desafíos relacionados con el tráfico de drogas. Ambos señalaron que la consolidación de una paz duradera requiere desarrollo e inversión. La economía colombiana necesita fortalecerse, sobre todo en las zonas rurales, que se han visto especialmente perjudicadas por el conflicto. La UE presta su apoyo a la economía a través de inversiones, la coordinación de programas gubernamentales y la cooperación con inversores europeos y oportunidades de mercado. Gracias a ello, «Colombia es un país que sigue adelante», concluyó Mogherini.