Delegation of the European Union to Armenia

Liderazgo femenino, clave para alcanzar un mundo igualitario

México, 08/03/2021 - 00:00, UNIQUE ID: 210311_24
Op-Eds

Artículo de Opinión firmado por Päivi Pohjanheimo, Embajadora de Finlandia en México, y Jean-Pierre Bou, Encargado de Negocios a.i. de la Delegación de la Unión Europea en México, en conjunto con los Embajadores de los Países miembros de la Unión Europea acreditados en México. Publicado en El Universal.

“La igualdad de género es un principio fundamental de la Unión Europea. Sin embargo, no es aún una realidad en nuestra sociedad. Las mujeres no han desarrollado aún plenamente su potencial. Su camino está sembrado de numerosos obstáculos y siguen siendo objeto de violencia, estereotipos y discursos de odio de carácter sexista”. Con estas palabras, la Comisión Europea, presidida por primera vez por una mujer —Ursula von der Leyen—, reconoció los retos que las mujeres siguen enfrentando en Europa y más allá.

En pleno 2021, mujeres competentes y calificadas continúan enfrentando obstáculos en su participación en la vida pública. A nivel mundial, mujeres en posiciones de toma de decisión y liderazgo son todavía una excepción. Eso ocurre en todos los sectores de la sociedad, especialmente en los puestos de más alto nivel en el ámbito político y de negocios. Desde la Unión Europea fomentamos el liderazgo femenino, con la firme convicción de que sólo así podremos construir un mundo más justo y equitativo.

La pandemia de Covid-19 ha impactado de manera especial a mujeres y a niñas. En México, como en otros países, la crisis sanitaria y económica ha ampliado la brecha de desigualdad y aumentado la violencia en contra de las mujeres.

El problema de los feminicidios no puede quedar sin mencionar. La Unión Europea se complace en contribuir a la búsqueda de soluciones junto con México a través de iniciativas como Spotlight.

De igual forma, copatrocinamos, junto con México, la Resolución sobre el Papel de las Mujeres y Niñas en la Respuesta al Covid-19 en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas, para alertar sobre el rol fundamental que ellas han de desempeñar en los procesos de decisión para la respuesta a la pandemia.

Es momento de comenzar la recuperación pospandemia y construir sociedades más resistentes, inclusivas y justas bajo el lema “Reconstruyamos de una mejor manera”. La única forma de obtener resultados plenamente democráticos, sostenibles e igualitarios es mediante la participación activa de todas y todos. Abordar los desafíos más grandes de esta época se hace con toda la población activa, no sólo con la mitad.

Además de la Comisión Europea, hoy es alentador ver más mujeres en posiciones influyentes en instituciones como el Banco Central Europeo, la Organización Mundial del Comercio y el Fondo Monetario Internacional. Pero aún hay camino por delante para que el nombramiento de mujeres como Presidentas, Primeras Ministras o Directoras Generales de las empresas más grandes ya no sea noticia.

De acuerdo con diversos estudios, la participación de la mujer en todos los niveles de la sociedad, incluyendo en posiciones de liderazgo, no sólo mejora el desempeño de las empresas, sino también la cultura y las condiciones de trabajo. En otras palabras, la diversidad y la igualdad de género son buenas para los negocios y la economía.

El progreso en la representación política aún es lento, pero hay avances. En 2005 sólo ocho países eran liderados por una mujer; actualmente son 21, más de la mitad en Europa y casi todos los gobiernos de los países nórdicos están encabezados por una mujer.

En cuanto a la paridad de género en los gabinetes de ministros, Europa y las Américas son líderes.

Es importante subrayar los logros alcanzados por México en los últimos años: alcanzó la paridad de género en el Congreso y la reforma constitucional del 6 de junio de 2019 da paso a que todos los cargos de decisión en los tres poderes sean ejercidos al 50% por mujeres. Las elecciones del próximo 6 de junio serán una prueba importante para mostrar el alcance de esta reforma.

La Unión Europea trabaja activamente, de la mano de socios como México, para promover la igualdad de género y luchar contra la violencia contra las mujeres en el país. Celebramos el esfuerzo que México está mostrando en la materia con su política exterior feminista y como co-organizador, junto con Francia, del Foro Generación Igualdad.

Pensar que ciertas posiciones en la sociedad están fuera del alcance de mujeres es ya un mito del pasado. La representación de las mujeres en todas las posiciones de la sociedad, incluyendo las más influyentes, está en aumento. Un futuro sostenible es también un futuro incluyente. Todos los integrantes de la sociedad, mujeres como hombres, debemos participar en la construcción de un futuro igualitario.

Leer artículo en El Universal.

Editorial Sections: