Delegación de la Unión Europea en Chile

Declaración de la alta representante y vicepresidenta Federica Mogherini con ocasión del Día Internacional de la Democracia

Hoy celebramos el Día Internacional de la Democracia. Para la Unión Europea y los Estados miembros, este día brinda la oportunidad de celebrar más de 60 años de paz, estabilidad, solidaridad y desarrollo económico que se sustentan en los principios democráticos, los derechos y las libertades fundamentales y el Estado de Derecho. Y estamos orgullosos de estos logros.

Al mismo tiempo, la democracia es un proceso continuo que debe cultivarse con esmero. Nuestras democracias no siempre son perfectas. Pero ahí radica la esencia de la democracia: ser conscientes de las deficiencias y asumir que nunca hay que dar todo por conseguido, sino que es necesaria una atención constante y una actitud crítica y vigilante. Tenemos que seguir mejorando la gobernanza democrática y darle forma desde la base, con la participación de todos los ciudadanos. Solo así podremos hacer frente a los retos de nuestra época, en la que los acontecimientos mundiales y la imprevisibilidad institucional están poniendo a prueba la visión de la Unión como un espacio libre y abierto.

La Unión Europea mantiene su compromiso con las reformas democráticas de países de nuestro entorno o más alejados, colaborando con sus gobiernos y la sociedad civil en el marco de una asociación auténtica y abierta. Sigue siendo un actor mundial de primera línea en el despliegue de misiones de observación de elecciones, para lo que destina cada año 45 millones de euros, así como en el suministro de asistencia electoral, financiando proyectos de más de 180 millones de euros en 39 países socios en los últimos tres años. Desde el pasado año hasta la fecha, la Unión Europea ha desplegado 10 misiones de observación de elecciones y 18 misiones de expertos en materia electoral en todos los continentes, exceptuando la región de la OSCE.

Apoyar la democracia supone asimismo invertir en la seguridad de la Unión y de nuestros ciudadanos. La Estrategia Global sobre Política Exterior y de Seguridad de la Unión Europea es la confirmación de que invertimos en la visión europea de la defensa de un orden mundial basado en normas a través de la consolidación de la democracia y de sus valores.

La democracia está estrechamente ligada a la búsqueda de la paz, la justicia social y el respeto de la dignidad de la persona en todo el mundo. Y la Unión Europea seguirá fomentando los principios democráticos tanto internamente como a nivel internacional.  Solo de esta manera podemos proseguir la labor de nuestros padres fundadores en favor de Europa.

Languages:
Secciones editoriales: