Delegación de la Unión Europea en Chile

La Unión Europea apoya a los caminantes venezolanos en su paso por Chile

Brussels, 25/06/2021 - 17:31, UNIQUE ID: 210625_45
Press releases

La Unión Europea acaba de destinar 200 000 euros (177 millones de pesos chilenos) para brindar ayuda humanitaria de emergencia a los refugiados, solicitantes asilo y migrantes venezolanos en su paso por Chile.

Las actividades beneficiarán a unas 34,000 personas vulnerables, entre ellas familias con niños, menores no acompañados y separados, y mujeres que viajan solas. Las operaciones humanitarias se desarrollarán principalmente en el norte del país, en la triple-frontera andina (Bolivia, Perú y Chile), una región con áreas que se encuentran a unos 3.600 metros de altura y donde las temperaturas pueden bajar a -8°C y en general uno de los lugares más inhóspitos del planeta en el cual la presencia de actores humanitarios es mínima o casi inexistente.

Los fondos han sido movilizados por la Dirección General de Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria Europeas y serán implementados por la Cruz Roja chilena y la Federación Internacional de Cruz Roja y la Medialuna Roja (FICR).

La respuesta humanitaria tendrá una duración de seis meses y responderá a las necesidades humanitarias más urgentes en términos de protección e información, atención médica primaria, primer auxilio psicológico, acceso a agua segura y saneamiento para mitigar los riesgos vinculados con las condiciones climáticas extremas, separaciones familiares, violencia de género y explotación sexual.

Chile es el tercer país de acogida de desplazados forzados venezolanos en América Latina. En octubre de 2020, las autoridades registraron un promedio de 200 entradas diarias a través de la ciudad fronteriza de Colchane, una pequeña comuna de 1 728 habitantes. Sin embargo, en el 2021 el ingreso por este paso ha crecido de manera exponencial llegando a una estimación de 500 personas por día y alcanzando un pico en la primera semana de febrero, cuando 1 600 personas ingresaron de manera irregular, lo que generó un estrés sustancial en los residentes y autoridades de Colchane y de la región de Tarapacá debido a la falta de preparación de las infraestructuras y de los servicios para atender a la sobrepoblación, además en contexto de pandemia Covid-19.

Los caminantes venezolanos ingresan a territorio chileno por pasos fronterizos irregulares, exponiéndose a riesgos aún mayores que incluyen: trata y tráfico de personas, explotación sexual, abuso y violencia de género, agotamiento por el calor excesivo durante el día y las bajas temperaturas durante la noche, y un acceso limitado a alimentos, agua potable y servicios de salud primaria, incluidos los servicios relacionados con la prevención y el tratamiento de COVID-19.

 

Secciones editoriales: