Delegation of the European Union to Armenia

Agricultura Familiar sensible a la nutrición es pieza clave para el combate a la desnutrición en Guatemala

Bruxelles, 11/10/2018 - 06:32, UNIQUE ID: 181011_1
Local Statements

Guatemala, 10 de octubre de 2018. Con el objetivo de resaltar el aporte de la agricultura familiar a la lucha contra la malnutrición en Guatemala se llevó a cabo un conversatorio entre autoridades de Gobierno, Congreso y sociedad civil.

Un alto porcentaje de los alimentos que llegan a la mesa de los guatemaltecos son producidos por agricultores familiares. Por tanto, este sector se vuelve una pieza clave para la seguridad alimentaria y nutricional y para reducir los índices de desnutrición crónica” indicó durante la actividad Diego Recalde, Representante de la FAO en Guatemala. 

En América Latina y el Caribe, la FAO calcula que entre el 50% y el 80% de los alimentos que son consumidos por las poblaciones urbanas y rurales son producidos por la agricultura familiar. En Guatemala, seis de cada 10 guatemaltecos viven en áreas rurales, y la mayoría se dedica a labores y actividades relacionadas con la agricultura. A pesar que este sector de la población produce los alimentos, paradójicamente son quienes más padecen de hambre y malnutrición. 

A menudo se asocia la prevención de la desnutrición crónica y las acciones de la Ventana de los Mil Días al sector de salud; sin embargo, la evidencia generada en los últimos años subraya la necesidad de abordar la desnutrición con un enfoque multisectorial, mediante acciones indirectas de diferentes sectores que acompañen a las intervenciones específicas del sector salud” indicó José Valls, Oficial de políticas del  Programa “Impacto, Resiliencia, Sostenibilidad y Transformación de la Seguridad Alimentaria y Nutricional" (FIRST, por sus siglas en inglés)”. 

Es vital que estas acciones partan de las necesidades alimentarias y nutricionales en esta franja de edad, para asegurar su impacto en la prevención de la desnutrición crónica y otras formas de malnutrición. Según The Lancet, 2013, las acciones sensibles a la nutrición en sectores diferentes a salud tienen el potencial de reducir el 80 % de la carga del retraso en crecimiento.

La adecuada nutrición constituye el objetivo general de las principales políticas públicas relacionadas con la seguridad alimentaria y nutricional en Guatemala, como es el caso del Programa de Agricultura Familiar para el Fortalecimiento de la Economía Campesina (PAFFEC), apoyado por la FAO y la Unión Europea, que busca garantizar la producción de alimentos y dinamizar las economías locales mediante el fortalecimiento de las capacidades productivas de las familias campesinas. 

La Unión Europea apoya a la agricultura familiar por medio del FIRST y de otros programas. Este sector es una pieza clave para la reducción de la desnutrición crónica en Guatemala donde las cifras se elevan a un promedio de cinco de cada diez niños menores de cinco años presentan este tipo de malnutrición” indicó Beatrice Bussi, Jefa adjunta de Cooperación de la Unión Europea en Guatemala. 

La Unión Europea está fuertemente comprometida en el sector de la seguridad alimentaria y nutricional y la agricultura sostenible en cinco países de América Latina, a través del Proyecto FIRST, y el PAFFEC para empujar la implementación concreta de políticas de seguridad alimentaria y nutricional y agricultura familiar” indicó, Stefano Gatto, Embajador de la Unión Europea en Guatemala.

Una década dedicada a la agricultura familiar

Además, durante la actividad se lanzó el Decenio de la Agricultura Familiar que se desarrollará a partir de enero de 2019 hasta diciembre de 2028 (2019-2028). Esta década estará dedicada a centrar los esfuerzos para fortalecer la seguridad alimentaria y nutricional de la población rural, mayormente dedicada a actividades agrícolas, pesqueras o a la forestería. 

Más del 90 por ciento de los 570 millones de explotaciones agrícolas en el mundo están administradas por un individuo o una familia y dependen principalmente de la mano de obra familiar. 

Durante este decenio, se llamará la atención e inversión de las políticas a enfocarse no solo en aumentar rendimientos e ingresos, sino también en un conjunto más complejo de objetivos, incluyendo garantizar derechos sobre recursos naturales, como tierra, agua y semillas, mejorar mercados inclusivos, la adaptación al cambio climático y el empleo rural decente, además de herramientas apropiadas de gestión de riesgos y programas de protección social.

En Guatemala, la FAO, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) apoyen la implementación del Decenio de la Agricultura Familiar, señalando que cada vez más países están haciendo progresos importantes para desarrollar políticas públicas a favor de la agricultura familiar.

Editorial Sections: