Delegación de la Unión Europea en Chile

Declaración de la Alta Representante, Federica Mogherini, en nombre de la UE, con motivo del Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura, el 26 de junio de 2018

Bruxelles, 26/06/2018 - 18:44, UNIQUE ID: 180626_19
Statements by the HR/VP

Con motivo del Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura, la Unión Europea reitera una vez más su más firme compromiso con la prevención, la condena y la erradicación de todas las formas de tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. A pesar de que la tortura está totalmente prohibida en el Derecho internacional, sigue siendo practicada en todo el mundo, ya sea de manera aislada o sistemática, revistiendo diversas formas. La tortura puede estar dirigida a todas las personas, ya sean hombres, mujeres o niños. La tortura es un delito inexcusable por el que debe perseguirse y llevarse ante la justicia a cualquier persona que lo cometa.

Seguiremos empleando todos nuestros medios para proteger a todas las personas que han estado y siguen estando expuestas a esta odiosa violación de los derechos humanos, y seguiremos estando al lado de todos aquellos que, con gran valentía, luchan contra este delito a través de la sensibilización, la participación en organizaciones de la sociedad civil o el apoyo a las víctimas.

La lucha contra la tortura y otros malos tratos está consagrada en los Tratados de la Unión Europea y la Carta de los Derechos Fundamentales y es un ámbito prioritario clave del Plan de Acción de la UE para los Derechos Humanos y la Democracia para el período 2015-2019.

Aplicamos un enfoque global para la erradicación de la tortura, incluida la prohibición, la prevención y la lucha contra la impunidad, así como la reparación para las víctimas, gracias a una combinación de diálogos políticos y sobre derechos humanos, actividades de sensibilización y asistencia financiera, en especial el Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos y nuestras políticas de ayuda al desarrollo. La UE también promueve la necesidad de salvaguardias para prevenir la tortura en todas sus formas y ayudar a las personas en situaciones más vulnerables, especialmente en el contexto de la lucha contra el terrorismo, la gestión de crisis y la migración.

El papel de los mecanismos internacionales y regionales, así como el importante papel de las instituciones nacionales de derechos humanos y los mecanismos nacionales de prevención, son fundamentales para erradicar la tortura. La UE apoya financieramente la importante labor que se lleva a cabo en varios países de todo el mundo. La creación de mecanismos nacionales de prevención independientes puede promover un seguimiento y un diálogo permanentes y, con ello, lograr cambios significativos en la prevención de la tortura.

La erradicación de la tortura solo puede lograrse con un esfuerzo a nivel mundial, aunando fuerzas, elaborando estrategias comunes y realizando acciones conjuntas. Un compromiso continuo con nuestros socios a nivel regional y multilateral, junto con la sociedad civil, es crucial para avanzar.

La puesta en marcha de la «Alianza Mundial para el Comercio sin Tortura» en septiembre de 2017, por ejemplo, reitera el compromiso de la UE con la prohibición total de la tortura, la pena capital u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. Esta iniciativa común, desarrollada en colaboración con Argentina y Mongolia, es un esfuerzo global de países que se comprometen a adoptar medidas efectivas para prevenir, restringir y prohibir el comercio de tales mercancías.

En este día especial, la UE reitera su llamamiento en favor de una amplia ratificación y aplicación efectiva de la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura y su Protocolo Facultativo, y acoge con satisfacción su reciente ratificación por Afganistán, Australia, Madagascar y Sri Lanka, así como la ratificación palestina.

En un año en el que se celebra el 70.º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Unión Europea recuerda que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos. Guiada por sus principios fundacionales basados en la universalidad e indivisibilidad de los derechos humanos, el Estado de Derecho y el respeto de las libertades fundamentales y de la dignidad humana, la UE continuará esforzándose por prevenir y erradicar la tortura en todo el mundo y por reparar los daños causados a las víctimas y los supervivientes de la tortura.

Secciones editoriales: