Delegation of the European Union to Chile

Invertir para prevenir: con visión de futuro concluyó la IV Consulta Regional sobre Empresas y Derechos Humanos

06/09/2019 - 00:02
Summits

En el marco de la Consulta se celebró una ceremonia inaugural del proyecto CERALC, encabezada por el Jefe de Delegación Adjunto de la Unión Europea en Chile, Quentin Weiler, en compañía de representantes de ONU Derechos Humanos, OIT y OCDE.

 

Más de 230 personas provenientes de 12 países se congregaron en la Cuarta Consulta Regional para América Latina y el Caribe sobre Empresas y Derechos Humanos. El evento se realizó el 3 y 4 de septiembre en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en Santiago de Chile.

Durante las jornadas delegados estatales, directivos de empresas, asociaciones de trabajadores, organizaciones gremiales, grupos comunitarios, así como defensores de derechos humanos y medioambientales, líderes indígenas, académicos y organismos internacionales dialogaron sobre las acciones necesarias para promover el comportamiento empresarial responsable en la región.


Más de 50 expositores abordaron la responsabilidad de las empresas de respetar los derechos humanos, concretamente en prevenir, mitigar y remediar los impactos de sus operaciones y cadenas de suministro sobre las personas y el planeta.

La Consulta fue inaugurada por el Ministro de Justicia y Derechos Humanos de Chile, Hernán Larraín, el Secretario de la Comisión de la CEPAL, Luis Yáñez y la representante de ONU Derechos Humanos para América del Sur, Birgit Gerstenberg, quienes destacaron la consolidación de la Consulta como un espacio pionero en el mundo para la convergencia entre las partes interesadas en la materia.

 

La cuarta Consulta fue organizada por la Oficina para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y el Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre las Empresas y los Derechos Humanos. Por primera vez, la Consulta se realizó bajo el proyecto “Conducta Empresarial Responsable en América Latina y el Caribe” (CERALC), que ONU Derechos Humanos implementa junto a la Unión Europea, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

 

Alianzas para la conducta empresarial responsable


En el marco de la Consulta se celebró una ceremonia inaugural del proyecto CERALC, encabezada por el Jefe de Delegación Adjunto de la Unión Europea en Chile, Quentin Weiler, en compañía de representantes de ONU Derechos Humanos, OIT y OCDE.


En la ceremonia se destacó que, durante sus cuatro años de implementación, el proyecto CERALC buscará unir fuerzas entre distintos actores interesados para promover la conducta empresarial responsable en nueve países de la región. El proyecto apoyará en el desarrollo y/o implementación de los Planes de Acción Nacionales sobre empresas y derechos humanos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá y Perú.


“El proyecto releva que la Conducta Empresarial Responsable no solo deriva de normas nacionales e internacionales, sino que también es rentable para las empresas públicas y privadas, llevando a una disminución de costes y riesgos, atracción de inversores y apertura de nuevos mercados. Para los gobiernos favorece una mejor gestión, menores conflictos sociales y prevención de riesgo. En suma, un win win para todos”, declaró Weiler durante su participación.

 

Problemas compartidos, soluciones colectivas

Durante las discusiones, las y los participantes concordaron en la necesidad de generar alianzas inclusivas para abordar el tema de empresas y derechos humanos, en un mundo que plantea desafíos complejos. Ello en sintonía con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y su premisa de “no dejar a nadie atrás”.

La Consulta incluyó temas como el papel de las empresas frente al cambio climático; la debida diligencia corporativa en derechos humanos; la rendición de cuentas y la reparación; enfoque de género y la protección de defensores de derechos humanos. También se realizaron 12 eventos paralelos gestionados por distintas organizaciones, sobre temas como empresas estatales, derechos de los pueblos indígenas y los Principios Rectores de la ONU sobre empresas y derechos humanos.

A cargo del cierre de la Consulta estuvieron el miembro del Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos, Dante Pesce; la jefa de Unidad de Empresas Multinacionales y Fomento de las Actividades con las Empresas de la OIT, Githa Roelans; la jefa de la Unidad de Conducta Comercial Responsable de la OCDE, Cristina Tebar Less; y la Jefa del Equipo Regional del Servicio de Instrumentos de Política Exterior de la Unión Europea, Maria Rosa Sabbatelli.

En la ocasión se destacaron los aprendizajes, así como el diálogo franco y real que se logró durante la Consulta, entre actores cruciales para el tema pero que no siempre están familiarizados con los estándares de derechos humanos. También se hizo hincapié en temas como acceso a la justicia y a remedios, así como en la necesidad de que los Estados y las empresas inviertan en la prevención de los efectos perniciosos de las actividades empresariales en los derechos humanos.

Además, se coincidió en el valor de los marcos normativos y regulatorios existentes a nivel internacional, regional y nacional, pero que urge avanzar con visión de futuro en acciones concretas para la implementación de estos estándares en la defensa de los derechos humanos.

Los resultados recogidos en la IV Consulta para América Latina y el Caribe se integrarán al octavo Foro de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos, evento global que se celebrará a fines de noviembre en Ginebra, Suiza.

Se anunció, además, que la Quinta Consulta Regional sobre Empresas y Derechos Humanos tenga lugar el 8 y 9 de septiembre de 2020.

 

CONTEXTO. La Consulta Regional para América Latina y el Caribe sobre Empresas y Derechos Humanos es una reunión anual que busca propiciar acciones para que las empresas contribuyan al desarrollo económico y social a través de la creación de empleo, el desarrollo de habilidades y la tecnología, así como la provisión de bienes y servicios; al tiempo que prevengan, mitiguen y remedien los impactos adversos sobre las personas, el medio ambiente y la sociedad. En su cuarta versión, este año la discusión se centró en las acciones para fomentar una conducta empresarial responsable: https://acnudh.org/en-santiago-encuentro-promueve-conducta-empresarial-responsable-y-derechos-humanos-en-america-latina-y-el-caribe/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

רובריקות: